Tags:

PRD: sus mártires olvidados y despreciados

Por Juan Reséndiz

Comment

Boletín Digital ES18 Pluma21

 

Lea usted el cuento más corto del mundo, “El dinosaurio”, del guatemalteco Augusto Monterroso, y se dará cuenta que le viene bien a nuestra realidad nacional: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.” Realmente el PRI nunca se fue; se camufló de distintos colores y dejó su simiente, a la espera de reproducirse.

En 2012 “gana” la elección Enrique Peña Nieto –EPN-. Apenas tomó posesión y el PRD, tomado de la mano del PAN, corre el 2 de diciembre a firmar lo que llaman un “Pacto por México”, que es un proyecto para darle estabilidad a la administración priista.

Durante la firma del Pacto todo fue fraternidad. Las diferencias quedaron borradas y el PRD dejó en el olvido su pasado opositor y a los cientos de militantes de izquierda que asesinó el partido con el que ahora cálidamente se abraza.

**

Buena parte del equipo de gobierno de EPN está integrado por ex salinistas y zedillistas, es decir, son personas que participaron en los gobiernos que consumaron una matanza de perredistas.

La historia comenzó el  2 de julio de 1988, cuatro días antes de las elecciones presidenciales, cuando en Pátzcuaro, Michoacán, fueron asesinados Francisco Xavier Ovando y Román Gil, colaboradores de Cuauhtémoc Cárdenas, candidato presidencial del PRD; y continuó en Morelos con la desaparición del militante trotskista José Ramón García.

“En octubre de 1997, la Secretaría de Derechos Humanos del PRD publicó el folleto Crónica de la violencia política, coordinado por Isabel Molina Warner. Según dicha publicación, durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari fueron asesinados por motivos políticos 305 perredistas. En los tres primeros años de Ernesto Zedillo, hasta octubre de 1997, habían sido asesinados 263 perredistas más. En total, hasta ese octubre, 568 muertos de este partido” (La Jornada, 3/III/06).

La más reciente víctima ocurrió el año pasado, cuando en Guanajuato fue asesinado el representante de este partido ante el Instituto Electoral de Valle de Santiago. (El Universal, 1/VII/12).

En un insólito homenaje a sus muertos (es muy extraño que celebre homenajes o de estos nadie se entera), realizado a fines de octubre de 2012 frente a la sede nacional del PRD, reconoció 753 militantes asesinados de 1988 a 2012, que dieron la vida por un cambio político y económico en nuestro país.

Y mientras ellos ya no pueden despertar para darse cuenta que el dinosaurio sigue allí, hoy los dirigentes del PRD los traicionan y aplican desde el gobierno del DF las mismas prácticas represivas que inicialmente combatían.

AMLO abrió la puerta del PRD a salinistas desplazados

Si algo distinguió al equipo de AMLO dentro del PRD, es el de haber estado formado en su mayoría por ex salinistas, muchos de ellos ligados al fraude electoral de 1988 y al asesinato de militantes perredistas. Son Manuel Camacho Solís, Marcelo Ebrard, Socorro Díaz, Manuel Barttlet y Arturo Nuñez, entre otros.

Camacho Solís fue el hombre de mayor confianza de Carlos Salinas de Gortari en sus primeros cinco años de gobierno. En 1988, fue uno de los operadores del histórico fraude de ese año. Designado por Jefe de Gobierno del Distrito Federal por Salinas (recordemos que las autoridades de la capital no eran electas), su mayor preocupación fue desmoralizar y desorganizar a la masiva oposición que hubo en esos años contra el PRI en la capital del país. Reconozcamos que aquí hubo menos asesinatos políticos que en otros lugares porque el medio privilegiado por Camacho para destruir a la oposición consistió en corromper a cientos de líderes sociales, sindicales y populares.

No debe olvidarse que en 1988 Camacho le dio la mano a su amiga Elba Ester Gordillo, que estaba de capa caída y era sólo una líder magisterial priista más. Camacho la nombró nada menos que delegada en Gustavo A, Madero. De allí saltó la profesora a convertirse en la máxima dirigente charra del gremio docente, por recomendación de Camacho a Salinas, luego de la salida del SNTE de Jonguitud Barrios en 1989.

Que nadie se extrañe de las relaciones carnales entre este hombre y gente de la calaña de la profesora, porque anteriormente había afiliado al grupo Antorcha Campesina al PRI, al que lanzó a barrios y colonias para enfrentar al movimiento urbano popular.

Como jefe de Gobierno del DF Camachín fue un férreo opositor a la demanda de que la capital se convirtiera en el estado 32 y a la posibilidad de que  los capitalinos eligieran gobernador y autoridades municipales.

Todo esto que decimos sobre Camacho Solís debe entenderse que vale también para Marcelo Ebrard Causabón, porque éste fue su mano derecha en esos años, es decir, éste era el fontanero del PRI en la Ciudad de México.

Socorro Díaz, colocó la banda presidencial a Salinas de Gortari (en presencia del comandante Fidel Castro).

Arturo Nuñez, hoy gobernador de Tabasco por el PRD, en el pasado fue activo mapache electoral y especialista en fraudes. Tuvo una participación activa en el fraude del 88. También carga con el peso de haber sido presidente del IFE cuando las elecciones aun eran organizadas por la Secretaría de Gobernación; es decir, cuado estaban totalmente controladas por el PRI. Según el Subcomandante Marcos, sobre este ex priista existe el señalamiento de haber planeado la matanza de Acteal en 1997 (La Jornada, 2 /II/06).

Manuel Barttlet, candidato a senador por el PRD es una de las figuras más cuestionadas por sus servicios sucios al salinismo. En esa época, como Secretario de Gobernación fue nada más ni menos que el  responsable principal de la “caída” del sistema informático electoral que permitió el triunfo de Salinas de Gortari. También en esta Secretaría tuvo bajo su mando la Dirección Federal de Seguridad (DFS), la agencia secreta o policía política de triste historial. Todo luchador social de esos años mantiene un vivo recuerdo de ésta, pues durante años fue la encargada de espiar, detener ilegalmente, torturar, asesinar y desaparecer a cientos de disidentes. Por ser sospechoso de ligas con el narco y de haber estado implicado en el asesinato de un agente de la DEA de Estados Unidos, no podía viajar a ese país so riesgo de ser aprehendido.

Entre los salinistas llegados más recientemente al PRD está Ángel Aguirre Rivero, Gobernador de Guerrero y responsable principal de la represión a estudiantes de la Escuela Normal rural de Ayotzinapa en donde fallecieron dos  compañeros, en diciembre de 2011. Apoyó la candidatura presidencial de AMLO el año pasado.

AMLO candidateó a cacique, paramilitar y asesino

En una carta pública enviada a Andrés Manuel López Obrador a propósito de las pasadas elecciones federales, el Consejo Autónomo Comunitario de San Juan Copala manifestó su indignación y rechazo a que el cacique regional, asesino y máximo jefe “paramilitar”, Rufino Merino Zaragoza, sea candidato por parte del Movimiento Ciudadano que encabezó el tabasqueño. Reproducimos fragmentos:

“Con gran indignación y rabia nos hemos enterado que Rufino Merino, asesino serial y máximo jefe paramilitar del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui-Partido de Unidad Popular (MULT-PUP) está inscrito en el segundo sitio de la lista de diputaciones federales plurinominales por parte del Movimiento Ciudadano que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

Rufino Merino es parte de los políticos que han causado enormes desgracias, particularmente en la región triqui baja. Su organización asesina y paramilitar desde hace varios años se ha impuesto a punta de represión, asesinatos, hostigamiento, saqueos, despojos, violaciones y explotación en contra de cientos de indígenas triquis. Ha sido acusado como autor intelectual y material de diversos asesinatos.

Es acusado de la masacre ocurrida en San Miguel Copala en 2010 cuando fueron asesinados 11 indígenas triquis (…). Fue uno de los responsables intelectuales de los asesinatos de las locutoras de la Radio Comunitaria “La Voz que Rompe el Silencio”, Teresa Bautista y Felicitas Martínez, en abril de 2008.

(…)

Fue Rufino Merino y su organización-partido paramilitar, cómplice en los asesinatos de Jyri Jaakkola y Bety Cariño, ocurridos el 27 de abril de 2010, ya que la alianza entre MULT y UBISORT facilitó el atentado.

Este caso, que ha dado vuelta en todo el mundo, tiene como fondo el del exterminio ejecutado en contra de nuestras comunidades autónomas triquis, sobre todo de San Juan Copala que fue el centro de las actividades para impulsar la autonomía. Estuvieron aliados el MULT-PUP con la Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui y el Partido Revolucionario Institucional. Ellos acordaron desmantelar al Municipio Autónomo de San Juan Copala y otras comunidades, realizando una escalada de ataques con gente armada con AK-47 que dio por resultado más de 25 muertos y cientos de familias desplazadas, quienes vivieron un asedio de casi 10 meses (noviembre de 2009 a septiembre de 2010). Cortaron violentamente los servicios de agua, comida, educación, libre tránsito, salud, energía eléctrica, etc., concluyendo el sitio con un asalto armado que hoy tiene fuera de sus hogares a más mil quinientas personas.

Por ello llamamos a quien corresponda a no ser cómplice de llevar a un puesto de representación popular a una persona con tan criminales antecedentes. En lo particular llamamos al Movimiento Ciudadano, MORENA y al PRD a no permitir que asesinos deslegitimen a sus organizaciones y en consecuencia anulen la candidatura de Merino Zaragoza. De lo contrario se continuaría alentando la impunidad para que siga el clima de asesinatos, hostigamiento y represión que vivimos en la zona triqui baja.

 

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: