Todos los posts en ES41

Catar: trabajo forzado de migrantes, modernas formas de esclavitud

Qatar

Catar es uno de los países más ricos del mundo. Su exitosa industria de construcción se debe a la decisión de FIFA de aceptar a este país como anfitrión de la Copa Mundial de fútbol del 2022. Pero mientras se discuten las consecuencias para los jugadores de ir a un país con un calor tan extremo, una gran cantidad de trabajadores migrantes de Nepal está muriendo en los sitios de construcción.

Este verano, han mandado los cadáveres de los muertos hasta sus familias en Nepal. A pesar de garantías de los organizadores de la Copa Mundial que los derechos de los trabajadores se van a respetar, estas muertes son simplemente los ejemplos peores de la explotación y los abusos que se sufren en la industria de construcción en Catar.

Este mundo titilante y extravagante lo construyen personas que viven en un mundo completamente distinto.

“Hay tantos problemas. Cuando miras los baños, ves que no los limpian.  Están tan sucios. Todos están así… En cada cuarto, hay de 12 a 14 personas. En dos años no nos han dado sábanas. Nos dijeron que los compráramos nosotros.”

En estos campos de labor, en las afueras de la ciudad capital de Doha, viven miles de trabajadores migrantes. En este campo, más de 600 hombres comparten solamente dos cocinas.

“Si vas a la cocina, es horrible. Está plagada de mosquitos, cucarachas, bichos, y moscas. Las moscas se aterrizan en la comida. Por eso la gente se enferma tanto.”

La mayor cantidad de trabajadores migrantes en Catar son nepaleses, pero son quienes menos dinero ganan. Son víctimas de un sistema estatal de patrocinio que asigna a cada trabajador a un solo empleador. No pueden salir ni de su trabajo ni del país sin el permiso de su empleador. Este sistema, junto al tamaño gigantesco de deudas que la mayoría de trabajadores deben en Nepal, los deja atrapado, especialmente si se encuentran con trabajos y salarios muy distintos a los que se les prometieron.

En los casos peores, todo esto lleva al trabajo ‘forzado’, una forma moderna de la esclavitud.

“Mi salario mensual es de unos 900 riyales Cataríes [$247]. En Nepal, me dijeron que sería de unos 1.200 riyales, más 300 para comida. Estoy molesto, pero ¿qué puedo hacer?”

Este trabajador ahora comparte un cuarto muy pequeño, con 11 hombres demás, no muy lejos de los hoteles exclusivos del centro de Doha. Pero a pesar de que lo hayan engañado, él siente que no se puede ir.

“Tengo muchos costos que pagar. Tengo una esposa y una familia entera que tengo que cuidar. Tengo tantos gastos. Estoy muy estresado. Tengo muchos hijos. Pero no me queda otra opción. Tengo que quedarme aquí para pagar mis deudas. Así es la realidad. No es como había imaginado que iba a ser.”

Muchos migrantes alegan que les obligan a trabajar sin remuneración, a veces durante meses. En los casos peores, a los migrantes no les queda otra opción que huirse en búsqueda de trabajo alternativo de forma ilegal.

“Me prometieron $600 cada mes. Pero en Delhi [el lugar de transito] me destruyeron el contrato y lo tiraron a la basura. En el avión, vi que mi nuevo contrato me daría un salario de solamente 900 riyales cada mes. Fue un trabajo de construcción. Aun así, no me pagarían durante 5 meses. Pedí un préstamo para venir aquí, [pero sin salario] no pude pagarlo. Por eso me hui. Ha habido problemas. A veces, ni me dieron agua, ni ropa, ni comida. Tenía que huirme cada vez que veía a la policía. ¿Qué puedo hacer? Ha habido muchos problemas. He enfrentado tantas dificultades en mi vida.”

Mientras algunos anhelan volver a su país, otros vuelven más pronto que hubieran podido imaginar. Ganesh salió de su hogar campesino en Nepal por un trabajo en Catar. Seis semanas después, murió de un paro cardíaco. Sólo tenía 16 años. Soñó con ganar lo suficiente en Catar para construir una casa bella por su familia empobrecida. Pero ese sueño lo llevo en un viaje de engaños y explotación, un pasaporte falso, tarifas abusivas de reclutamiento, y una deuda gigantesca.  Todo esto es muy representativo de la experiencia que sufren tantos jóvenes migrantes nepaleses. De luto, la familia de Ganesh también tiene que enfrentar la realidad que ahora va a sufrir aun más pobreza que antes.

[Su madre] “Antes hacía cualquier tipo de trabajo. Buscaba forraje, cortaba madera. Hacía todo muy bien. Por eso lo mandamos a Catar. Pensamos que ganaría para que pudiéramos comer. Esperamos estar contentos y cómodos.”

[Su padre] “Sufro mucho. Mi hijo era fuerte y saludable. Ni siquiera tosía. Era un buen hijo y lo mandé al extranjero. Se murió inesperadamente. ¿Fue por el clima? O ¿fue por otra cosa? Estas preguntas pesan en mi corazón. Me las pregunto cada día y cada noche.”

[Su madre] “No pensamos que moriría así, que su cuerpo nos iban a traer desde el extranjero. No pensamos que estaríamos llorando así. A partir de hoy, ya no veremos su cara más.”

[Su padre] “No sé cómo voy a pagar el préstamo. Pienso mucho en eso. El prestamista no me lo va a perdonar. Nunca más quiero escuchar el nombre ‘Catar’.”

En una sala llena detrás de la embajada de Nepal en Catar, un grupo numeroso de migrantes han buscado asilo de su empleador, que no los ha pagado en meses y se niega a darles el permiso que necesitan para salir del país.

“Llevamos entre 3 y 8 meses sin recibir dinero. A mí, no me han pagado en 10 meses. Después de 17 meses, aún no tengo mi carné de identidad. Vine de forma legal, pero ahora soy un ‘ilegal’.”

Sin un carné de identidad, los migrantes son, efectivamente, inmigrantes ilegales, y ya no pueden moverse libremente. Pero Kumar ha sufrido abusos peores. Ha sufrido una experiencia tan terrible que se le ha salido todo el pelo.

“Durante dos meses, tuvimos que mendigar para comer. Hasta ahora, no he podido mandar ni una rupia a mi hijo. Sufrimos mucho. Pero el gerente vino y me pegó a las 2 de la madrugada. Lo denunciamos con la policía, pero no hicieron nada.”

“Queremos salir de aquí de forma segura, cueste lo que cueste. Tenemos problemas. No queremos salir sin el dinero que se nos debe, pero no vale la pena quedarnos aquí si así se nos arriesga la vida. Queremos vivir. No necesitamos nada, ni siquiera nuestros salarios. Nada más que nos den un boleto y nuestros pasaportes. Queremos salir de aquí lo antes posible.”

En el año 2022, Catar será la sede de la Copa Mundial.

(Texto traducido de http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=e5R9Ur44XV8 )

Presidente Barack Obama: ¡Basta de perseguir a la abogada del pueblo Lynne Stewart!

El Partido de Libertad Socialista (Estados Unidos) ■ Partido Obrero Socialista (México) Núcleo por un Partido Revolucionario Internacionalista (República Dominicana)

 

Lynne

Los suscritos, miembros de diversas organizaciones sindicales, políticas y de defensa de los derechos humanos, hacemos un llamado al presidente Obama para que le conceda a la abogada estadounidense Lynne Stewart la liberación por compasión.  Por el hecho de haber cumplido con sus obligaciones de valiente abogada defensora, el gobierno de EEUU la ha tenido presa durante casi cuatro años.

Denunciamos este  ataque contra una defensora de derechos humanos que ha dedicado su vida a representar a los pobres y a la gente oprimida, y lo consideramos parte de una campaña internacional para penalizar la disensión política. Lynne Stewart sufre de injusta encarcelación y merece ser liberada inmediatamente. Esto es urgente porque Lynne, de 70 años, está muriendo de cáncer de grado IV, sólo tiene unos cuantos meses de vida y la Oficina Federal de Prisiones) no le está proporcionando el tratamiento médico que necesita.

 Manda tu nota de apoyo a fspnatl@igc.org.

 

Lynne Stewart: Defensora de derechos humanos

Lynne Stewart es una abogada que durante tres décadas representó al pobre, al desvalido y a aquellos que son objeto de ataques debido a sus actividades políticas.  En 2009, fue sentenciada a 10 años de cárcel después de ser acusada de “fomentar el terrorismo” cuando se desempeñaba como abogada del clérigo ciego egipcio Omar Abdel-Rahman.  Cuando en 1994 Ramsey Clark, antiguo fiscal general de EEUU, le pidió que fuese la abogada de Abdel-Rahman, Stewart previó que sería difícil.  No obstante, reconocía la importancia de defender los casos de libre expresión contra los intentos gubernamentales de acallar las protestas y la disensión, como era este caso.  El clérigo fue juzgado y sentenciado, a pesar de los grandes esfuerzos de Stewart, y fue sujeto a condiciones inhumanas en encierro solitario en una prisión de máxima seguridad de EEUU.

Como abogada de Abdel-Rahman, Lynne fue una de las pocas personas con las que tuvo contacto humano.  Cuando el preso le pidió que emitiera un informe a la prensa en su nombre, accedió debido a su completo aislamiento y mala salud.  Aunque sabía que era una violación menor de las reglas administrativas federales, pensó que la situación lo exigía y que el castigo sería una multa o una reprimenda ligera, de la misma forma que había ocurrido anteriormente con otros abogados.

Una sentencia políticamente motivada

Todo cambió con el ataque de septiembre de 2001 en las torres del World Trade Center.  El Congreso aprobó la draconiana Acta del Patriota. El fiscal general John Ashcroft apareció en la televisión para anunciar que acusaba a Stewart de promover el terrorismo por medio de su defensa de Abdel-Rahman.

Se le juzgó en Manhattan. Se le condenó por “fomentar el terrorismo”. El juez sentenció a Lynne inicialmente a 28 meses tras las rejas.  Sin embargo, un panel de jueces argumentó en contra de esa sentencia y fue aumentada a 10 años.  A estas alturas, a Lynne ya se le había tratado de cáncer de mama; dadas su edad y su situación médica, la nueva sentencia es equivalente a la pena de muerte.

Desde su encarcelamiento, Lynne no ha tenido la operación ni otros tratamientos médicos que necesita para tratar la metástasis de su cáncer de mama.

Defender el derecho de expresión

 La persecución de Stewart se usó para advertir a los abogados que deben pensarlo bien antes de representar a personas acusadas de terrorismo. Cada vez se usa más esta acusación para privar a la gente de sus libertades civiles en los EEUU y en el resto del mundo.  Por eso te pedimos que difundas la información acerca de este caso y para forzar al presidente Barack Obama a que le concedan la libertad por compasión.  Esto permitirá que reciba el tratamiento médico que necesita y, además, que su caso se lleve a la Suprema Corte de Justicia de EEUU para desafiar el Acta del Patriota.

Los que ganan más… ¡seguirán pagando menos!

Reforma fiscal

Con voz grave, tanto Peña Nieto como su secretario de Hacienda aseguran que “los que ganan más, pagarán más” impuestos. Y que con esos recursos adicionales el Estado pagará un seguro universal a los mayores de 65 años y seis meses de seguro de desempleo. Pero pronto se verá que el presidente y su aliados PRD y PAN se doblegan ante los grandes capitalistas.

Las grandes fortunas en México se han hecho, entre otros métodos indecorosos, evadiendo y eludiendo impuestos. Los gobiernos han legalizado el parasitismo de la alta burguesía y para ello inventaron el régimen de “consolidación fiscal”, que permite a consorcios pagar impuestos bajísimos. Cada año el tesoro público dejó de percibir al menos 263 mil millones de pesos, de acuerdo con expertos. (1) Es una cantidad enorme que duplica el gasto anual de todo el Gobierno del Distrito Federal. Ése es uno de los secretos de las fortunas de magnates como Carlos Slim, Azcárraga, Bailleres… Mientras que los que pagan el Impuesto sobre la Renta (ISR) deben desembolsar entre el 30-32% de sus ingresos, por el mismo impuesto los siguientes consorcios pagan:

América Movil (Slim)     5.98%

Televisa                          5.88%

Soriana                           1.61%

Walt Mart                         2.3%

Bachoco                           1.63%

Liverpool                           4.6%

Palacio de Hierro              2.68%

Cervecería Modelo           6.63%

Los 422 grupos empresariales más poderosos sólo aportan el 12 del ISR.

Por otra parte, las empresas mineras, sujetas a otro régimen fiscal, también “viven en el paraíso”. Sus dueños, muchos de ellos canadienses, o los mismos magnates mexicanos Slim, Germán Larrea, Emilio Bailleres, pagaron sólo el 1.3% de sus ganancias en 2012 y 5.7 pesos por hectárea explotada. En Chile las mineras pagan el 21%, en Perú el 30% y en Australia el 34%.

Comparemos lo que Pemex paga de impuestos… ¿el 30 o el 40%? No. ¿el 50 o 60%? No. ¿el 70 u 80%? ¡Tampoco!, Pemex paga más del 100% en impuestos de sus ingresos.

En diciembre del año pasado llegó el Pacto por México (formado por PRI-PAN-PRD) y en su punto 72 se comprometió a acabar con esto. Pero la “reforma fiscal” enviada en septiembre por Peña ya renguea en su supuesta intención de hacer que la burguesía mexicana le pague a su Estado lo que otras burguesías a los suyos. Para comenzar, Peña se abalanzó contra sectores de la mal llamada “clase media” (en realidad son segmentos de la clase trabajadora), a los que les quiere cobrar por alquilar una vivienda, por un crédito hipotecario, por que las Afores cotizan en Bolsa… Pero de allí no alcanza para pagar los seguros universal y de desempleo. ¿Saldrá entonces de la burguesía? Según el conocedor de estos teje manejes, Alberto Barranco, la burguesía ya está movilizada en defensa de sus privilegios. Desde luego, cuando decimos “movilizada” no queremos decir que lo hace como la CNTE. Slim, Salinas Pliego, Bours “ejercen su derecho de picaporte para pelear bajo el agua contra la desaparición de la consolidación fiscal”, dice Barranco, que anticipa que los magnates se impondrán.

¿De dónde tomará recursos el gobierno? La iniciativa del Pacto dice que entonces se aumentará el déficit público, es decir, se endeudará el país. El gasto de Peña Nieto lo pagará el mismo pueblo, las siguientes generaciones, a través de abultar la deuda.

(1)    “Quitar privilegios a IP dará 263 mmdp”, Ricardo Jiménez y Juan Arvizu, El Universal, 25/09/2013. El resto de la información y las citas han sido tomadas de la columna “Empresa” en el mismo diario, de Alberto Barranco de fechas 17, 27 y 30 de septiembre.

La persistencia de la Masacre del Perejil

Por Pablo Gentili

 En octubre de 1937, el dictador dominicano Rafael Trujillo condujo uno de los hechos más brutales y desconocidos de la historia del Caribe: la Masacre del Perejil.

Dispuesto a solucionar lo que consideraba ser el “problema haitiano”, Trujillo mandó asesinar a más de 30.000 hombres, mujeres, niños y niñas haitianos que vivían en República Dominicana ejerciendo, casi todos ellos, trabajos rurales en condiciones de esclavitud. Se suponía que la “invasión” haitiana constituía una grave amenaza política, económica y cultural a la sociedad dominicana. Y Trujillo estaba dispuesto a ponerle fin. En pocos días, miles de haitianos y haitianas fueron masacrados por las fuerzas militares y policiales dominicanas con hachas, pistolas, cuchillos y palos. Tuvieron el auxilio de los alcaldes locales, en las zonas de frontera, y de no pocos civiles. Sus cuerpos fueron arrojados a un pequeño río maldecido por tragedias y desencuentros. Se trata del Río Dajabón, cuyos 55 kilómetros separan la frontera haitiana y dominicana desde 1776. Un río miserable y nauseabundo, por la historia y la sangre que ha teñido su cada vez más insignificante caudal.

Lo llaman, el Río Masacre.

rioMasacre

Río Masacre, frontera entre Haití y República Dominicana (Agencia EFE)

Si “compartir” es usado como eufemismo de “dividir”, “quebrar”, “desmembrar”, “despedazar”, “romper” o “fragmentar”, podría afirmarse que Haití y la República Dominicana “comparten” una isla de las Antillas Mayores, en el Mar del Caribe, a 80 kilómetros de Cuba. Están divididas por 360 kilómetros de fronteras, sembradas de muerte y dolor.
No hay cómo diferenciar un haitiano de un dominicano si ambos están en silencio. Trujillo lo sabía. Por eso, para reconocer a los enemigos de la Patria, pidió a su ejército que exigiera a cada hombre, cada mujer, cada joven, cada niño, cada niña, que pronunciara la palabra “perejil”. La raíz francesa del kreyól ayisyen permitiría identificar el repugnante origen que el ejercito, las élites y algunos ciudadanos dominicanos atribuyen a los haitianos. Pronunciar la palabra “perejil” fue la trampa que inventó Trujillo para promover una limpieza étnica basada en sus más despreciables aspiraciones eugénicas.

Los único haitianos que no fueron exterminados trabajaban en las grandes haciendas de empresas o millonarios norteamericanos. La propiedad del imperio no se toca ni dentro ni fuera de sus fronteras, incluidos sus esclavos.
P-E-R-E-J-I-L
Su pronunciación equivocada costaba la vida. Y se la costó a 30.000 inocentes, con cuya desaparición, Trujillo dio por terminado el “problema haitiano”.

La situación de Haití no era diferente a la de siempre, desde que sus habitantes decidieron tener la osadía de ser la primer nación negra a independizarse de un imperio. Una crisis económica profunda, la ocupación militar norteamericana (que “dejó” formalmente el país en 1934), una gran miseria y la pertinaz inestabilidad institucional generada por su casi siempre corrupta e ineficiente dirigencia política. Una situación que, aún con matices, tampoco ha sido muy distinta del otro lado de la frontera. Allí, más allá de la petulante superioridad étnica y cultural que se atribuyen los sectores dominantes dominicanos sobre los haitianos, crisis económicas, corrupción, dictaduras y ocupaciones militares norteamericanas, también han marcado su historia. Como en la metáfora borgiana, a los haitianos y a los dominicanos, no los une el amor, sino el espanto.

Habitada por la misma gente y separada por la violencia, mucho más que por la lengua, la historia de la isla que comparten ambos países está marcada por el deseo de los haitianos más pobres (si es que se puede ser “más pobre” en Haití) de buscar un futuro digno en la República Dominicana.  También, por la siempre cínica actitud de los gobiernos dominicanos de aprovechar las ventajas de la mano de obra esclava o semi-esclava haitiana en la cosecha de la caña de azúcar o en los trabajos más pesados de la construcción, mientras se llevan a cabo oscilantes acciones de expulsión migratoria y una permanente política de estigmatización, desprecio y humillación pública hacia los vecinos invasores.

Actualmente, hay en República Dominicana cerca de un millón de haitianos y haitianas que viven “clandestinamente” en el país. Trabajan y sobreviven en condiciones de penuria. Los que pueden tener una ocupación regular en la construcción civil, no ganan más de 150 dólares por mes. Aún así, los exiguos recursos que obtienen los haitianos y haitianas que trabajan ilegalmente, mantiene miles de familias del otro lado de la frontera. Viven con menos de 100 dólares. Envían 50 o más a sus familias. La frontera entre República Dominicana y Haití es una de las más brutales marcas de la prepotencia sub-imperial que aún persiste en el mundo. Poco se ve, poco se la denuncia, poco nos indigna. Quizás, porque Haití no exista, nunca existió. Quizás, porque las élites dominantes de República Dominicana siempre han cifrado sus esperanzas en un futuro de prosperidad, exterminando, borrando, pulverizando a sus vecinos.

El terremoto que asoló Haití en enero del 2010, creó la ilusión de que el abismo que separa ambas naciones tendería a cerrarse progresivamente. Poco, o casi nada ocurrió. O sí… ocurrió lo de siempre. El presidente dominicano, Leonel Fernández encontró en el histrionismo patriotero la forma de unirse en un gesto de hermandad con su par haitiano, Michell Martelly. En política, nada vale más que una obra y la foto con la que se la inaugura. Así fue que el mandatario de lengua española donó al mandatario de lengua, en este caso, francesa, una Universidad. Y la inauguraron juntos, quedando fijados para la posteridad en un acto que apenas arrancó un leve murmullo de aguas en el Río Masacre.

La donación de República Dominicana a Haití consistió en la Universidad Henri Christophe del Norte, situada en Limonade, a 130 kilómetros de Port au Prince. Si Haití la necesitaba o no, poco pareció importarle a un presidente amigo de la educación en países ajenos, pero enemigo en el propio. República Dominicana posee una de las inversiones en educación más baja de América Latina y el Caribe y, desde hace años, enfrenta la valerosa lucha de diversos movimientos y organizaciones de defensa de la educación pública. Esos mismos movimientos y organizaciones, que junto con otros, siempre han trabajado por el fortalecimiento de los lazos de solidaridad y amistad entre ambos países.

Tampoco pareció importarle demasiado a Leonel Fernández que la histórica Universidad del Estado de Haití estuviera hecha pedazos, que en ella hubieran muerto decenas de profesores y centenas de alumnos. Sacarse fotos en ese tipo de sitios carece de toda gracia. ¿Quién podría reconocer sobre los escombros el tamaño de su sonrisa generosa? El flamante edificio de Limonade fue inaugurado dos años después del terremoto. Y allí permanece, aún sin concluir, sin alumnos, sin profesores y sin que se haya dictado una única clase contando la silenciosa y dramática historia de los desencuentros entre dominicanos y haitianos.

La foto quedó a la altura de las circunstancias.

RD-Haiti

Los presidentes Leonel Fernández (derecha) y Michel Martelly (izquierda) inauguran el Campus de Limonade donado por el gobierno dominicano a 130 kilómetros de Port au Prince, en enero del 2012.

A 76 años de la Masacre del Perejil, el abismo entre ambos países sigue aumentando. Hace pocos días, el Tribunal Constitucional de República Dominicana ha negado el derecho a la ciudadanía a los niños y niñas de padres haitianos que viven en el país. Mientras miles de dominicanos emigran clandestinamente a Estados Unidos en busca de un futuro mejor, la justicia de su país niega a los hijos e hijas de emigrantes haitianos lo que todos los tratados internacionales sobre derechos humanos y derechos del niño proclaman. La nacionalidad dominicana para los hijos de inmigrantes haitianos es “inconstitucional”. Un nuevo gesto de barbarie y de agresión hacia el país vecino, que UNICEF ha condenado vehementemente.
La Masacre del Perejil persiste. Hoy se ha vuelto, quizás, más higiénica, literalmente, más eugénica. “Se trata de una limpieza étnica legal”, sostiene la destacada escritora dominicana Rita Indiana, en El País:

“Queremos que construyan nuestras casas, iglesias y puentes, queremos que corten nuestra caña y que limpien nuestra mierda, pero sin formar parte de la sociedad civil, víctimas de una ilegalidad irreparable, para cuya superación nos abren cada vez más caminos los países del Primer Mundo, adonde los dominicanos acudimos de la misma forma, en cientos de miles”.

Un millón de haitianos y haitianas que viven en República Dominicana son, simplemente, “extranjeros en tránsito”. Sus hijos, sus hijas, no existen. No tienen nacionalidad. Tampoco tendrán en Dominicana, como sus padres no tuvieron en Haití, derecho a la escuela, a la salud, a nada. No tienen patria ni la tendrán, aunque sean iguales a cualquier niño o niña dominicanos, aunque pronuncien como ellos la palabra “perejil”
Han pasado 76 años desde que Trujillo soñó un sueño de exterminio, desprecio y humillación. El río que corta, que divide, que hace sangrar esa isla del Caribe llena de gente heroica a ambos lados de la frontera, se sigue llamando Masacre.
Y Ud., ¿cómo pronuncia perejil?

El fenómeno Televisa

Por Sánchez Ramos Irvin Moisés

NacioTvDurante la Feria Internacional del Libro de la ciudad de México (FIL) celebrada en la explanada del zócalo capitalino, el sábado 19 de octubre se llevó acabo la presentación del libro Nación TV. El autor es el escritor y periodista Fabricio Mejía Madrid,  colaborador en medios  escritos como proceso, gatopardo, La Jornada, letras libres y autor de tres libros de crónica. El ponente en su libro plantea la historia de uno de los monopolios más influyentes para la sociedad mexicana y su relación de poder con el gobierno actual, así como su crisis simbólica producto de sus contenidos deficientes, la manipulación de información, su política de hacer televisión para entretener no para educar que finalmente lo único que causa es que la sociedad deje de sentirse identificada con la realidad plástica, hedonista, consumista y homogeneizante que promueven la familia Azcárraga dueña de Televisa y el gobierno en turno a lo largo de 50 años.

      En entrevista Fabricio opina acerca del duopolio que manipula la información del país calificándola de nefasta para la democracia, para el arte, para la vida creativa y para las mujeres de México; cree que en este momento Televisa tiene más poder que Peña Nieto por el hecho de que “Peña Nieto es una creación de Televisa, antes Azcárraga era el soldado de presidente y ahora el presidente es soldado de Televisa”.

      Propone una solución a esta decadencia cultural y es precisamente promover eventos como la FIL en las zonas más marginada de la república como Cd. Juárez y todo la zona norte del país por poner un ejemplo. Al cuestionarle acerca de la veracidad de los medios, el escritor recomienda medios de información como proceso, La Jornada y MVS calificándolos de veraces, críticos y además promueven un periodismo serio.

      Sobre la relación de poder que existe entre la televisora y el gobierno en turno, Fabricio tiene la perspectiva a futuro de que el monopolio expandirá su poder a través de nuevas políticas que dejen de regular los contenidos, a través de compensaciones como el caso de la banda ancha que el gobierno quitó a MVS para dárselo a Azcárraga, sobre este punto el autor planteó la hipótesis de una compensación económica por parte de la privatización de Pemex; también señaló la aparente crisis simbólica producto de la arrogancia y la sed de poder que definen las intenciones de un grupo como Televisa y que tiene como consecuencia la inconformidad y la falta de credibilidad de la sociedad mexicana hacia este grupo.

      Perece interesante como la sociedad y las esferas de poder siguen cambiando, cuando nació la televisión  hace 50 años, los medios de comunicación masiva solo eran un instrumento de educación y de coerción  que pertenecía al régimen dominante y servía a los propósitos del mismos , ahora en este siglo XXl tan globalizado los papeles se han invertido, pareciera que esta sociedad de espectáculo como lo define Guy Debord(1)  se les salió de la manos a sus creadores y ahora persigue sus intereses propios. Es importante darle seguimiento a este tema, analizar los posibles desenlaces que pueda tener este fenómeno a futuro, sin duda estos cambios es las esferas de poder y en la ideología de la gente pueden cambiar el rumbo del país.

(1) Nota de la Redacción: Guy Debord (1931 – 1994). Escritor, filósofo y cineasta francés, miembro del grupo radical de posguerra Socialismo o barbarie, dirigido por Cornelius Castoriadis. Escribió libros como La Sociedad del Espectáculo.

 

Carta de un Joven Médico

Por Julio Pisanty Alatorre

criminalización-estudiante-copia

Mi nombre es Julio Pisanty Alatorre. Soy médico, y actualmente estoy por terminar el Internado Médico de Pregrado en un hospital público en la Ciudad de México. El día viernes, mientras revisaba a una mujer embarazada, me habló un amigo para informarme que, al parecer, soy uno de los once “anarquistas” más peligrosos de la ciudad. Así, por lo menos, dice un artículo publicado en el periódico Reforma, y replicado en otros medios, supuestamente basado en un informe realizado por el gobierno del Distrito Federal.

La noticia me tomó por sorpresa. No pude más que preguntarme: ¿será que sí soy peligroso? Evidentemente, es falso que mi “peligrosidad” radique en mi “grado de violencia y participación constante en las manifestaciones que terminan en actos vandálicos” (como dice el afamado diario). Lo que de mí se dice –salvo que estudio en la Facultad de Medicina– es pura y llana mentira. El absurdo se hace tanto más evidente cuanto que la dinámica actual de mi formación profesional no me permite “la participación constante en las manifestaciones”

Surge, entonces, una nueva duda: ¿por qué soy peligroso?

¿Será que soy peligroso por pensar que otra forma de hacer medicina no sólo tiene que ser posible, sino que es necesaria y urgente? ¿será que soy peligroso por pensar que algo no anda bien cuando veo gente abandonar mi hospital “público” por no tener el dinero para pagar tratamientos que les salvarían la vida, y a esto se le llama “alta voluntaria”? ¿será que soy peligroso por expresar constantemente la postura de que las enfermedades que padece la gente son producto de una estructura social injusta? ¿será, tal vez, que soy peligroso por afirmar que un sistema que se basa en el trabajo de médicos en formación con jornadas de más de 32 horas sin dormir no puede ser lo mejor para el público? ¿será que soy peligroso por pensar y expresar que una reforma que pasa la factura de los gastos en las escuelas a los padres de familia no puede ser llamada reforma educativa? ¿por creer que, como médico, es mi deber oponerme a una guerra absurda que ha sembrado mi país de muertos que tenían mi edad? ¿por participar en un movimiento que puso el dedo sobre la manipulación mediática, esa misma de la que ahora soy víctima? ¿será que lo peligroso es que somos muchas y muchos los que pensamos así?

A mi parecer, lo que de mí dice este “informe”, y la forma en que algunos medios lo han replicado, muestra el maniqueísmo con el que actúa, en este caso, el gobierno del Distrito Federal. Muestra también la falsedad de sus supuestas investigaciones, que buscan presentar explicaciones simplistas sin molestarse en acercarse aunque sea un poco a la realidad. El GDF y los medios hoy buscan construir personajes linchables, en lugar de mirar a la marginación y la desigualdad en el origen de la situación actual. Mi caso, creo, desenmascara su farsa: ¿un médico que aún cree en el humanismo, que hace teatro, que intenta ser congruente en la clínica y la calle, es el radical peligro que invocan cuando intentan regular las manifestaciones públicas?

Como médico, y como habitante de esta tierra entre el Bravo y el Suchiate, veo con gran preocupación el rumbo autoritario en que camina el país. Hoy me tocó vivir un ejemplo, quizá menor en comparación con los golpeados, los muertos y desaparecidos, de este autoritarismo que deja clara la necesidad de, como sociedad, ponerle un alto.

¡Salud y Saludos!
Julio Pisanty Alatorre

A 96 años de la Revolución Bolchevique: Cuando los trabajadores tomaron el cielo por asalto

Por NUPORI (Núcleo por un Partido Revolucionario Internacionalista)

Revolucion_sovietica

Los días 24 y 25 de octubre (8 y 9 de noviembre según el calendario occidental) de 1917 se produce el acontecimiento más grande de la historia de la humanidad. La clase trabajadora rusa, aliada con los campesinos pobres y bajo la dirección del Partido Bolchevique, derriba al Gobierno Provisional surgido de la revolución de febrero, entregando el poder a los sóviets de obreros, soldados y campesinos.

Se iniciaba así la construcción de una nueva sociedad, en la que por primera vez millones de personas intervenían directamente, a través de los sóviets, en la gestión de la sociedad. Millones de obreros, soldados y campesinos pobres, en los meses de febrero a octubre, habían pasado por la escuela de los demócratas burgueses y sus aliados mencheviques y social-revolucionarios. Con estos partidos en el Gobierno Provisional las cuestiones centrales que las masas necesitaban solucionar (la paz, el pan y el reparto de la tierra) no habían avanzado ni un centímetro.
Historia de la Revolución Rusa. León Trotski

Tomado de Trinchera de los Trabajadores. Periódico de NUPORI (Núcleo por un Partido Revolucionario Internacionalista), República Dominicana, organización fraterna integrante del Comité por la Reagrupación Internacional Revolucionaria (CRIR)
Año 3 No. 4. Octubre – Noviembre

Pronunciamiento: Condenamos el asesinato de la luchadora social Rocío Mesino Mesino integrante de la OCSS

Por Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

rocio-mesino-mesino

El Partido Obrero socialista reconoce en el cobarde ataque a la compañera Rocío Mesino Mesino, integrante de la OCSS, una política de estado dirigida a liquidar dirigentes y activista sociales.
Enviamos nuestra amplia solidaridad a familiares y amigos de Rocío.
Responsabilizamos de este asesinato tanto al gobierno priista de Peña Nieto como al del Perredista Aguirre Rivero.
Nos unimos a la exigencia de castigo para los culpables materiales como intelectuales. Así como el pleno esclarecimiento de este asesinato y de los demás que han ocurrido en el estado.

México, DF a 19 de octubre de 2013
A los medios de comunicación nacional e internacional
A los organismos defensores de los derechos humanos
A las organizaciones democráticas e independientes
Al pueblo en general

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), expresa su más enérgica condena por la ejecución extrajudicial de la compañera de lucha Rocío Mesino Mesino integrante de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS) y exigimos el pronto esclarecimiento de estos hechos y castigo a los responsables materiales e intelectuales de este artero crimen.

En el Estado de Guerrero como en el resto del país se está implementando la ejecución extrajudicial para eliminar las voces de protesta incómodas para el Estado, en este sentido se lleva a cabo una política de la persecución, hostigamiento y en algunos casos el asesinato como es el caso de la compañera Rocío Mesino comprometida con las causas populares.

Desde la imposición oligárquica de Enrique Peña Nieto a la presidencia de la república, se ha orquestado una política de represión y criminalización en contra del movimiento popular, para imponer de manera violenta las reformas neoliberales que necesitan en el país; también recurren a la práctica de la desaparición forzada, la ejecución extrajudicial de luchadores sociales, la utilización de grupos paramilitares, guardias blancas y grupos de choque, como medidas fascistas y estrategias de terror en el pueblo organizado y no organizado.

Esta política de Estado es la que priva en todo el país y se aplica de manera sistemática contra luchadores sociales, opositores al régimen, activistas sociales y en general a todo sector que se organiza de manera independiente, para desarticular, dividir y desorganizar todo movimiento organizado.

Responsabilizamos al gobierno de Ángel Aguirre Guerrero y al de Enrique Peña Nieto (EPN) de este crimen cometido en contra de la compañera Rocío Mesino Mesino; y Exigimos juicio y castigo a los autores materiales e intelectuales de este crimen.

Atentamente

¡Presentación con vida de todos los detenidos desparecidos por el régimen!
¡Libertad inmediata de todos los presos políticos y de conciencia en el país!
¡Alto a la militarización y paramilitarización en el país!
¡Alto a la criminalización de la pobreza y protesta popular!
¡Juicio y castigo a los criminales de estado!
¡No a las reformas neoliberales en el país!
¡Nuestro apoyo y solidaridad con el magisterio democrático en el país!
¡Por la unidad, obrero, campesino, indígena y popular!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Declaración y Plataforma

COMITÉ POR LA REAGRUPACIÓN INTERNACIONAL REVOLUCIONARA

Mexico_11_04_09_Rivera_116

Después de haberse reunido en la Ciudad de Nueva York del 10 al 13 de julio de 2013, el Partido Obrero Socialista (México), el Freedom Socialist Party (EU) y el Núcleo por un Partido Revolucionario Internacionalista (República Dominicana), fundaron el Comité por la Reagrupación Internacional Revolucionara –CRIR- que se fundamenta en el siguiente programa.

 1.  Ante todo, somos internacionalistas. Rechazamos la idea de que el socialismo puede ser sólo un proyecto nacional; para conquistarse, tiene que edificarse a escala planetaria  uniendo de forma  armónica la economía internacional mediante un plan basado en las necesidades de todos los seres humanos y no en la necesidad de ganancias de las sociedades anónimas. Y ello sólo puede obtenerse mediante la unión y solidaridad de las y los trabajadores de todo el mundo.

Actualmente la crisis económica mundial está generando fuertes protestas y levantamientos de masas en contra de los gobiernos que fomentan el desempleo, la pobreza y la pérdida de los derechos a la salud, la vivienda y la educación.

Las poblaciones están derribando a las dictaduras que aún quedan en el mundo, y en aquellos países en donde existe democracia burguesa se están dando cuenta que es una democracia insuficiente y hueca que de poco les sirve, debido a que los capitalistas, sus partidos y los gobernantes pueden imponer decisiones que benefician cuando mucho a un uno por ciento de la población y que perjudican a las amplias mayorías. También se está revelando que el gobierno imperialista de Estados Unidos utiliza las guerras y las ocupaciones para imponer su política y espía a los ciudadanos de su país y del mundo. Los derechos civiles se reducen a escala planetaria.

Saludamos a las revoluciones de Egipto, Túnez, Libia y Siria, así como las enormes movilizaciones y huelgas de Brasil, Chile, Perú, Colombia, Grecia, España y otros países.

Exigimos el desmantelamiento de las más de mil  bases militares imperialistas en el mundo con el propósito de intimidar a los pueblos  para que no protesten contra la bárbara explotación y saqueo a que son sometidos.

También demandamos la salida de las tropas extranjeras que ocupan Irak, Haití y Afganistán y la ruptura de los acuerdos militares que equipan, preparan y organizan los ejércitos represivos de nuestros respectivos países para la contra insurgencia.

Nos ponemos de parte de los insurrectos y de todos los que luchan por la solidaridad internacional de la clase obrera y los llamamos a no detenerse hasta que se erradique el capitalismo

2.  Este Comité se basa en la experiencia histórica del proletariado en lucha, que está recogida en la obra de Carlos Marx, en las lecciones de la Revolución Rusa de 1917 y en los cuatro primeros congresos de la Internacional Comunista cuando fue dirigida por Vladimir Lenin y León Trotsky. También nos inspiramos en la lucha de Trotsky y de la Oposición de Izquierda en contra de la burocratización y degeneración de la Unión Soviética, así como en los documentos fundacionales de la Cuarta Internacional. Ello incluye:

a.  El Programa de transición para la revolución socialista;

b.  la teoría de la Revolución Permanente;

c.  el derrocamiento internacional del capitalismo;

d.  la democratización de los sindicatos a través de la lucha de los trabajadores;

e. la lucha sin cuartel en contra de la “casta media”, es decir, contra aquellos lideres que utilizan los sindicatos o los movimientos de las masas en su beneficio y que reciben privilegios por traicionar al proletariado, a quien deben representar. Son parte de esta capa social oportunista los que manejan las ONGs y las direcciones estalinistas, populistas y social demócratas. En algunos países, esta casta ha presentado una cara tan izquierdista a los y las trabajadores y a los movimientos sociales, y ha ganado tanto apoyo, que ha logrado subir al poder estatal. Unos ejemplos de tales países son Cuba, Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Brasil;

f. Estamos por la unión de los trabajadores en frentes únicos. Nos oponemos a que se alíen con supuestas fracciones ‘progresistas’, ‘antiimperialistas’ o ‘democráticas’ de la burguesía en frentes que los lleven a perder su independencia política.

3. Este Comité reconoce la necesidad de estar en la primera fila en defensa de los más oprimidos, especialmente las mujeres, inmigrantes, los/las jóvenes, las minorías raciales y sexuales, y los pueblos originarios e indígenas. Al mismo tiempo que luchamos contra la explotación capitalista, lo hacemos también por la emancipación de la mujer, es decir, porque se libere de la opresión de que es objeto. La clase trabajadora no podrá desarrollar toda la fuerza que necesita contra sus explotadores, y no se podrá hablar de socialismo, sin una verdadera y real igualdad entre hombres y mujeres y la participación decisiva de las mujeres en la lucha por la liberación de la humanidad.

En este punto, coincidimos con Trotsky:

“Las secciones de las IV Internacional deben buscar apoyo en los sectores más oprimidos de la clase trabajadora, y por tanto, entre las mujeres que trabajan. En ellas encontrarán fuentes inagotables de devoción, abnegación y espíritu de sacrificio”.

4. Denunciamos que el capitalismo no sólo extenúa las fuerzas de las trabajadoras y trabajadores de todo el mundo. Sino que, en su afán desmedido de ganancias, está destruyendo la naturaleza y el medio ambiente y acabando con el hábitat de todos los seres vivos. La mega minería es un negocio que está depredando la naturaleza y que conlleva la privatización y el despojo de los territorios de los pueblos originarios. Por eso demandamos la nacionalización de estas empresas bajo el control de los trabajadores y comunidades para que sean éstos los que decidan democráticamente cómo explotar los recursos naturales sin afectar al medio ambiente. También nos oponemos a que se patente y así puedan venderse lucrativamente las semillas y los genes de los animales y de las plantas.

5. Defendemos el derecho de los trabajadores y los campesinos a poseer armas y a auto defenderse de los delincuentes, de sus explotadores y de los fascistas. Asimismo, repudiamos las acciones aventureras, cuyos resultados con frecuencia son contraproducentes y no contribuyen a que la clase trabajadora fortalezca la confianza en sí misma y desarrolle sus organismos de lucha.

6. Repudiamos la criminalización de la protesta social. Defendemos a la abogada del pueblo injustamente encarcelada en Estados Unidos, Lynne Stewart y al maestro mexicano indígena Alberto Patishtán, injustamente condenado a 60 años de cárcel. Exigimos su libertad inmediata. También demandamos sean liberados los cinco ciudadanos cubanos presos en Estados Unidos, los independentistas puertorriqueños, y los prisioneros en la base de Guantánamo. Exigimos que se cierre inmediatamente esta base imperialista en territorio cubano.

Denunciamos que miles de luchadores y luchadoras han sido secuestrados y secuestradas por los aparatos represivos nacionales e internacionales sin que a la fecha sus familiares y compañeros tengan información sobre su paradero. ¡Libertad a todos los presos políticos!

7. Defendemos los derechos de los inmigrantes y batallaremos en contra del muro militarizado que el imperio norteamericano construye en la frontera con México. Es paradójico y repudiable que el capital fluya libremente a través de esta frontera, pero que a la fuerza de trabajo se le impida hacer lo mismo.

8. Nos oponemos a la privatización y degradación de la educación, la salud, el acceso al agua potable y demás servicios vitales. Luchamos por el carácter público, de calidad y gratuito de los mismos. El acceso a la educación superior no debe basarse en la capacidad para pagar sino en el derecho de todo ciudadano y ciudadanas a adquirir conocimientos y habilidades para su desarrollo como ser humano. La salud no puede ser un negocio en el que el derecho a la vida sea un privilegio.

9. La sociedad socialista por la que pugnamos tendrá más libertades y derechos que la más democrática República burguesa. Proponemos un sistema pluripartidista que garantizaría el derecho de asociación política a todos aquellos que respeten la República de los trabajadores. En cuanto a los sindicatos, deben ser independientes incluso del Estado obrero. Ellos deben practicar la democracia obrera a su interior para que sea la base la que decida sus luchas, tenga capacidad de revocar a sus dirigentes y a discutir y votar sobre todo lo concerniente a su funcionamiento.  Este régimen de democracia socialista garantizará el derecho a la autodeterminación de las naciones oprimidas, si es que deciden ejercerlo. Los funcionarios de la República de los trabajadores podrán ser revocables en cualquier momento y devengarán salarios no mayores a los de un obrero medio, como hizo la Comuna de París.

10. Los trabajadores de cada país necesitan crear sus propios partidos políticos para defenderse y luchar con independencia por el poder y el socialismo. Estos partidos deben ser en su interior a un tiempo democráticos -para garantizar que las opiniones de todos sus miembros sean escuchadas y para que en ellos pueda promoverse el acceso de las mujeres al liderazgoy centralistas, para que puedan desarrollar una lucha eficaz contra los capitalistas y los líderes oportunistas. Sólo mediante este tipo de partidos la clase trabajadora podrá luchar seriamente por su emancipación. La carencia de dichos partidos es en la actualidad el mayor obstáculo para la defensa consecuente de los trabajadores y para la revolución socialista. A su vez, es necesario unir a estos partidos en una organización internacional, como la que el CRIR pretende ayudar a construir.

Invitamos a otras organizaciones revolucionarias que coinciden con esta Declaración y Plataforma a que se involucren en este esfuerzo y se hagan oír. Juntos podremos sembrar las semillas de una nueva organización internacional basada en un programa socialista, en la solidaridad y el respeto mutuo y en la tolerancia ante las diferencias.

Otros enfermos de infantilismo: El Comienzo

Por Ramón I. Centeno

maestros_planton_retiro_7

Para explicar por qué el gobierno bolchevique había admitido firmar un desventajoso tratado de paz con Alemania en 1918, Lenin puso un ejemplo:

Imagina que el automóvil en el que vas es detenido por unos bandidos armados. Les das el dinero, el pasaporte, el revólver, y el carro. Pero a cambio de esto, te ves librado de la agradable cercanía de los bandidos. Se trata, indudablemente, de un compromiso. “Do ut des” (“te doy” mi dinero, mis armas, mi auto, “para que me des” la oportunidad de irme en paz). Sería difícil, sin embargo, encontrar un hombre cuerdo que declare a tal compromiso como “inadmisible en principio” y que denuncie al que lo ha concertado como cómplice de los bandidos (aunque éstos, una vez dueños del auto y de las armas, los utilicen para nuevos robos). Nuestro compromiso con los bandidos del imperialismo alemán fue análogo a éste.[i]

De este modo, Lenin extraer una importante lección: “La conclusión es clara: rechazar los compromisos “en principio”, negar la legitimidad de todo compromiso en general, es una puerilidad que es difícil tomar en serio.” Otro grupo enfermo de infantilismo, El Comienzo, también enfurecido por nuestro volante “Dos pasos atrás”, acusó al POS de “aceptar las migajas” de Peña Nieto. En su acusación va mezclada la genuina valentía con la valiente ingenuidad: quien proponga un repliegue es “traidor”, y quien insista en mantenerse es “combativo”. Para este grupo, la S-22 debía mantenerse en plantón y huelga indefinidos hasta la abrogación de la Ley. En su idea, al igual que la LTS, la S-22 no estaba atravesando ningún peligro que mereciera un repliegue.

En síntesis, el plantón, que en su momento permitió una escaramuza exitosa, se convirtió en un obstáculo al llevársele más allá del umbral que exigía el cambio en la situación. Ya Lenin explicaba: “El medio más seguro de desacreditar una nueva idea política (y no solamente política) y perjudicarla, consiste en llevarla hasta el absurdo, so pretexto de defenderla.”[ii] Para los comunistas, los plantones, marchas, etc. deben ser medios, no fines; como las herramientas para un plomero: dependen de la ocasión.

 


[i] LENIN, V. 1920. Left-Wing Communism: an Infantile Disorder [Online]. USSR. Available: http://goo.gl/a4YFgp [Accessed 17 October 2013].

[ii] LENIN, V. 1920. Left-Wing Communism: an Infantile Disorder [Online]. USSR. Available: http://goo.gl/a4YFgp [Accessed 17 October 2013].

Oportunismo en la lucha de la CNTE: el caso de la LTS [i]

Por Ramón I. Centeno

 EO

Octubre de 2013

La Sección 22 de la CNTE (S-22), de Oaxaca, estuvo en paro del 19-ago al 13-oct de este año, acompañando dicha acción con un plantón en la Ciudad de México. En total, fueron 38 días laborales que los docentes oaxaqueños suspendieron clases para intentar detener la reforma del gobierno de Peña Nieto en el sistema educativo. Las acciones de resistencia iniciaron cuando la Cámara de Diputados estaba por aprobar la Ley de Servicio Profesional Docente (LSPD). Dicha Ley, como argumentó Alma Maldonado, investigadora del CINVESTAV, en vez de ser “un instrumento de mejora de los procesos educativos”, era “un simple mecanismo de control laboral”.[ii]

Hasta ahora, la respuesta de la CNTE ha sido la más vigorosa en contra de la nueva ofensiva neoliberal desatada por Peña Nieto –la más fuerte desde Carlos Salinas (1988-1994). En concreto, la huelga y el plantón simultáneos de la S-22 fueron la acción más fuerte de un sector de trabajadores mexicanos en varios años, y constituyó el primer round de una lucha que aún no acaba. De hecho, escribo esto cuando el 2º round ya comenzó, con la lucha extendiéndose a otros estados. Por ello, urge extraer algunas lecciones de la primera batalla, para poder preparar un triunfo en la guerra.

Durante algunas semanas, la lucha sufrió un giro ultraizquierdista que colocó a la Sección 22 frente a un grave peligro. Sin embargo, incluso hubo grupos “trotskistas” que en vez de alertar el peligro, se aliaron, por omisión, con el estalinismo que pretendía estancar a la S-22 en un plantón para transar con el gobierno a costa de su derrota. El infantilismo de izquierda es una vieja enfermedad en el movimiento comunista, la cual aquí analizaré a través de uno de sus transmisores: la llamada Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS). Esta enfermedad debe ser contenida.

  1. 1.      El magisterio de Oaxaca vivió un grave peligro

El primer round vivió dos fases. La primera, del 19-ago al 3-sep, cuando el Senado aprobó la LSPD. La segunda, desde entonces hasta el 6-oct, cuando la S-22 decidió levantar la huelga. La primera fase fue ascendente; la segunda, descendente.

Antes de que el Senado aprobara la Ley, hasta 30 mil maestras/os de Oaxaca se trasladaron a DF golpeando con éxito al gobierno y obligándolo a modificar su redacción original en algunos aspectos clave.[iii] Sin embargo, después de la aprobación de la Ley, ese ejército oaxaqueño se redujo a alrededor de 10 mil efectivos, con lo cual la movilización no volvió a adquirir las magnitudes iniciales, lo que hacía imposible, con esa fuerza, revertir la decisión de un Congreso leal a Peña Nieto.

Es más fácil lograr la modificación de un proyecto de Ley, que echarla abajo una vez aprobada. Por supuesto, la dificultad de un objetivo depende de la fuerza con que se cuente para conseguirlo. Pero en este caso, el ejército se había reducido en 2/3 partes.

A partir de entonces, ya era necesario un replanteo táctico.[iv] La Sección fue golpeada por no hacerlo a tiempo, y pudo haberse hundido en una espiral mortal.

Es cierto que la lucha de la S-22 en el DF había logrado contagiar a maestros de otros estados, pero aún sin alcanzar la magnitud del terremoto en Oaxaca. El debilitamiento relativo fue fácilmente percibido por el Gobierno del Distrito Federal (GDF), quien el viernes 13 de septiembre desalojó del Zócalo al plantón que ahí tenía la S-22, algo que no había intentado en las semanas previas. Como bien apreció un camarada: “Un movimiento que es fácilmente sacado de su reducto carece de fuerza para derribar leyes federales.”[v] Al plantón todavía le tomaría casi otro mes asimilar esto.

El desalojo activó una oleada de solidaridad con la S-22, principalmente por parte de sectores del movimiento estudiantil de la Cd. De México. A pesar de que dicha oleada era pequeña comparada con la propia lucha de la S-22, alimentó la errónea creencia dentro del plantón, reubicado en el Monumento a la Revolución, de que la huelga y el plantón seguían vigentes y que debían mantenerse “pase lo que pase”.

Peor aún, con el transcurrir del tiempo, se debilitaba la lucha en la propia Oaxaca, donde los enemigos de la Sección le arrebataban sus “eslabones débiles” (escuelas o comunidades enteras, como Mitla). Para el 30 de septiembre, el saldo era alarmante. En 184 escuelas de la S-22, la huelga había sido levantada de facto: de ese total, 50 fueron tomadas por padres de familia asesorados por la mercenaria Sección 59 del SNTE (S-59); otros 40 planteles, fueron tomados directamente por los charros de la S-59; y, 16 por padres de familia. Ante este fenómeno, docentes de la S-22 levantaron la huelga en otras 78 escuelas para evitar que también fueran arrebatados.[vi]

Cuando la S-22 volvió a clases, el 14 de octubre, logró recuperar varias escuelas, excepto en 43 “focos rojos” donde, según el gobernador Gabino Cué, los padres de familia se atrincheraron en favor de la S-59.[vii] Sin embargo, Rubén Núñez, secretario general de la S-22, ha reclamado la devolución de 65 escuelas.[viii] En suma, la S-59 habría crecido en ocho semanas, y sin gran esfuerzo, en un 10-16%, pues hasta antes de la huelga tenía en su poder 400 escuelas, acumuladas desde 2006 cuando nació.

Medido contra las 13,000 escuelas de educación básica que, en total, tiene Oaxaca, la S-59 representa apenas el 3.5%. Y, comparado con los 76 mil agremiados de la S-22, la S-59 agrupa tal vez a sólo 3,300. Sin embargo, para comprender el peligro que vivió la S-22 durante el giro ultra, hay que tomar en cuenta que durante la huelga, 586 planteles del estado de Oaxaca ya habían iniciado clases: 400 ya en poder de la 59, más 184 reabiertos por padres de familia; es decir, 4.5% del total.

¿Cuántos más “focos rojos” se habrían generado si los ultras hubieran logrado imponer una mayor duración a la huelga? En síntesis, la movilización de la S-22, luego de dos semanas de exitosa escaramuza contra Peña Nieto en la capital, se estancó en un plantón decreciente en el DF, debilitando a su vanguardia, al tiempo que la retaguardia en huelga se desmoronaba en sus puntos más vulnerables.

  1. 2.      El revelador silencio de la LTS

Lo sorprendente es que en medio de un contexto crítico, costara tanto trabajo concretar un repliegue táctico. Para poder interpretar este síntoma, exploraré la manifestación de esta parálisis política en un agente transmisor de la enfermedad: la LTS. Aunque dicho agente está mayormente confinado al DF, y específicamente a algunas escuelas de la UNAM, es conveniente identificarlo a fin de detectar y, en lo posible, contener posibles brotes infecciosos. Sin embargo, no es el único agente transmisor de una enfermedad que Lenin llamó “infantilismo de izquierda”. Entonces, ¿por qué tomar a la LTS como muestra si, además, su presencia en la CNTE oscila en un nivel entre nulo e insignificante? A pesar de las objeciones, es pertinente tomar a la LTS como caso de estudio, debido a que sus vacilaciones políticas fueron las más grotescas en este primer round de la CNTE vs Peña Nieto. En efecto, ¿cuántos casos hay de un grupo “trotskista” evitando dar la batalla contra un grupo estalinista?

En el contexto de emergencia que vivía la S-22, y a pesar de advertir su “desgaste”, la LTS se abstuvo de proponer un repliegue para evitar un descalabro al sindicato. En medio de la emergencia, en una fecha tardía, 2 de octubre, la LTS dijo lo siguiente:

Pero no basta con mantenerse firmes, para evitar el desgaste resultado de que el gobierno aún no cede y usa tramposamente las mesas de diálogo, hay que darse una política superior, que permita conquistar las demandas fundamentales. Hay que mantener, ampliar y soldar la unidad de las filas del magisterio bajo el claro principio de que la abrogación es la demanda central que unifica todas las luchas y que a eso hay que subordinar las negociaciones locales.[ix]

Esa “política superior”, sin embargo, no era más que un postulado general, lo que resultó en una política inferior para la urgencia del momento: un repliegue. Peor aún, a pesar de que en esas semanas el magisterio de Oaxaca era la única sección de la CNTE que estaba en huelga, y de que representaba casi la totalidad del plantón en el DF, la LTS decidió ignorar este hecho. En un acto de calculada holgazanería, la LTS, en su periódico “Estrategia Obrera #113”, del 2 de octubre, llegó al grado de evitar escribir palabras como “Oaxaca”, “Sección 22”, y mucho menos “Sección 59”.

Por supuesto, de haber incluido esas “palabras”, los líderes de LTS se habrían visto obligados a tratar la situación real de la Sección 22, el peligro que corría, y la amenaza que eso implicaba para todo el movimiento de la CNTE, de la cual Oaxaca se mostraba como su vanguardia. Más difícil aún para este grupo, la LTS se habría visto obligada a decir lo que en verdad pensaba, lo cual, al parecer, era mucho pedir.

De forma oportunista, la LTS llenó su política postulados generales, pero eso sí, denunciando a quienes sí nos atrevimos a proteger a la 22:

[N]osotros creemos que la permanencia del plantón en el DF es una decisión legítima de las bases, al mismo tiempo que en nuestra opinión es una decisión completamente táctica. Lo central, para nosotros, es la orientación política, la estrategia para torcerle el brazo al gobierno, haya o no plantón, vinculada a la preparación de paro nacional.

Lamentablemente hay corrientes que se reclaman de “izquierda” y que, bajo la excusa de la supuesta debilidad del movimiento llaman desde hace semanas a dar “dos pasos atrás”. Se hacen eco de quienes pretenden dividir esta lucha unitaria y negociar por separado.[x]

Aunque sin explicitarlo, la LTS denuncia en este pasaje al volante “Un paso adelante, dos pasos atrás”, repartido el 16 de septiembre por las maestras y maestros del POS en la Sección 22, al conjunto de participantes en el plantón del Monumento a la Revolución, casi todos de Oaxaca. La LTS insinúa que con ese volante el POS buscaba “dividir esta lucha unitaria y negociar por separado”, lo cual es mentira, como puede apreciarse dando un vistazo al texto del POS en cuestión:

Es hora de mirar con realismo y con honestidad la fuerza actual con que contamos. Desde nuestro punto de vista, es la hora de dar un paso atrás, de recoger lo ganado y de preparar las siguientes batallas. De no hacerlo, nos exponemos […] a que perdamos más escuelas ante la espuria sección 59. También es un hecho que algunos compañeros han regresado a trabajar sin que desde la sección hayamos decidido hacerlo. Todo esto nos pondrá en peores condiciones para dar las siguientes batallas.

Es hora de continuar la batalla en otros escenarios. Es hora de decirles a los padres de familia que gracias a su apoyo se preservó la gratuidad y que se necesita la formación de los Colectivos Escolares con maestros, padres y alumnos para hacerla realidad. Es hora de enviar brigadas a los estados del país que logramos despertar a la lucha para que se incorporen a la CNTE y repudien a los líderes traidores del SNTE. Es la hora para, desde nuestras escuelas, resistir la imposición de las nuevas leyes y evitar su aplicación. En esas circunstancias podremos considerar si, entre todos los maestros del país y otras fuerzas afines, es posible organizar una huelga nacional con la que podríamos derogar las contrarreformas.[xi]

¿Lo vertido aquí se corresponde con la denuncia que la LTS hizo del POS? No, excepto en su imaginación. Entonces, ¿por qué el ataque de la LTS a la propuesta de repliegue táctico del POS? Esta es la pregunta crucial.

A simple vista, la política de la LTS difiere de la del POS en un matiz menor y, en esta lógica, la polémica entre ambas sería sólo parte del tradicional choque entre grupos socialistas que tienen a la izquierda tan atomizada y dispersa. ¿No deberíamos mejor unirnos en vez de discutir pequeñeces? Sin embargo, una mirada bajo la superficie muestra que lo que está en juego es algo más que un simple matiz.

Aunque la LTS también habló de “huelga nacional” como estrategia, su actitud ante el plantón fue cualitativamente distinta, pese a haber reconocido que esta era una cuestión “táctica”. Para el POS, era vital convencer a la base de la S-22 de que levantara el plantón y la huelga. En contraste, para la LTS, “la permanencia del plantón en el DF es una decisión legítima de las bases”. Así, a diferencia del POS, la LTS esquivó la pregunta candente en la S-22: “¿conviene seguir con la huelga y el plantón?” En la práctica, la LTS respondió esta pregunta con un: “eso dígamelo usted”. Por si fuera poco, este grupo tampoco dijo nada sobre la huelga de la S-22.

  1. 3.      La LTS tiene miedo, y mucho

¿Por qué la LTS evitó posicionarse? Para Lenin, a los comunistas nos corresponde “el deber de decirles la amarga verdad” a las masas cuando es necesario. Pero esta actitud es ajena a la LTS. Su líder, Mario Caballero, en redes sociales polemizó diciendo que “hoy sus “consejos” [del POS] conducirían a desmovilizar a las bases magisteriales”. Sin explicar por qué un campamento en el DF es más “movilizador” que una campaña nacional para hacer crecer a la CNTE, Caballero además señaló que el POS confunde con “aventurerismo” lo que en realidad es “el ánimo combativo del magisterio”. O sea, lo importante es ser “combativo” sin preguntarse ni decir qué está pasando.[xii]

Para la LTS lo importante no es decir “la amarga verdad” a la base, sino esperar la “decisión legítima de las bases” para sumarse a ella. En consecuencia, este grupo hace apología del más simple acompañamiento de las luchas (seguidismo), aterrado de intentar mover el volante del auto cuando hay que evitar un accidente. ¡No se vaya a enojar el conductor! Aún si el que maneja es un borracho, como en este caso, con el estalinismo al volante.

La Unidad de Trabajadores de la Educación (UTE) es el brazo, dentro de la S-22, del “Partido Comunista de México (marxista-leninista) – PCM(m-l)”, un grupo seguidor de Stalin. En opinión de Cuauhtémoc Ruiz, veterano observador del entorno político de Oaxaca, la UTE se vistió de ultra en esta lucha para proteger sus intereses burocráticos:

La UTE es una corriente burocrática y charril incrustada en el movimiento democrático y la misma “reforma” educativa le afecta porque perderá el control de los ingresos y de las promociones de docentes. Viene perdiendo fuerza desde 2006, cuando la masa magisterial advirtió que en 2007 Ulises Ruiz les dio una diputación en premio a su conducta oportunista.

En las dos pasadas elecciones dentro de la sección 22, no pudo ganar la secretaría general, salió derrotada aunque preservó una fuerza considerable por las relaciones clientelares que mantiene con sectores de la base magisterial. UTE se debilitó durante el presente movimiento. En su bastión, los Valles de Oaxaca, perdió el control y monopolio, lo que se reveló con la elección de nuestro compañero Mario Martínez [del POS] a la Comisión Negociadora Ampliada.

Para UTE, la peor perspectiva era un triunfo del movimiento combinado con los reveses que sufrió. Por ello prefirió una derrota del movimiento. UTE es parte de Morena, el partido de AMLO. Gabriel López Chiñas, ex secretario de organización de la sección 22 y dirigente de UTE, es el delegado de Morena en Oaxaca.[xiii]

Incluso si el lector no está convencido de que la UTE haya insistido en mantener el plantón a causa de intereses oscuros, basta con que tenga claro que fue su principal impulsor dentro de la S-22. Así, poco después del desalojo del plantón del Zócalo el 13-sep, el PCM(m-l) declaró que “ha ido en crecimiento el movimiento”. Su delirante política era mantener el plantón de la S-22 (y, por tanto, la huelga) para hacerlo un “plantón nacional del pueblo trabajador en contra de las reformas estructurales”.[xiv] Para este grupo lo importante no era ganar, sino dar una imagen de mártires.

¿Cuál es la interpretación que hizo la LTS sobre la conducta o las intenciones de la UTE? Sobre este tema… la LTS también calló. Como resultado, mientras la UTE persuadía a la base de mantener la huelga y hacer el plantón “nacional”, la LTS esquivaba un choque con el pretexto: “la permanencia del plantón en el DF es una decisión legítima de las bases”. Así, en una grotesca danza erótica, la LTS daba un beso “trotskista” a la venenosa política de una dirección estalinista, la UTE.

Los besos inconfesados de la LTS tienen un origen fácil de explicar: fueron causados por el miedo a actuar de otro modo.

Slavoj Žižek ha explorado el miedo a tomar la responsabilidad de un acto político en cuya ejecución tal vez estemos solos. Este miedo se llama “oportunismo”.

[E]s como si antes de que el agente revolucionario se arriesgue a la toma del poder del Estado, debiera recibir el permiso de alguna figura del gran Otro. Con Lenin […] la revolución ne s’autorise que d’elle meme: uno debe asumir la responsabilidad del acto revolucionario sin ninguna cobertura del gran Otro; el temor a tomar el poder “prematuramente”, la búsqueda de la garantía, es el miedo al abismo del acto. Ahí reside la dimensión última de lo que Lenin incesantemente denuncia como “oportunismo”, y su apuesta es que el “oportunismo” es una posición, en sí misma, inherentemente, falsa, que enmascara el miedo a la realización del acto con la pantalla protectora de los hechos, leyes o normas “objetivos”.[xv]

Así como hay pretextos para no avanzar, también los hay para no retroceder. El “gran Otro” de la LTS fue la “decisión legítima de las bases”: una cobertura o pantalla protectora a quien la LTS delegó la responsabilidad de definir la política… de la LTS. Así, este grupo se mostró incapaz de sugerir un repliegue (¡no, pecador!) para evitar un descalabro al gremio independiente más importante del país, la Sección 22, de Oaxaca, cuya derrota habría averiado a la CNTE y al futuro de la clase trabajadora.

Como vemos, el pasaje de Žižek también puede aprovecharse para apreciar cómo la enfermedad “senil” de los reformistas es simétrica a la enfermedad infantil de los ultras. Los primeros son incapaces de atacar, y los otros, de esquivar. Ambos elevan a un estatus absoluto actitudes que son políticamente relativas. Ambos petrifican tácticas y las convierten en pérfidas estrategias. Ambos deben ser rechazados.

El carácter fantasmagórico del “gran Otro” que se inventó la LTS para disimular su parálisis política, puede verificarse empíricamente. La dichosa “decisión legítima de las bases”… nunca existió. En las tres votaciones que se hizo dentro de la Sección 22 para definir la continuidad o no de la huelga y el plantón “masivo”, votó menos del 15% de la membresía. Esto es, votaban menos de 10 mil docentes: sólo los que estaban presentes en el plantón, como puede verse en la Tabla 1.

Tabla 1. Resultado de las votaciones en el plantón de la S-22

24 de Septiembre

28 Septiembre

5 de Octubre

Votos a favor de plantón masivo

(continúa huelga)

6,877

4,966

3,951

Votos a favor de plantón representativo (termina huelga)

3,712

4,476

6,620

% por masivo, del total de miembros

9.4%

6.8%

5.4%

Fuente: datos de la Sección 22 de la CNTE (Oaxaca).

El “apagón” de la democracia sindical que durante este round sufrió la S-22 fue un grave problema. A pesar de que la huelga afectaba a todo el sindicato, la mayoría de sus miembros no pudo decidir sobre su futuro. Y esa fue otra de las críticas que sí hicieron las maestras y maestros del POS en la S-22, y que la LTS (ya no sorprende a esta altura) decidió ignorar para abrirle paso a la “legítima decisión de las bases”, justo cuando esta era un espejismo. De forma tramposa, grupos como la UTE impusieron votaciones sobre el plantón, en lugar de la huelga. De haberse dado voto a los 73 mil agremiados, el tan necesario repliegue se habría logrado más pronto.

  1. 4.      Por una política de la verdad

Así, aunque el reformismo ha sido mejor extirpado del movimiento comunista, el infantilismo ha tomado su lugar como principal obstáculo a superar en el presente. Lenin tempranamente detectó la nueva enfermedad al ver que la misión de estos izquierdistas es “ir adelante sin detenerse ni desviarse de su camino, avanzar en línea recta hacia la revolución comunista”. Lenin se burló de esto y sugería marchar “guiados por la convicción de la necesidad de una flexibilidad máxima en nuestra táctica.” En efecto, para Lenin es crucial saber replegarse.

[L]os partidos revolucionarios deben completar su instrucción. Han aprendido a desplegar la ofensiva. Ahora deben comprender que esta ciencia hay que completarla con la de saber replegarse acertadamente. Hay que entender –y la clase revolucionaria aprende a comprenderlo por su propia y amarga experiencia- que no se puede triunfar sin saber atacar y replegarse con acierto. [...] [Q]ue es necesario replegarse, que es preciso saber replegarse.[xvi]

¿Qué es, entonces, eso que hace falta para evitar (o superar) la enfermedad del infantilismo de izquierda? Sólo hace falta decir la verdad. Hay que querer decir la verdad. Por eso para Gramsci “la verdad es revolucionaria”. Así, la política comunista como una política de la verdad también es una idea subrayada por Trotsky:

Mirar la realidad cara a cara, no buscar la línea de la menor resistencia, llamar a las cosas por su nombre, decir la verdad a las masas por amarga que ella sea, no temer los obstáculos, ser fiel en las pequeñas y en las grandes cosas, ser audaz cuando llegue la hora de la acción, tales son las reglas de la IV Internacional.[xvii]

La LTS, al contrario, se adaptó al giro ultra dentro de la S-22 promovido, principalmente, por el PCM(m-l). Evitó decir la verdad y, en su lugar, creó una caricatura que les ahorrara resistencias y satisficiera a todos. Así, independientemente de sus intenciones, las acciones de la LTS se sumaron a la infección que pudo destruir a la S-22 y, por tanto, atrofiado a la CNTE. La LTS, en resumen, es un transmisor de una dañina enfermedad política que gracias a Lenin hoy podemos detectar.

Por otra parte, la realidad a veces da sorpresas y aún no sabemos si grupos como la LTS pueden curarse. Eso, por supuesto, sería un proceso doloroso, el cual depende primero de que sus militantes hagan una profunda reestructuración en sus niveles dirigentes. Y sólo así, ¿quién sabe?, tal vez algo bueno podría pasar.

 


[i] Las lecciones políticas que contiene este documento no hubieran sido posible sin la intervención concreta, en la lucha, de las maestras y maestros del POS en la Sección 22 de la CNTE. Yo, en todo caso, he intentado ponerlas aquí por escrito. Además, en la preparación de este documento, conté con las observaciones de Juanita Acosta, Tomás Holguín, Camilo Ruiz y Cuauhtémoc Ruiz. Por supuesto, soy el único responsable de los errores que aún contenga este material.

[ii] MALDONADO, A. 2013. Ley del Servicio Profesional Docente: siete temas y un deseo. Educación Futura [Online]. Available: http://goo.gl/2CkX5M.

[iii] Sobre esto, ver POS. 2013. Lo que la lucha le cambió a la Ley del Servicio Profesional Docente. El Socialista #370, 6 de Septiembre.

[iv] Una primera aproximación, de mi parte, a este problema puede verse en CENTENO, R. I. 2013. La CNTE puede (y debe) cerrar este round a su favor. Rebelión [Online]. Available: http://goo.gl/MB8oXv.

[v] RUIZ, C. 2013. Los oportunistas disfrazados de ultras. La lucha magisterial vivió un gravísimo peligro. Pluma #23. Cd. de México: POS.

[vi] RIVERA, C. & RODRÍGUEZ, O. 2013. ‘Quitan’ padres de familia 184 escuelas a la CNTE. Milenio, 30 de Septiembre.

[vii] SOSA, Y. 2013. No reconocerá gobierno a personal de la Sección 59. Noticias, 16 de Octubre.

[viii] RAMOS, J. 2013. Regresan a clase en Oaxaca, bajo vigilancia. El Universal, 15 de Octubre.

[ix] LTS. 2013a. Ante la cerrazón del gobierno y sus aliados. Estrategia Obrera #113, 2 de Octubre.

[x] LTS. 2013b. Necesitamos una política para triunfar: unidad de las filas magisteriales y un gran paro nacional. Estrategia Obrera #113, 2 de Octubre.

[xi] MAESTRAS Y MAESTROS DEL POS 2013. CNTE. “Un paso adelante, dos pasos atrás.” Es hora de dar la batalla en otros escenarios. In: PARTIDO OBRERO SOCIALISTA (ed.). D.F.

[xii] En la huelga de la UNAM de 1999-2000, la LTS también exhibió su infantilismo. Evitando proponer un repliegue para evitar que la Policía Federal rompiera la huelga, como ocurrió, fueron cómplices de la dura derrota que recibió el movimiento estudiantil. Recordando aquello, Mario Caballero, también señaló hace poco en redes sociales, sobre el POS: “Tanto se desmarcaron de los “ultras”, que acabaron por desmarcarse de la izquierda universitaria.” Sin embargo, y esto es lo crucial, Caballero evitó decir por qué sería un error que el movimiento levantara la huelga cuando había que evitar que la PFP la rompiera. Para él esto es irrelevante.

[xiii] RUIZ, C. 2013. Los oportunistas disfrazados de ultras. La lucha magisterial vivió un gravísimo peligro. Pluma #23. Cd. de México: POS.

[xiv] PCM(M-L). 2013. Entrevista acerca de la Asamblea Nacional Magisterial y Popular. Available: http://goo.gl/LTOQIL [Accessed 22 de Octubre].

[xv] ŽIŽEK, S. 2009. Terrorismo y comunismo, de Trotsky, o Desesperación y utopía en el turbulento año de 1920. Terrorismo y comunismo: réplica a Karl Kautsky. Madrid: Akal.

[xvi] LENIN, V. 1920. Left-Wing Communism: an Infantile Disorder [Online]. USSR. Available: http://goo.gl/a4YFgp [Accessed 17 October 2013].

[xvii] TROTSKY, L. 1938. Programa de transición [Online]. marxists.org. Available: http://goo.gl/s1HGUk [Accessed 22 de Octubre 2013].