Tags:

La UNTyPP, una organización sindical revolucionaria en Pemex

Por *Erasto Luis de la Cruz

Comment

Boletín Digital
*Miembro del CEN de la UNTyPP y militante del POS

 

 

Tehuantepec, Oaxaca.- En la historia de México mucho tienen que ver sus universitarios, tanto los estudiantes como los profesionistas. En las más importante universidades del país, en 1968, y en numerosos movimientos este sector ha sido protagonista. En Petróleos Mexicanos –Pemex- también existe su aportación histórica.

 Para algunas personas, ser petrolero es sinónimo de trabajador que gana muchísimo dinero sin trabajar y que goza de grandes privilegios. La realidad es otra.

En PEMEX los trabajadores egresados de las universidades, centros e institutos de nivel superior jugamos un papel fundamental. Somos el enlace entre la alta y mediana administración y el personal obrero perteneciente al sindicato que encabeza el priista corrupto Carlos Romero Deschamps, el STPRM.

Desde los tiempos de la compañía Águila y conexos, “los ingenieros” -como generalmente se le denomina al personal profesionista-, trabajábamos en toda la industria petrolera de la mano del personal obrero. Gracias a la gran huelga general petrolera de 1938 que culminó con la nacionalización de la industria petrolera, meses después renace el STPRM, que años después fue cooptado al PRI.

Inicialmente en el STPRM se agruparon obreros y profesionistas de campo y oficinas bajo un mismo contrato colectivo de trabajo. Al personal de confianza -los directores, subdirectores, gerentes, subgerentes, entre otros-, con funciones generales de dirección, fiscalización, vigilancia e inspección y nombrados directamente  por la dirección de Pemex, se les contrató bajo el Reglamento de Personal de Confianza de Petróleos Mexicanos.

Posteriormente se integró a trabajadores profesionistas con el personal de confianza, para poder controlar la capacidad crítica de los primeros, que quedaron sometidos bajo un régimen laboral sin protección legal. El Estado no permitió que el profesionista petrolero perteneciera al STPRM y ha tratado de impedir que se organice .El que pretenda organizar a los profesionistas tiene el riesgo de ser echado a la calle. Atreverse a formar un sindicato fuera del STPRM es como un delito que la dirección de la empresa persigue sin compasión.

Con el golpe que Salinas De Gortari aplicó en 1988 contra el charro sindical apodado La Quina, y mediante el cual impuso al también charro Carlos Romero Deschamps, todos los profesionistas petroleros pasaron a ser considerados trabajadores de confianza, con la finalidad de dejarnos en estado de indefensión laboral.

Surge un sindicato de los técnicos y profesionistas

El surgimiento y lucha de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros –UNTyPP- no es casual. Somos la conciencia de los profesionistas petroleros. Y como tales desde hace años nos hemos opuesto a la entrega del petróleo a los capitalistas privados.

En 1995, ante el intento del gobierno de privatizar algunas plantas petroquímicas del sureste y ante la indiferencia del STPRM, una de las organizaciones que le dio origen a la UNTyPP celebró dos convenciones nacionales para llamar a la población a la defensa de la industria. En 2005, la organización que dio origen a la UNTyPP interpuso un amparo de nulidad contra los Contratos de Servicios Múltiples con los cuales el gobierno y el Director de Pemex autorizaban a privados la ejecución de funciones estratégicas exclusivas a Pemex, como la explotación, procesamiento y distribución de gas y combustible.

El precio pagado por los que hemos osado rebelarnos contra las políticas traidoras de la alta dirección de PEMEX ha sido la represión.

El 1995 sufrimos el despido de más de 50 compañeros. En el 2004, de 71. Y entre los años 2008 al 2012 se nos despidió a 27 más y a otros 20 se les jubiló unilateralmente.

Los técnicos y profesionistas sindicalizados de la UNTyPP no somos privilegiados. No tenemos camionetas concedidas, ni rembolso anual para comprar autos, tampoco pertenecemos al estrato que disfruta de casas habitación de Pemex con todos los servicios con cargo al erario. Realizamos funciones de ingeniería, supervisión, cálculo, diseño, etc. sin secretaria ni ayudantes.

 La larga e incansable lucha de la UNTyPP

La Unión Nacional de Trabajadores y Profesionistas de Pemex es un sindicato de empresa con registro sindical desde noviembre del 2008. Su Comité Ejecutivo Nacional –CEN- está compuesto por compañeros de diferentes regiones del país, la mayoría de los cuales estamos despedidos. Sin licencia que a los directivos sindicales nos libere del trabajo diario, el CEN se reúne mensualmente y actúa todos los días en defensa de nuestros compañeros. Hemos constituido diversas secciones sindicales en el territorio nacional, y en tres de ellas -Coatzacoalcos, Villahermosa y Salamanca-, las directivas están reconocidas por la Secretaría del Trabajo. Los despedidos mantenemos firmemente nuestras demandas laborales por reinstalación, mucho más cuando logramos que cuatro de mis compañeros ya fueran reinstalados. Próximamente lograremos reinstalar a otros dos directivos. Nos enorgullece decir que también está próxima la reinstalación de nuestra compañera Silvia Ramos Luna, despedida e inhabilitada para trabajar en el servicio público so pretexto de simpatizar con el EZLN. La Suprema Corte de Justicia de la Nación ya recomendó su reinstalación.

Próximamente demandaremos ante las instancias federales nuestro primer Contrato Colectivo de Trabajo.

La Unión se va templando y forjando en la lucha atrayendo a más adeptos y obteniendo sus primeros triunfos. La UNTYPP consiguió pronunciamientos a favor de las cámaras de diputados y de senadores, una resolución favorable de la Organización Internacional del Trabajo y otra del Tribunal Internacional de Libertad Sindical, así como la firma de apoyo de más de 5000 personalidades de más de 95 países. La razón nos asiste, la lucha de los trabajadores mexicanos nuevamente vuelve abrirse paso y más temprano que tarde regresaremos a trabajar y tendremos un sindicato UNTyPP activo y operando en todas las instalaciones de Pemex.

 

Contra la privatización de la industria petrolera

Las políticas energéticas deben orientarse a lograr la autosuficiencia en productos petrolíferos y petroquímicos, evitando incrementar la dependencia del país por la importación de estos productos. La inversión en materia petrolera debe efectuarse en territorio nacional para cubrir la demanda energética del país, mientras tanto no consideramos conveniente que esta inversión sea en el extranjero.

 

Rechazamos y denunciamos todo tipo de corrupción.

Rechazamos la política de sobreexplotación de los mantos petrolíferos que se ha llevado a cabo en los últimos años y en su lugar proponemos incrementar la prospección y exploración de nuevos campos en todo el territorio nacional, utilizando la experiencia de las brigadas de exploración que durante años se capacitaron en esta industria. En consecuencia, se debe impulsar y privilegiar una política exportadora de hidrocarburos con valor agregado.

Declaración de Principios de la UNTyPP, fragmentos.

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: