Que ningún maestro se confunda ni permita que lo distraigan|LO IMPORTANTE ES SABOTEAR LAS EVALUACIONES

Partido Obrero Socialista

oaxclases

Que si a los maestros les van a pagar con tarjeta y qué pasa con los talones de pago; que la policía va a aprehender a algunos maestros…

Estas cuestiones tienen importancia y aquí hablaremos sobre ellas. Pero ninguna tiene la relevancia que tienen las próximas evaluaciones que, es cierto, son “punitivas”, pues pretenden despedir a decenas de miles de profesores. No nos confundamos: nuestra mayor atención debe estar puesta en boicotear las evaluaciones, programadas para septiembre.

Pasos en la (contra) reforma

La instrumentación de la contrarreforma pasa al menos por los siguientes pasos:

* La federalización de los pagos, es decir, su centralización por la SEP y la Secretaría de Hacienda.
* La creación de Consejos de Participación Popular que se harían cargo de la gestión escolar para que las familias la paguen y le den entrada a empresas.
* La imposición de las evaluaciones y de sus correlatos, los despidos de maestros en gran escala.

En cuanto a la centralización de los pagos, ya lo hizo el gobierno en todo el país sin mayores dificultades. Tenemos la impresión de que esta medida no afectó mayormente al gremio y que en aquellos estados en donde el gobierno encontró oposición, como en Guerrero, prefirió reconocer a más de 10 mil docentes de la CETEG.

En Oaxaca el Gobierno federal también se dobló ante la 22 y pagó la nómina de 81 mil maestros.

La gratuidad de la enseñanza dependerá de la lucha

La Ley General de Educación se muestra ambigua ante los pagos de cuotas en las escuelas, que no las hace obligatorias pero que podrían ser aprobadas en asambleas. Con otras palabras, la “reforma” hace depender de la lucha de clases el pago por los particulares de la gestión escolar. Esto quiere decir que deberemos de organizar a los padres y madres de familia para que no paguen cuotas. En el DF, la Secretaría de Educación, al percibir un extendido malestar entre los padres contra la Reforma por este punto, optó por colocar fuera de cada escuela elegantes mamparas en las que existe el mensaje de que las familias no están obligadas a ningún tipo de pago. Algo parecido puede hacerse en Oaxaca y en otros estados, con la leyenda firmada por las secciones sindicales. Desde luego, esta tarea entraña una labor de los docentes con las familias.

La evaluación es el quid de la contrarreforma

La aplicación de las evaluaciones será un asunto sumamente crítico para los Gobiernos federal y los de los estados así como para todo el gremio. Las evaluaciones deberán ser aplicadas este año y el próximo y la aplicación de la medida tensará fuerzas en todo el país.
Hasta ahora, la contrarreforma educativa no ha entrañado mayor daño o lesión a los derechos laborales de los docentes. Pero las evaluaciones sí lo harán. Y cabe esperarse una respuesta de miles de maestros amenazados de perder su empleo.
Ya hemos explicado que la nueva ley pone en cuestión la estabilidad laboral. Obliga a todos los maestros a evaluarse. La experiencia de las primeras evaluaciones arrojó que más del 80 por ciento reprueban. De mantenerse esta tendencia, la reforma hará sentir a un millón de mexicanos este año y el siguiente que pueden quedarse desempleados. Luego de reprobar una vez, deberán de someterse a nuevo examen en doce meses. Y si reprueban este segundo intento, deberán de examinarse por tercera vez en un nuevo plazo de doce meses. Quiere decir que entre dos a tres años cientos de miles de maestros podrían estar en riego de quedar desempleados. Esta perspectiva es la que puede obligar a la lucha a decenas de miles, si no es que a cientos de miles. A eso apostamos.
Nadie debe presentarse a las evaluaciones. El gobierno blande la nueva ley que dice que el que no se evalúe perderá su trabajo. ¿Le rescindirán el empleo a 81 mil personas, que somos las que formamos la sección 22? No lo hará, y si lo hace, carece de capacidad para sustituir a tantos miles de docentes. Y si lo intenta deberemos de contestar con unidad, organización y movilización.

Deja tu comentario