Tags:

Las deudas ahogan a España

Comment

Boletín Digital

España se está extenuando de tanto pagar, se está secando. El país europeo sufre una hemorragia descomunal, pierde dinero como agua de manguera de bombero. Su gobierno cada mes tiene que pagar cataratas de riqueza. En lo que resta de este año, de abril a diciembre de 2012 entregará a sus acreedores nada menos que 111 mil millones de euros, que equivalen a 2 billones (dos millones de millones) de pesos mexicanos. Con ese dinero se podría pagar 14 veces el presupuesto anual del Gobierno de la Ciudad de México, que tiene una población de casi 10 millones de habitantes.

El año próximo, 2013, España deberá pagar, sólo de enero a septiembre, 68 mil 500 millones de euros que equivalen a nueve veces el presupuesto anual del Distrito Federal de México, es decir, ese dinero alcanzaría para pagar cientos de miles de salarios, de servicios y obras públicas. Pero no será así porque irá a las arcas de los banqueros.

Próximos vencimientos 2012

(en millones de euros)

Abril                           24,000

Mayo                           8,000

Junio                           9,500

Julio                           18,500

Agosto                          8,000

Septiembre                   7,000

Octubre                        27,400

Noviembre                    2,500

Diciembre                     7,000

Total                    111.000 mde

Fuente: El País, Amanda Mars, 03.06.12

¿Cómo ha hecho hasta ahora el país ibérico para pagar tantos miles de millones de euros?; ¿tiene mucho dinero en reserva, es un Estado rico?

Sus reservas son pocas, insuficientes, de apenas 44 mil millones de euros. Para pagar, entonces, durante este año venderá bonos y letras por 186 mil millones de euros, es decir, para “honrar” sus compromisos de deuda se está endeudando más. Además, para encontrar compradores de tales bonos y letras ha debido ofrecerles una tasa de interés sumamente elevada, de más de 7 por ciento anual. Otros países, como Alemania, cuando se endeudan lo hacen a tasas considerablemente más bajas, de un máximo de 1% anual, pero la desconfianza que genera España entre los capitalistas que compran sus  bonos la obliga a que deba pagarles un interés o “premio” altísimo.

 

 

Bancos españoles en problemas, fuga de dólares…

Pero las desgracias nunca llegan solas. Al problema del sobreendeudamiento del Estado se añadió en mayo que uno de los principales bancos españoles está arruinado –Bankia- y que para evitar que colapse –rescatarlo- es necesario que se tomen del erario público 23 mil millones de euros, una enorme cantidad de dinero que alcanzaría para pagar tres veces el gasto anual del Gobierno de la Ciudad de México.

Pero las desgracias, decíamos, nunca llegan solas, y tras una luego llega otra y otra y otra más… La hemorragia hispánica es por boca, nariz y tiene también otro canal: en los cuatro primeros meses del año huyeron de España 120 mil millones de euros. Sus dueños, ante el temor de perderlos debido a que el sistema bancario podría quebrar, decidieron fugar su capital-dinero.

Aún hay más. Ya dijimos que en mayo Bankia quebró pero no es el único banco en problemas o, mejor dicho, casi todos los bancos españoles presentan pérdidas actuales o potenciales. Han prestado dinero que ahora o dentro de poco los deudores no podrán pagar. Se calcula que rescatar los bancos hispanos costaría entre187-240  mil millones de euros[i]. Dado que el Estado de ese país carece de esa cantidad de fondos, tuvo que aceptar que los salvara el Banco Central Europeo, con sede en Bélgica, que prestará 100 mil millones de dólares y que los cobrará literalmente con sangre del pueblo español (ver artículo en página       ).

Este “rescate” de los bancos privados españoles que se pagará con dinero público (con sudor y lágrimas del pueblo de ese país) servirá en gran medida para salvar los capitales extranjeros que están depositados en dichos bancos. De acuerdo con el veterano militante marxista Charles-André Udry, las clases dominantes quieren hacer ver este tipo de rescates como si con ellos se estuviese salvando a Grecia, España, Portugal… Pero no es así. En realidad, al evitar la quiebra de los bancos de estos países lo que se está salvando es el dinero de de los banqueros de Estados Unidos y Alemania, que tenían 190 mil millones de euros en las bóvedas de las entidades bancarias del sur de Europa.[ii]

 Una de las deudas más elevadas del mundo

Las cifras de las deudas de España provocan mareos. La deuda total de la economía española (pública y privada, en manos de todos los agentes económicos: empresas, familias y bancos) alcanza el 400% del Producto interno Bruto, según Analistas Financieros Internacionales; o el 342%, según un informe reciente de McKinsey Global Institute. Esa cifra sólo es inferior a la de Reino Unido y Japón.

La deuda externa de España (endeudamiento público y privado en manos de extranjeros) asciende al 167,5% del PIB, similar a la de Alemania y Grecia, pero muy superior a la de EE UU (94%) o Japón (42,2%). Pero muy por debajo de la que registran países como Reino Unido (413%) o Irlanda (1.052%), según el FMI.

España endeudada por su burguesía

La mayoría de la burguesía mundial difunde que las deudas de los países del sur de Europa se deben a que sus pueblos son indolentes, despilfarradores y que evaden el pago de impuestos. El pueblo español se la pasaría bailando flamenco y tomando vino. Esta caricatura es creída por amplios sectores de las poblaciones nórdicas. La realidad es muy diferente.

Antes de que explotara la crisis económica-financiera, en 2007, la deuda pública española era baja, de sólo 37% del PIB. A partir de entonces no ha hecho sino crecer y crecer. En 2009 alcanzó el 62%, el año pasado trepó a 68 y cerrará 2012 en 80%.

La deuda del Estado se disparó debido a que en 2008-2009 rescató al sistema financiero –es decir, evitó que quebraran bancos y banqueros- lo que costó 149 mil millones de euros, equivalente al 15% del PIB.

Además, y como ya ocurre en casi todos los países del mundo, la clase empresaria paga cada vez menos impuestos. La asfixia financiera del Estado, su ya voluminosa deuda y el déficit se deben también a que en España se ha eliminado el impuesto de patrimonio, en gran medida el de sucesiones y donaciones, se ha reducido el tipo del Impuesto de sociedades empresariales, se han eliminado desgravaciones, y siguen las amnistías fiscales a las grandes fortunas. Sólo se ha incrementado el IVA e impuestos especiales que afectan sobre todo al pueblo trabajador. No se han abandonado diversas subvenciones a sectores de la burguesía que cuentan con fuertes grupos de presión –como los fabricantes de automóviles. Las burguesías del Estado español casi no contribuyen económicamente con el aparato gubernamental, lo parasitan y están cerca de llevarlo a la bancarrota.



[i] “El Banco de España ha estimado en su último Informe sobre la Estabilidad Financiera que los bancos españoles poseen créditos inmobiliarios y de la construcción “problemáticos” por valor de US$234.000 millones, equivalentes a más del 17% del PBI español.” Robert Peston, BBC World, 10/05/2012.

[ii] La Breche, 20-5-10, http://www.alencontre.org/,Viento Sur Nº 111, julio 2010, http://www.vientosur.info/

 

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: