Partido Obrero Socialista. México »23 noviembre, 2013

Daily Archives: 23 noviembre, 2013

BREAKING NEWS

Michoacán, México. Solitarias, 11 viudas de Cherán luchan por justicia

Impunidad en Cherán

Solas, 11 viudas luchan por justicia desde 2009

Presentaron 11 denuncias por asesinato y 4 por plagio
Todos los casos ocurrieron en enfrentamientos o emboscadas en cerros de Michoacán
Acudieron ante autoridades estatales y federales; nadie les responde todavía

Familiares de desaparecidos o asesinados muestran imágenes de sus parientes que han  sido víctimas de grupos delictivos en el poblado de Cherán Foto Ignacio Juárez /La Jornada Michoacán

La Jornada Michoacán
Daniela Osorio Cabrera
Sábado 23 de noviembre de 2013
Morelia, Mich., 22 de noviembre.-Once viudas de la comunidad indígena de Cherán han sido víctimas de represalias e indiferencia debido a que han denunciado ante las autoridades estatales y federales los asesinatos, desapariciones o agresiones contra sus familiares, a manos de criminales que operan en esa región.

Cherán es una de tantas comunidades michoacanas azotadas por el narco, y si bien la mayoría de sus pobladores forman parte de un movimiento de defensa de sus propias vidas y de los recursos naturales de la región, hay un pequeño grupo de familiares, 11 viudas principalmente, que han emprendido su propia lucha por la justicia y la dignidad.

Ninguna de las investigaciones de los asesinatos ha dado resultado, pese a la gran cantidad de evidencias que las familias han aportado a las autoridades, las que reviran que no hay elementos suficientes para poder concluir satisfactoriamente las indagatorias.

Por ahora sólo hay denuncias por los asesinatos de Plácido Fabián Ambrosio, Armando Hernández Estrada, Domingo Chávez Juárez, Alfredo Macías Cucue y su nieto Alfredo Francisco Gerónimo Macías, Leopoldo Juárez Urbina, Urbano Macías Rafael, Guadalupe Gerónimo Velázquez, Pedro Juárez Urbina e Hilario Gembe Estrada.

Hay otras cuatro denuncias por secuestro y una por el intento de asesinato de Eugenio Sánchez Tehandón, el único sobreviviente de un ataque de grupos armados, pero se encuentra en estado vegetativo y, a pesar de que el gobierno estatal comprometió apoyos para su rehabilitación y de haber sido intervenido quirúrgicamente en varias ocasiones, su familia no ha recibido recursos para financiar los tratamientos.

A Sánchez Tehandón se le sustrajo una bala de la cabeza en el hospital Star Médica de Morelia, misma que horas después se reportó como extraviada.

Todos los asesinatos ocurrieron en enfrentamientos y emboscadas ocurridas en los cerros de San Miguel, Las Tres Esquinas, De los Cuates, El Resinero y El Tecolote, así como en calles de la cabecera municipal, como fue el caso de Plácido Fabián Ambrosio, quien fue atacado junto con su esposa en su domicilio en las fiestas patronales de 2009.

La mayoría de los homicidios ocurrieron de día y frente a testigos; es el caso de Armando Hernández Estrada, quien formaba parte de una multitud que acudió a encarar a los talamontes cuando fue asesinado. Esa misma gente presenció su asesinato y lo cargó hasta la comunidad.

Sólo uno de los comuneros estaba solo cuando fue ultimado: Domingo Chávez Juárez, quien fue a recolectar resina al cerro y cuyo cuerpo fue localizado con huellas de tortura y varios impactos de bala 11 días después de su fallecimiento.

Otro caso es el de la familia Macías Cucue. Alfredo, de 66 años, fue acribillado el 17 septiembre de 2009. Ese día recogía ocote junto con sus dos nietos, Alfredo Francisco, de 16 años, y Ramón, cuando fueron atacados con armas de fuego. Ramón pudo escapar ileso para dar aviso a la familia, pero Alfredo Francisco fue herido y dejado en el lugar, al creerlo muerto.

Pese a la gravedad de sus heridas, el menor sobrevivió y se recuperó. Rindió testimonio sobre el asesinato de su abuelo, pero el 12 de agosto de 2009, 10 meses después, los mismos criminales volvieron por él y lo mataron.

Leer más:
http://www.jornada.unam.mx/2013/11/23/politica/002n1pol

Published by:
BREAKING NEWS

México. En el Distrito Federal, “represión selectiva”

Participar en marchas conmemorativas o en manifestaciones puede ser peligroso para la salud… y para la vida. Las autoridades capitalinas han desatado una cacería de brujas contra estudiantes y activistas cuyo único delito es dar puntual seguimiento y registro de las protestas y las violentas respuestas de la policía. A continuación se presentan tres casos –uno de los cuales puede aproximarse a un desenlace fatal– que así lo demuestran.

 PROCESO.COM.MX
ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA
22 DE NOVIEMBRE DE 2013
MÉXICO, D.F. (Proceso).- Una secuencia de golpes impactó sus costillas. Se dobló por los rodillazos en las piernas, el estómago, la espalda. Contundentes palmas abiertas se estamparon en su rostro. Una vez y otra y otra…

“¡Ya valiste madre, pinche anarquista revoltoso!”, escuchó segundos antes de que se reiniciara la andanada, encapsulado por varias decenas de granaderos, inmovilizado con el brazo torcido en la espalda.

Con otros tres jóvenes, Jorge Mario González García fue conducido a una patrulla. Sabía que increpar a sus captores era inútil. Le quitaron el celular, fue llevado a un lugar desconocido donde lo sometieron a una revisión, sesión fotográfica y una nueva tanda de golpes.

Esposado y maltrecho le preguntaban sin esperar respuesta: “¿Te gusta quemar policías?”.

Otra vez abordó la patrulla y tras un largo rodeo reconoció las instalaciones de una Agencia del Ministerio Público en Iztapalapa. Nada.

La patrulla se puso otra vez en marcha hasta llegar a la Agencia del Ministerio Público 44. Nueva sesión fotográfica, revisión del legista, quien instruyó que le brindaran atención médica.

En una clínica cercana al Metro General Anaya le vendaron el brazo, luxado a fuerza de ser retorcido. Poco le duró el vendaje. De vuelta en el Ministerio Público se lo quitaron.

La fecha es referente histórico: 2 de octubre.

Las detenciones de estudiantes y un operativo que implicó a miles de policías del Distrito Federal, federales y soldados vestidos de policías se activaron antes de iniciar la marcha. Eran las 3:30 de la tarde y no era 1968, sino 2013.

El pasado 4 de octubre Jorge Mario fue ingresado al Reclusorio Oriente sin saber la causa de su detención.

El 7 de octubre se le dictó auto de formal prisión y se le fijó una fianza que, una vez pagada, le permitió llegar a las puertas del reclusorio. Ahí fue reaprehendido pues la caución se le revocó debido a su “peligrosidad social”.

De nuevo en la celda Jorge Mario inició una huelga de hambre que el viernes 15 cumplió 39 días. El relato de los hechos es producto de una entrevista epistolar con Proceso.

Al cierre de esta edición un dictamen médico mostraba que el ayuno ha estragado su salud. Pero él está decidido a mantenerlo por considerar que vive una injusticia.

Exalumno del CCH Naucalpan, Jorge Mario fue expulsado tras protestar contra la llamada “reforma de los 12 puntos”. El activismo del joven de 21 años se inició en 2008 con el movimiento de rechazo a la Reforma Integral de la Educación Media Superior y contra el porrismo.

De acuerdo con la acusación –la cual se desahoga en el Juzgado 19 de Delitos no graves, a cargo de la juez Marcela Ángeles Arrieta– el motivo de la detención fue que desde un autobús de la Ruta 1, donde viajaba un grupo de jóvenes –la mayoría, desconocidos entre sí– a la marcha conmemorativa del 2 de octubre, fueron arrojando petardos que presuntamente lesionaron a transeúntes y dañaron mobiliario urbano y particular.

Leer más:
http://www.proceso.com.mx/?p=358625

Published by:
%d personas les gusta esto: