Partido Obrero Socialista. México »28 noviembre, 2013

Daily Archives: 28 noviembre, 2013

BREAKING NEWS

El desempleo Real en México es de 15.2%

La Jornada
Carlos Fernández-Vega
Jueves 28 de Noviembre 2013
Si se atiende la información oficial, en México poco más de 5 por ciento de la población económicamente activa (PEA) se encuentra desocupada. En números redondos, tal proporción equivale a 2 millones 700 mil personas, pero de acuerdo con otras mediciones tal monto se eleva a casi 9 millones de mexicanos en tan precaria situación. ¿En qué consiste la diferencia?

El Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la UNAM advierte que “en México se oculta el 70 por ciento del desempleo y la precarización de los trabajadores”, y lo detalla de la siguiente forma: “la población desempleada no es de 2.7 millones de personas, como lo manejan las fuentes oficiales, sino que se trata de casi 9 millones de personas que no logran obtener un empleo, ya sea formal o informal; los altos niveles de desempleo en México persisten a pesar de la reforma laboral, y al contrario de lo que se esperaba, la mayor parte de los empleos generados este último año fueron informales y con mayor precarización”.

El CAM detalla que el Inegi reconoce que la tasa de desocupación que calcula no mide el desempleo, de allí que el propio Centro, utilizando parámetros de la Organización Internacional del Trabajo, construyó desde 2005 una metodología para la medición del desempleo; con la cual obtiene los siguientes resultados: “para el tercer trimestre de 2013 la población desempleada en México es de 8 millones 900 mil 222 personas y la tasa de desempleo es de 15.2 por ciento. La población desocupada que reporta el Inegi apenas es el 30 por ciento de la población desempleada, es decir, con la tasa de desocupación del Inegi se encubre 70 por ciento del desempleo y de la precarización del trabajo y del nivel de vida de las familias”.

Desde el comienzo de la gestión de Enrique Peña Nieto, la población ocupada creció en 500 mil 108 personas de las cuales al menos 286 mil 160 fueron empleadas informalmente. “Esto quiere decir que de todos los empleos que se generaron en este año, al menos 57.2 por ciento son empleos informales. De 2005 a la fecha, la población desempleada ha crecido en términos absolutos en 2 millones 784 mil, lo que significa un aumento de 45 por ciento. Desde la (más reciente) crisis los niveles de desempleo se dispararon, manteniéndose siempre altos hasta hoy en día. De lo anterior se desprende que el efecto que se clamaba tendría la reforma laboral ha sido un fracaso. Su verdadero carácter se ha enfocado en la flexibilización de la fuerza de trabajo y la pérdida de derechos laborales, ya que sólo vino a legitimar formas de precariedad en el empleo en las cuales ya incurrían varias empresas en el país desde antes de 2012″.

Leer más:
http://www.jornada.unam.mx/2013/11/28/opinion/032o1eco

Published by:
BREAKING NEWS

Un año del retorno del PRI a la presidencia de México

Publicado en Rebelion
Germán Paul Cáceres
Pueblos
Jueves 28 de Noviembre 2013
El próximo primero de diciembre se cumple un año de la reinstalación en el gobierno mexicano del Partido Revolucionario Institucional (PRI) con la toma de posesión de Enrique Peña Nieto, declarado ganador por el Instituto Federal Electoral de la elección del primero de julio del 2012. ¿Por qué volvió el PRI?
¿Cómo es que el PRI logró recuperar la presidencia? ¿Cómo fue posible que el mismo partido que fue echado con júbilo de Los Pinos en el 2000 para inaugurar una celebrada alternancia -inclusive descrita como transición democrática por semejanza con lo ocurrido en el cono sur tras las dictaduras militares- volviera victorioso tras un relativamente corto periodo de tiempo? ¿Cómo entender el triunfo del desacreditado partido que gobernara a México durante 71 años ininterrumpidos, descrito como la dictadura perfecta[1] y la representación paradigmática de los peores males de la política latinoamericana al menos desde la presidencia de Miguel Alemán?

Este artículo polemiza algunos elementos que pueden ser considerados a la hora de dar respuesta a los interrogantes mencionados:

1. La cuota de responsabilidad de los gobiernos del PAN

En la victoria electoral del Partido de Acción Nacional en el 2000, influyó de forma determinante el desgaste acumulado del PRI, más que su mérito propio y en especial el de su candidato y luego presidente Vicente Fox.

“El demagogo talentoso, el populista amenazador, el profeta de la felicidad instantánea tuvo que hacerse cargo de su triunfo… el resultado no podía ser más desalentador… La alternancia fue la primera aportación de Fox a la maduración política de México. La segunda fue el desencanto”[2]. Este retrato del sexenio foxista de algún modo, alivió el descrédito del PRI.

Por su parte, Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), en un intento por cancelar la discusión sobre las denuncias de fraude en su elección, lanzó en una entrevista de televisión aquella frase que se convertiría en un lastre para su gobierno: “haiga sido como haiga sido”[3]. Calderón Hinojosa no pudo evitar arrastrar hasta el final de su mandato con la condición de ilegitimidad que generó las dudas de su elección y que dicha frase antes que esquivar, reforzó.

El cuestionamiento a su legitimidad y los controvertidos resultados de su gestión facilitaron el regreso del PRI: empantanado en una política de seguridad errática que disparó los niveles de violencia cobrando la vida a cerca de 50 mil mexicanos[4] y con unas fuerzas militares y de policía gravemente comprometidas en violaciones a los derechos humanos. Con resultados económicos y sociales igualmente discretos: durante el sexenio de Calderón el ingreso de los hogares mexicanos se redujo 12.75 % de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2012, difundida por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, y entre el 2008 y 2012, la pobreza se incrementó en poco más de 3.7 millones de personas[5]. Los indicadores macroeconómicos no tuvieron un mejor desempeño, por ejemplo, el crecimiento promedio del PIB fue de 2.3 %, inferior al promedio mundial (3.6) y latinoamericano (4.1)[6].

Estos resultados hicieron de la era Fox-Calderón, una con más pena que gloria, que resumida en la confesión del “haiga sido como haiga sido”, representó una decepción con la “transición” que en buena medida capitalizó el PRI.

2. Los rezagos de la cultura política

Ciertos rasgos hacen parte de la cultura política en América Latina como permisividad con la corrupción, uso y abuso de prácticas clientelistas y flexibilidad moral, entre otras, son rezagos de los que México no escapa. “El que no tranza, no avanza” es un popular refrán mexicano que legitima estos rasgos y que ayudaron a impermeabilizar una campaña presidencial caracterizada por ir al límite de las consideraciones éticas y legales, aunque vale decir que de esta cultura política gusta la inmensa mayoría de los actores políticos de la región y de México, incluidos representantes del PAN y el PRD.

En el caso Monex[7] se gestó una sofisticada operación de supuesta triangulación de dineros para financiar la campaña priista superando los topes establecidos o el caso de las tarjetas Soriana, denunciada como una operación de compra de votos con el programa de fidelización de los reconocidos supermercados, fueron dos hechos que colocaron bajo sospecha el retorno del PRI a la residencia oficial de Los Pinos y que enturbian su gobierno a pesar del respaldo del IFE en estos temas.

Sumado a lo anterior, el fantasma del fraude electoral nuevamente se hizo presente como tantas otras veces. Aunque, como coinciden muchos analistas[8], la utilización de la burda técnica de registrar votos no existentes o llenar de boletas la urna no son ahora el principal elemento del modus operandi. De hecho, hoy en América Latina sería más preciso hablar de la manipulación de los procesos electorales donde sólo uno de sus elementos, y quizá ya no el más determinante, sea el fraude en las urnas. Esta manipulación se configura en una serie de hechos que, sumados, modifican el resultado final: inmensas cantidades de dinero que desplazan la lógica política democrática del centro de la escena, pactos de élites con poderes empresariales y cacicazgos regionales y locales, sofisticadas operaciones para saltarse la ley sin infringirla y el papel determinante de los medios de comunicación en estas democracias televisivas, entre otros.

Leer más:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=177441

Published by:
BREAKING NEWS

EZLN: Una mirada a su historia. III. La opción por los pobres

Subversiones
Miercoles 27 de Noviembre 2013

III. La opción por los pobres

Las CEB y la diócesis de San Cristóbal de las Casas -con Samuel Ruíz García a la cabeza- tuvieron un papel importante en las comunidades indígenas. Por ejemplo, participaron activamente en la convocatoria y realización del Primer Congreso Indígena en 1974. Reproduciendo los acuerdos de la Conferencia de Medellín, los religiosos empezaron a inculcar a los indígenas la idea de que el reino de dios tenía que expresarse en la tierra y que tendría que estar basado en la justicia y la verdad. El trabajo de la diócesis fortaleció la organización interna de los pueblos indígenas y les permitió generar redes de contactos con otras organizaciones similares en el estado, en México y el mundo.

Sin embargo, al igual que le sucedió a las Fuerzas de Liberación Nacional, el trabajo de la diócesis también se vio trastocado por la propia cosmovisión de los pueblos indígenas, al grado que comenzó a formarse una especie de “iglesia indígena” integrada por 2,608 comunidades con 400 prediáconos y 8 mil catequistas, que si bien se coordinaba con la estructura de la diócesis, también tenía determinada autonomía.
Durante la fase de “acumulación de fuerzas en silencio” del EZLN encontró entre los indígenas que habían trabajado con las CEB y con la diócesis de San Cristóbal de las Casas a un gran número de militantes. No es que su integración estuviera prevista, pero sucedió que el trabajo que había encabezado Samuel Ruíz en las comunidades indígenas se convirtió en antesala idónea para el trabajo político que después desarrollaron los neozapatistas. Así, muchos de los indígenas que habían sido catequistas y prediáconos de la “iglesia indígena” también optaron por sumarse a las filas del EZLN.

Como hemos visto a lo largo de estas tres entregas, detrás del EZLN que declaró la guerra al ejército mexicano el 1 de enero de 1994, existe un complejo entramado de visiones políticas y culturales que se engarzan para evidenciar una realidad de opresión y explotación hacia un amplio sector de la sociedad. No es solamente una lucha por los pueblos indígenas –si revisamos detenidamente la Primera Declaración de la Selva Lacandona encontraremos que no hay una sola mención sobre ellos-, su lucha es más amplia, es por “el pueblo mexicano”.
Las luchas contra la conquista y el colonialismo, las luchas por hacer de México una nación libre, independiente y soberana y las luchas contra el capitalismo en su forma imperialista, son el sustento histórico de la rebelión indígena que conmocionó al mundo entero y que despierta –aún en nuestros días- gran simpatía.

Así, el EZLN puede entenderse como un movimiento que reclama la liberación nacional que posibilite un desarrollo justo y equitativo. Pero su lucha también es por hacer de México una nación democrática, que acabaría con la “dictadura del partido único” que gobernó en este país por más de 70 años, y que hoy está nuevamente en el gobierno.

También hay mucho de novedoso en los neozapatistas. Mencionemos sólo un aspecto de gran importancia. Su lucha no es por la toma del poder estatal para luego instaurar un régimen socialista o comunista, como sucedió en la mayor parte de los países de América Latina y del mundo en que existieron rebeliones armadas. Por el contrario, sus primeras demandas no son más que el reclamo del mínimo indispensable para el desarrollo de una vida digna: “trabajo, tierra, techo, alimentación, salud, educación, independencia, libertad, democracia, justicia y paz”.

Visto de esta manera, podemos decir que el EZLN es una síntesis histórica, un proceso social que logra aglutinar una vasta gama de demandas sociales, tradiciones de lucha y corrientes del pensamiento crítico que han estado presentes a lo largo de la historia de México y del mundo; al mismo tiempo que recupera planteamientos nuevos acordes a su tiempo. Por eso hoy, a 30 años de su formación y a casi 20 de su aparición pública, después de intensos y variados procesos, de reconstruirse y construir historia; somos muchos y muchas los que por todo el mundo seguimos gritando: ¡Viva el EZLN!

Leer más:
http://subversiones.org/archivos/16056

Published by:
%d personas les gusta esto: