MICHOACÁN: LAS AUTODEFENSAS Y EL MOVIMIENTO SINDICAL TUMBAN AL GOBERNADOR

Por José María Carmona

cnte1

Michoacán atraviesa por una profunda crisis política, económica y financiera, es una de las entidades federativas donde la población se tuvo que armar para enfrentar al crimen organizado personalizado en los Caballeros Templarios que dominaron mas de treinta municipios y que finalmente salió triunfante, de esta manera surgieron los grupos de autodefensa encabezados por José Manuel Mireles, Hipólito Mora…

Los grupos de autodefensa en su combate al crimen organizado puso a la defensiva al gobierno de Peña Nieto quien en enero del 2014 fue duramente cuestionado por los capitalistas extranjeros en el Foro Económico de Davos Suiza, mientras Peña Nieto malbarataba las riquezas nacionales promoviendo las reformas estructurales recién aprobadas por el congreso mexicano.

Ante la inquietud de los inversionistas extranjeros, echo mano de sus poderes metasconstitucionales y mediante un decreto nombró a uno de sus alfiles, Alfredo Castillo como Comisionado para el Desarrollo y la Seguridad, pero la finalidad presidencial era desmovilizar, desarmar y encarcelar a los principales dirigentes, previo un acuerdo para convertir a los grupos de autodefensa en fuerzas rurales; los principales dirigentes aceptaron el acuerdo a cambio de un salario de 15 mil pesos en efectivo, el único que no aceptó fue el doctor Mireles, el cual ante su rebeldía fue encarcelado y hoy es uno de los principales presos políticos del país.

Al igual que Mireles, el comisionado Alfredo Castillo encarceló a mas de dos decenas de miembro de las guardias comunitarias del municipio de Aquila quienes se levantaron en armas para enfrentar a los Caballeros Templarios. La estrategia fue clara por parte del gobierno federal de derrotar a los grupos de autodefensa quienes demostraron capacidad para aniquilar a los Caballeros Templarios.

Todo esto provocó una grave crisis en el gobierno de Michoacán poniendo al desnudo la colusión entre los Caballeros Templarios y el secretario de gobierno Jesús Reyna y el hijo del propio ex gobernador Fausto Vallejo, Rodrigo Vallejo Mora ambos enfrentan procesos judiciales por delincuencia organizada, la movilización de los autodefensas demostró capacidad para derrotar al crimen organizado y fue la causa principal de la caída de Fausto Vallejo del gobierno de Michoacán.

Pero también en Michoacán, existe un fuerte movimiento sindical y social que cotidianamente ponen al gobierno de Salvador Jara quien sustituyó a Vallejo, según información de la subsecretaria de gobierno de Michoacán durante 2014 se registraron mas de mil 900 acciones sociales que no son otra mas que marchas, plantones, bloqueos de calles y carreteras, así como la toma de edificios públicos y gubernamentales.

Todos los días, el gobierno de Salvador Jara, se tiene que sentar a negociar con estas organizaciones sociales que las encabeza la sección XVIII del magisterio y los normalistas, estos últimos en demanda de plaza automática.

El año pasado, el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo de Michoacán realizó un huelga de mas de 40 días, junto con los sindicatos universitarios el SUEM y el SPUM que agrupa a los trabajadores administrativos y académicos de la universidad nicolaita; los sindicatos de los trabajadores de la educación media y superior realizan marchas por sus demandas salariales; así como los trabajadores de la salud.

En el contexto electoral ha surgido un nuevo fenómeno la formación del Frente Cívico Social que presentara candidato independiente a la gubernatura de Michoacán y que agrupa a mas de 30 sindicatos lo malo es que su candidato es un empresario lo que echa a la basura el carácter progresista del frente.

Por ultimo, la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa Guerrero llamó a la movilización a sindicatos como el magisterio, organizaciones sociales, estudiantiles y políticas independientes entre ellas el POS, que a su vez han conformado el Frente contra la Represión y el Terrorismo de Estado para no únicamente demandar la presentación de los normalistas de Guerrero si no también enfrentar el problema de los desaparecidos que suman mas de 250 y los presos políticos en Michoacán, este esfuerzo organizativo y político en contra de la represión es un ejemplo a seguir; es por ello que en Michoacán no solo existe un grupo de autodefensas, si no también un fuerte movimiento sindical y social que a tumbado a un gobierno priista y tiene contra la pared a la actual de Salvador Jara Guerrero.

Deja tu comentario