Ahora el gobierno debe hacer aprobar la ley reglamentaria

Comment

Boletín Digital ES17 Pluma21

Éste texto es tomado de la revista Pluma #21

Peña Nieto ya consiguió que su proyecto educativo esté inserto en la Constitución, luego de que fue aprobado por las Cámaras federales y más de 20 congresos estatales. Pero ahora le viene lo más difícil, que es lograr la aprobación de la ley reglamentaria de la educación, sin la cual los cambios constitucionales no pueden tener mayor aplicación. El Congreso de la Unión tiene seis meses para hacerlo. Y los maestros democráticos tienen ese plazo para impedir este ordenamiento o que se apruebe licuando sus aristas más filosas y neoliberales.

A diferencia de la iniciativa de cambio constitucional que pudo tener un lenguaje en clave que disimuló u ocultó sus propósitos, la ley reglamentaria de Peña Nieto (que pronto será hecha pública) por necesidad será perfectamente clara, lo que podría revelarle a cientos de miles de maestros que su destino profesional y laboral está en peli­gro. Los maestros democráticos de la CNTE tenemos la obligación de ofrecer una alternativa de lucha que entre otros puntos exija:

La derogación de la ley recientemente aprobada y, con ella, del INEE.

La obligación del gobierno federal de financiar completa­mente la educación. La defensa de la plena gratuidad de la edu­cación.

La protección de los derechos laborales de los profesores.

La negativa a que el eje de la educación sean exámenes uni­versales.

La recuperación de una educación científica, socialista y crítica.

La prioridad de contar con una economía que liquide el hambre, la pobreza y que dé empleo a todos los mexicanos.

La estatización sin pago de las cadenas televisivas y de los radios y la decisión pública de sus contenidos informativos, cul­turales y recreativos.

La adopción de una política similar a la del pueblo chino para atender a los niños cuyos padres han debido emigrar en busca de empleo.

La democratización del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y la expulsión y cárcel para sus líderes corruptos y cómplices del gobierno.

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: