El artículo 362 seguirá castigando la disidencia

La modificación al artículo 362 permite que los presos sigan el proceso en libertad, pero no pierde su carácter criminalizador de la protesta social.

 Tomado de  Desinformémonos

México. El artículo 362 del Código Penal del Distrito Federal fue modificado después de tres semanas de acciones para exigir su derogación, lo que permitirá que los detenidos el 1 de diciembre sigan su proceso penal fuera de prisión.

El artículo, que tipifica el delito de “ataques a la paz pública,” es en realidad “un señalamiento por terrorismo que el Distrito Federal utiliza para criminalizar a los disidentes”, señaló Karla Micheel Salas, de la Liga de Defensores 1 de diciembre.

Aprobado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en el DF, este apartado contemplaba de cinco a 30 años de prisión y suspensión de derechos políticos hasta por diez años para quien “mediante la utilización de sustancias tóxicas, por incendio, inundación o violencia extrema, realice actos en contra de las personas, las cosas o servicios públicos, que perturben la paz pública o menoscaben la autoridad del gobierno del Distrito Federal”.

López Obrador solamente cambió el término de “terrorismo” (que venía en la primera redacción de la propuesta) por el de “ataques a la paz”, pero permaneció la carga ideológica, “de corte fascista, porque es para criminalizar a los movimientos sociales y la protesta social”, señaló en días pasados el abogado Juan de Dios Hernández Monge, también defensor de los detenidos.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal indicó que el término de violencia extrema en el 362 es impreciso, ya que “permite que mediante su aplicación se llegue a sancionar a una persona sin que efectivamente se lesione el bien jurídico tutelado”. En este caso, es la autoridad judicial –y no la ley- la encargada de definir en qué consiste el delito.

Karla Micheel indicó que en el artículo “encontramos un tipo penal que contiene prácticamente los mismos elementos que el delito de terrorismo” que tiene el gobierno federal. “El acusar de ‘ataques a la paz pública’, es decir, de terrorismo, a las personas detenidas en una manifestación criminaliza la protesta social”, resaltó la abogada.

Familiares y amigos de los detenidos realizaron diversas acciones –como plantones y ayunos- para exigir la derogación del citado artículo. Aunque fracciones mayoritarias de la Asamblea Legislativa del DF se habían comprometido a votar por la derogación del artículo,  destacadamente de los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y Movimiento Ciudadano, finalmente todos los partidos se alinearon para solamente modificarlo.

Deja tu comentario