Category Archives: ES38

Los verdaderos ganadores con la reforma energética en PEMEX

Por Francisco Javier Gálvez Cortés.

Boletín Digital ES38

Tan fácil como eso

El Fondo nunca ha sido Forma.

En textos anteriores, publicados por El Socialista, ya se han analizado la Historia de las reformas en PEMEX y el contexto político actual de tal discusión. Pero lo anterior es la forma en que se ha manejado PEMEX, ahora es necesario mostrar el fondo; es decir, quiénes están detrás de las reformas, que no son ni Peña Nieto con su propuesta, ni AMLO con sus contradicciones inherentes, y mucho menos Cuauhtémoc Cárdenas, el cual ha tratado de aprovechar la coyuntura para apoderarse nuevamente del PRD. Los actores políticos, en el contexto del sistema capitalista, no son más que comparsas ridículas de los verdaderos poderes fácticos: las grandes empresas transnacionales, a las cuales no les importa la población, si no es para esclavizarla, robándole el producto de su trabajo y sus recursos naturales.

Los yacimientos petroleros como activos empresariales.

Es conveniente señalar que si bien Peña Nieto pretende presentarnos una iniciativa que no se muestre tan agresiva, en el fondo es privatizadora por que modificaría los artículos 26, 27 y 28 de nuestra Constitución. Peña Nieto no se puede arriesgar a mostrarse abiertamente por la venta de las reservas petrolíferas porque, políticamente, se desgastaría más de lo que ya está. La propuesta peñista es, básicamente, la siguiente: 1) contratos eficientes para la exploración y extracción, celebrados con el Ejecutivo Federal, y 2) participación de terceros (privados) en toda la cadena de valor de los hidrocarburos. Se mantiene la prohibición de otorgar concesiones a los particulares, (pero) plantea el otorgamiento de contratos (de utilidad compartida) en las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, (y de) permisos (en lo relativo a) refinación, transporte, almacenamiento y distribución. Al efecto, las reformas consisten en eliminar la prohibición constitucional de que el Estado celebre contratos para la explotación de hidrocarburos.[1] En realidad, las actividades que se están proponiendo en este texto, se han estado llevando a cabo desde 1996, cuando se aprobaron los sistemas de inversión llamados Pidiregas, que permiten a la iniciativa privada invertir, en rubros secundarios, en PEMEX y en CFE, recibiendo una ganancia por ello, como pago por el apoyo que siempre habían brindado al PRI la iniciativa privada.

Pero las empresas ya no desean compartir las ganancias, sino ser dueñas absolutas de PEMEX. Lo que pretenden es apropiarse de la fuente de la riqueza: 1) los medios de producción y 2) los recursos naturales con los cuáles se produce tal riqueza, dejando a la clase trabajadora únicamente con su fuerza de trabajo, la que tienen que vender a precios muy bajos para mal comer. Hasta ahora PEMEX sólo ha compartido las ganancias en los medios de producción (como el procesamiento de gas natural, el transporte, almacenamiento, distribución y comercialización de dichos producto y ahora se busca agregar la refinación), pero el recurso natural, los yacimientos petrolíferos, siguen siendo de la nación, (cuestión diferente es la enorme corrupción del gobierno). La propuesta de Peña Nieto sigue por el derrotero de sólo concesionar los medios de producción, pero las empresas desean comprar los yacimientos petroleros y convertirlos en Activos de las empresas privadas, con lo cual se vendería la gallina de los huevos de oro.

Las empresas petroleras estadunidenses y otras trasnacionales, como son Chevron y Exxon Mobil, evalúan la invitación a participar en el sector energético mexicano con base a los detalles de los contratos ofrecidos, sobre todo si proponen la posibilidad de incluir en sus estados contables las reservas bajo explotación, y no sólo las utilidades a compartir, señaló Rex Tillerson, ejecutivo en jefe de Exxon Mobil, en Dallas.[2] Lo que pretenden las empresas, no es compartir las utilidades, sino incluir, en sus reservas contables, los yacimientos de petróleo. Ante esto, Emilio Lozoya, director general de PEMEX, declaró que no se asentarán en los contratos de PEMEX la posibilidad de registrar las reservas de petróleo como reservas contables de sus socios norteamericanos. En respuesta, Jorge Piñón, ex presidente de Amoco Oil América Latina, expresó estar extremadamente cauteloso sobre esto, en referencia a los términos específicos de los contratos, ya que los empresarios no quieren cometer los mismos errores del pasado, cuando negociaron las ganancias petroleras con Venezuela, pero al final Hugo Chávez se quedó con la mayor parte de las ganancias, con la empresa y con las reservas. Las empresas extranjeras, comentó Piñón en entrevista con New York Times, desean estar seguras de que los contratos para compartir utilidades serán lucrativos antes de invertir en México.[3]

La situación descrita se asemeja a lo siguiente: imaginemos que yo tengo casa propia, y rento la mayor parte de ella a una persona para que ponga una carpintería, la cual produce ganancias, que el arrendatario compartirá conmigo. Pero de buenas a primeras, el arrendatario registra como parte de sus activos, -ante la Secretaria de Hacienda-, la bodega que yo le renté. Esta situación hace que la bodega forme parte de la empresa que el carpintero tiene, y entonces ya no me pertenecería del todo, y el carpintero tendría la posibilidad de comprarme el espacio rentado en favor de la empresa. Una vez que me despojaran de la mayor parte de mi casa, sólo me quedaría un pequeño lugar para cocinar y dormir, y me convendría más convertirme en obrero de mi antiguo socio. Eso es exactamente lo que pretenden los empresarios extranjeros: despojarnos de la propiedad de los yacimientos petrolíferos.

Lo peor es que las autoridades dicen una cosa aquí, en México, y otra en Estados Unidos. La reportera Dolia Estevez, en entrevista con Carmen Aristegui, del día 27 de Agosto, (http://www.noticiasmvs.com/#!/emisiones/primera-emision-con-carmen-aristegui), señaló que tanto Emilio Lozoya, como Peña Nieto, están negociando extraoficialmente la posibilidad de que las empresas que se asocien con PEMEX, tengan la posibilidad de registrar las reservas petroleras como activos de esos consorcios extranjeros: nuestro suelo y subsuelo ya no nos pertenecería, sino que estaríamos viviendo como extranjeros en nuestra propia tierra.

Hablando de lame-suelas…

Mientras, -supuestamente-, Lozoya y Peña Nieto negociaban en estados Unidos las mejores condiciones para los contratos con PEMEX, esta empresa ya está ofertándose al mejor postor al través de la red Internet. En el sitio www.ri.pemex.com/files/content/Pemex_Outlook_e_130801.pdf. Pemex dice estar abierto a ofertas dentro del marco de la reforma energética, que estaría impulsando Peña Nieto; la cuestión es que la reforma no ha sido aprobada aún. Es decir que ya tienen todo amarrado, desde las votaciones en las cámaras de senadores y diputados, como los negocios con empresas extranjeras.

Por su parte, El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp), dijo que no hemos explotado la riqueza petrolera de manera eficiente, por lo cual veía favorable su privatización, aparte de ampliar la base de contribuyentes; o sea que se da a entender el aumento del IVA a 19%, o ponerle el 15% a medicinas y alimentos.[4] Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana, Coparmex, señaló que ya inició acercamientos con las trasnacionales Schlumberger y Halliburton para diseñar esquemas de certificación que permitan a pequeñas y medianas empresas nacionales convertirse en proveedoras en caso de que se apruebe la reforma energética.[5] La Coparmex quiere arriesgar lo mínimo, sin invertir, y sólo servir como gatos de Chevron o Exxon Mobil.

Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, el principal grupo financiero del país, optó por la privatización total de PEMEX, como ya lo propusieron las empresas norteamericanas. Dijo que si no es una reforma constitucional, que permita la inversión privada o asociaciones de particulares con Pemex, no será entonces una reforma deseable. Si la reforma al sector energético es aprobada e incluye cambios a la Constitución para permitir la inversión privada en áreas en las que ahora sólo puede involucrarse PEMEX su impacto en el crecimiento será positivo, de 0.4 puntos en el PIB potencial.[6]

Los que ya se están alistando.

Contratado por PEMEX, el Barco Alizé, propiedad de la Compañía General de Geofísica-Veritas (CGGVeritas), de capital francés, busca yacimientos de gas y aceite en 2 mil 492 kilómetros cuadrados, en aguas nacionales del Golfo de México, entre los municipios de Veracruz, Boca del Río, Alvarado y Coatzacoalcos.[7]

Es necesaria una estrategia de masas contra la reforma energética de PEMEX, porque lo único que buscan Peña Nieto y sus cómplices, es que nos convirtamos en esclavos de las empresas transnacionales. Si se llega a concretar la reforma energética, volver a quitarles a PEMEX será mucho más difícil que en el pasado.

 


[1] La Jornada. 26 de agosto. Artículo de David Márquez Ayala.

[2] La Jornada. 22 de agosto.

[3] La jornada. 19 de agosto.

[4] La Jornada. 14 de agosto de 2013.

[5] La Jornada. 22 de agosto de 2013.

[6] La Jornada. 9 de agosto de 2013.

[7] La Jornada. 17 de agosto de 2013.

Published by:

Los “ultras” vistos por Lenin y Trotsky

Boletín Digital ES38

Bolche

Estamos en Moscú en 1920. La revolución socialista, encabezada por el partido bolchevique, vive momentos heroicos. Los “soviets” o consejos de obreros, campesinos, colonos y soldados funcionan y ejercen democráticamente el poder sobre el  pueblo, aunque en forma dictatorial contra la burguesía.

La revolución suscita un enorme entusiasmo mundial entre los trabajadores y los jóvenes. Por todos lados surgen luchadores que abrazan la causa del socialismo. Algunos de estos nuevos militantes revolucionarios se conducen con más ardor que inteligencia, con más voluntad e impaciencia que con políticas basadas en un análisis y conocimiento científico e histórico. Padecen de una “enfermedad infantil”, el “izquierdismo”. Son los desatinados y clásicos “ultras”. Sobre este fenómeno Lenin escribió por esas fechas lo siguiente…

Saber atacar y saber replegarse

Es imprescindible conocer la historia del bolchevismo les decía Lenin a los “ultras”. Hubo una etapa de revolcuión, de 1905 a 1907. Luego  vino la contraofensiva del zarismo, durante los años 1907 a 1910. Decía Lenin que en política revolucionaria es tan importante saber desplegar la ofensiva como saber cuándo replegarse. “los partidos revolucionarios deben completar su instrucción. Han aprendido a desplegar la ofensiva. Ahora deben comprender que esta ciencia hay que completarla con la de saber replegarse acertadamente. Hay que entender –y la clase revolucionaria aprende a comprenderlo por su propia y amarga experiencia- que no se puede triunfar sin saber atacar y replegarse con acierto. De todos los partidos revolucionarios y de oposición derrotados, fueron los bolcheviques los que se replegaron con mayor orden, con menos quebranto de su ‘ejército’ y conservando mejor su núcleo; con las escisiones menos profundas e irreparables, con menos desmoralización y con mayor capacidad para reanudar la acción de un modo más amplio, acertado y enérgico. Y si los bolcheviques obtuvieron ese resultado fue exclusivamente porque desenmascararon y expulsaron sin piedad a los revolucionarios de palabra, obstinados en no querer comprender que es necesario replegarse, que es preciso saber replegarse…”

Añadía que una de las características de los “ultras” consiste en que “no podían comprender la necesidad de tener en cuenta con estricta objetividad las fuerzas de clase y sus relaciones mutuas antes de emprender cualquier acción política”…

El lema predilecto de los “ultras”: ¡Ningún compromiso!

Para terminar la guerra de Rusia con Alemania, el nuevo Estado Soviético se vio obligado, en 1918, a firmar una paz en condiciones extremadamente desventajosas, concediendo enormes porciones de la nueva República, prácticamente toda Ucrania. La compleja tarea de negociar con el Káiser le fue encomendada a León Trotsky, nombrado Comisionado de Relaciones Exteriores.

Dentro del partido bolchevique se formó un grupo, “los bolcheviques de izquierda”, en contra de firmar la llamada Paz de Brest Livostk, la población donde se signó dicho acuerdo. A este sector de bolcheviques “les parecía que la Paz de Brest era un compromiso con los imperialistas, inaceptable por principio y funesto para el partido del proletariado. Se trataba -reconocía Lenin- de un compromiso con los imperialistas; pero precisamente de un compromiso de tal género que era obligatorio en tales circunstancias.”

“Figuraos que el automóvil en que viajas es detenido por unos bandidos armados. Les dais el dinero y el automóvil. Más a cambio de ello, os veis libres de la agradable vecindad de los bandidos. Se trata, sin duda, de un compromiso. Pero difícilmente se encontraría un hombre cuerdo que declarase tal compromiso ‘inadmisible desde el punto de vista de los principios’ o que calificase a quienes lo han concertado de cómplice de los bandidos. Nuestro compromiso con los bandidos del imperialismo alemán fue análogo a éste.”

“Rechazar los compromisos ‘por principios’, negar la legitimidad de todo compromiso en general, cualquiera que sea, constituye una puerilidad que hasta resulta difícil tomar en serio”, remató Lenin.

Los “ultras” se negaban a participar en sindicatos reaccionarios y en las instancias burguesas

Estos izquierdistas también se negaban a intervenir en procesos electorales y a participar en los parlamentos burgueses. Un partido revolucionario, decía Lenin,  debe saber utilizar esos procesos y esas instancias para difundir la causa socialista.  Nuestros modernos “ultras” fieles a su pasado declaran de manera hipócrita ser anti partidos y estar en contra de los procesos electorales, pero como buenos oportunistas que son corren un día atrás del PRD y al siguiente atrás de López Obrador, aun cuando ambos establezcan alianzas con el PAN o el PRI. Todo con el solo objetivo de hacerse de huesos o mantener sus cuotas dentro del poder estatal, aun cuando en ello se vaya a la basura la suerte del magisterio.

Published by:

RESULTADOS DE LAS NEGOCIACIONES ENTABLADAS ENTRE LA SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN, LA SEP, EL GOBIERNO DE OAXACA Y EL SNTE, CON LA COMISIÓN NEGOCIADORA AMPLIADA DE LA SEC. XXII

Boletín Digital ES38

330932

En días pasados el movimiento magisterial de la sección 22 entabló una negociación con el gobierno federal, para tal efecto conformó una Comisión Negociadora Ampliada que fue electa por la base de maestros que sostienen el plantón debido a la desconfianza existente hacia los dirigentes, y su función fue negociar las demandas de la sección de carácter estatal.

La mesa de negociación con Gobernación para abordar estas demandas contó con el aval y acuerdo expresos de la Asamblea Estatal del 13 de septiembre, en sus puntos 19 y 20. (1)

Fruto de esas negociaciones el magisterio oaxaqueño obtuvo importantes resultados para el sector y que se pueden sintetizar, los más importantes, de la siguiente manera:

  1. Se basificará a 1,500 maestros que actualmente están bajo el régimen de honorarios.
  2. Respecto al PTEO, el Gobierno de Oaxaca hace suyo el proyecto de la sección XXII y se compromete a entregarlo en esta condición a la Subsecretaría de Educación Básica de la SEP. Para darle concreción al proyecto pedagógico, el Gobierno del Estado se comprometió a entregar 15 millones de pesos y el Gobierno federal 30 millones, para integrar una suma total de 45 millones de pesos en su primera fase.
  3. El Gobierno del Estado instalará en este mes de septiembre de 2013 la Comisión de la Verdad para investigar los crímenes del ex gobernador Ulises Ruiz del año 2006.
  4. Para fortalecer a las Escuelas Normales se destinará la cantidad de 100 millones de pesos.
  5. El Gobierno del Estado de Oaxaca se comprometió a respetar los acuerdos políticos suscritos anteriormente, que incluyen las conquistas laborales y otras que se tienen como gremio.
  6. El CEN del SNTE incrementará en un 100% la ministración de recursos económicos para la sección 22 con el compromiso de revisar la contrapropuesta presentada por la sección para que se incrementen en un 300%. El CEN del SNTE pagará la reconstrucción y remodelación de los inmuebles, iniciando esos trabajos en septiembre de 2013.

Todos estos acuerdos fueron minutados y firmados y la Comisión Negociadora entregó copia facsimilar de ellos a los secretarios generales delegacionales, para que informaran a las bases de la sección 22. Estos resultados no constituyen ningún condicionamiento para el levantamiento del plantón ni tampoco contravienen la demanda central.

(1) El acta de esta asamblea estatal reza en su punto 19: “avala la agenda de trabajo que suscribió la SEGOB, el Gobierno del Estado con los integrantes de la Comisión Política y la Comisión Negociadora Ampliada de la Sección 22 con la finalidad de que las respuestas se consoliden en las mesas establecidas se exija respuestas satisfactorias a nuestros planteamientos.” Y en su punto 20, dice: acuerda “continuar con la mesa de negociación con el Gobierno federal, el gobierno del Estado y el secretario general del CEN del SNTE para mejorar las respuestas.”

Published by:
%d personas les gusta esto: