Heriberto Magariño, detenido el 7 de junio. El pueblo del Istmo se levantó por sus presos

Por Ofelia Rivera

Nota_4103-1Liberan a Heriberto Magariño y sus compañeros

Istmo de Tehuantepec.- ¿Qué hace que se levante un pueblo enardecido? ¿Qué lleva a un pueblo a la cúspide del hartazgo y a que se una? ¿Será acaso que Carlos Marx tenía razón al afirmar que somos de una misma clase social y que de una u otra manera nos identificamos? El 7 de junio se desató una gran protesta popular clamando contra el encarcelamiento inmerecido de unos paisanos a manos de fuereños.

El pueblo juchiteco fue ejemplo de esa lucha así como el de Salina Cruz y el de Jalapa del Marqués, en donde se dieron diversas acciones al enterarse de la aprehensión de maestros, entre ellos Heriberto Magariño López. Él es representante de los 13 mil maestros del istmo y dirigente del Partido Obrero Socialista, durante años ha luchado como miembro de la sección 22, ha intervenido en foros, destacó durante el movimiento en Oaxaca del año 2006 y ha cumplido honradamente con sus cargos sindicales. Como militante del POS ha demostrado desde su adolescencia un carácter combatiente aplicando los principios del trotskismo de honradez y fraternidad con los trabajadores. Ha participado en incontables movimientos y apoyó luchas de obreros como la huelga de Euzkadi, la llegada del EZLN, la liberación de Nestora Salgado, etc.

Los maestros de Salina Cruz cumplieron con los acuerdos emanados de las asambleas estatales del magisterio de Oaxaca del 29 de abril de 2015 y el 6 de junio acerca del boicot a las elecciones federales. Fueron detenidos por la policía municipal, la policía estatal, la Federal, militares y gendarmería. Tanta presencia policial y armada nunca había ocurrido en el istmo. Se trataba de socavar la inconformidad magisterial y popular.

El día anterior, sábado 6, intentaron desalojar a los profesores de la Refinería Dovalí Jaime, situada en esta ciudad. Más tarde detienen al compañero Heriberto Magariño y a seis compañeros más, a los que trasladaron a la PGR, según evidencias periodísticas. Mas, al ir a solicitar informes acerca de sus paraderos nos los negaron. Durante horas vivimos la incertidumbre de no saber su paradero. El miedo se apoderó de todos al recordar la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, por lo que las protestas no se hicieron esperar.

En el trascurso de ese día se realizaron protestas populares en Tehuantepec y Salina Cruz. Se tomó el edificio municipal pues fue la presidenta de esta ciudad a quien se le exigía de manera directa la presentación con vida de los compañeros al ser sus policías quienes realizaron la detención. En Jalapa del Marqués las protestas incluyeron la quema de casillas y en Juchitán hubo un enfrentamiento entre la población contra policías y militares, pues al llamado al pueblo por aparato de sonido la población consideró que era causa justa defender tanto a su paisano el profr. Heriberto como a los otros docentes. Fue así como llegaron moto taxistas, docentes, habitantes de diversas colonias, comerciantes, estudiantes, etc. También se dirigieron al canal 33. El pueblo juchiteco resistió hasta que sus fuerzas no resistieron más oprimidas por fusiles y equipo especializado para golpear al pueblo. Sin embargo esta poderosa reacción popular fue una lección para los funcionarios del Estado.

Nota de La Redacción. Heriberto Magariño fue trasladado en helicóptero y luego en avión a la Ciudad de México, junto con los seis maestros presos. Pronto fueron puestos en libertad bajo fianza y enfrentarán un proceso judicial en el que son acusados de terrorismo, asociación delictuosa, etc. Además, 25 compañeros oaxaqueños pertenecientes al FPR están presos en el penal de Perote por las protestas del día de las votaciones. Exigimos el fin de esos procesos y la libertad inmediata de todos los detenidos.

Deja tu comentario