Pronunciamiento de la Asamblea Nacional Popular por la liberación de Nestora Salgado y todos los presos políticos

NORMAL

Ayotzinapa Gro, 17 de enero de 2015

Ante la embestida por parte de los grupos de interés y el sector empresarial en contra de la inmediata liberación de la comandante de la policía comunitaria de Olinalá, Nestora Salgado García. Nos pronunciamos en contra de la tergiversación y deslegitimación que Isabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí hacen de las labores de seguridad comunitaria que Nestora Salgado y la policía comunitaria realiza en diversas comunidades del estado de Guerrero. El ataque en contra del sistema de justicia comunitario que opera desde hace 19 años representa una amenaza a cientos de hombres y mujeres, que en estado de Guerrero han logrado mantener a raya a los grupos de la delincuencia organizada, logrando preservar la paz y seguridad de las comunidades en donde opera la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Policía Comunitaria (CRAC-PC).

En conferencia de prensa la señora Wallace y el empresario Alejandro Martí defienden a quienes que fueron detenidos por los policías comunitarios cometiendo delitos de abigeato o a petición de sus propios familiares, en el caso de las menores de edad. Entre estas personas que ahora acusan a Nestora se encuentran: Armando Patrón Jiménez, posible responsable del asesinato de 2 personas y detenido por robo de ganado; Eugenio Sánchez Rosendo y Gustavo Rodríguez.

Luego de la detención de Nestora ha existido hostigamiento constante por parte del ejército y la marina en contra de los policías comunitarios en Olinalá, que se mantienen en actividad a petición de los ciudadanos de la localidad. El impedimento de las tareas de seguridad que corresponderían a la policía municipal y que los comunitarios han tomado en sus manos en atención a las solicitudes de la ciudadanía, así como las órdenes de detención que pesan en su contra, constituyen una violación a la ley 701 del estado de Guerrero, que permite la operación de estos grupos de policía ciudadana. Además de violar el derecho internacional de las comunidades indígenas asentado en el artículo 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Nestora Salgado y el resto de policías comunitarios presos en diversos penales del país no son secuestradores ni delincuentes, ellos cumplían con una tarea de seguridad mandatada en asambleas de sus comunidades. Es por ello que exigimos su inmediata liberación y la de Arturo Campos, Gonzalo Molina, Bernardino García Francisco, Ángel García García, Eleuterio García Carmen, Abad Francisco Ambrosio, Florentino García Castro, Benito Morales Bustos, Rafael García Guadalupe, José Leobardo Maximino, Antonio Cano Morales, Samuel Ramírez Gálvez, así como de los integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la presa la Parota (CECOP) Marco Antonio Suastegui, María de la Cruz Dorantes Zamora y de todos los presos políticos del país.

Asamblea Nacional Popular

Deja tu comentario