Aprender del pueblo chino

Por el Prof. César de la Cruz

Comment

Boletín Digital ES19 Pluma21

Istmo de Tehuantepec.- En China se tiene cuidado y preocupación por los niños que fueron abandonados por padres que han debido ir a trabajar a la ciudades. Son niños que ven a sus padres una o dos veces al año y algunos dejan de ver a sus pro­genitores hasta durante cinco años o más. En este país se han creado “Casas Felices” en las que estos niños tienen computadoras y teléfonos para chatear o conversar con sus padres, se les da ayuda psicológica, tienen salas de lectura y de juegos. Son atendidos por padres interinos que se responsabilizan de su vida cotidiana, estudios y los tratan con afecto.

Hay 260 millones de trabajadores emi­grantes en China. Hay más de 58 millones de menores de 18 años en las zonas rurales y alrededor de un tercio -19 millones- vi­ven separados de sus padres.” La mayoría de estos niños sufren fuertes problemas emocionales, presentan conductas antiso­ciales y un bajo rendimiento escolar, dice Lu Rucai en la revista China hoy de junio de 2012.

En México, tenemos un fenómeno parecido en zonas y regiones que “expul­san” mano de obra en Oaxaca, Chiapas, Puebla, Hidalgo, Michoacán, Zacatecas… En estos lugares la mayoría de niños care­cen de “presencia parental”, padecen de depresión y les cuesta concentrarse en la escuela. En la zona donde yo imparto clases, en el municipio de Tequisistlán, la labor educativa es sumamente difícil pues calculo que un 35% de los estudiantes no viven con sus padres, pues el cierre de una fábrica de mármol los obligó a emigrar en busca de empleo.

La “reforma” educativa de Peña Nieto y las iniciativas como la Alianza para la Educación del pasado gobierno y de los charros del SNTE ignoran esta realidad que padecen cientos de miles –quizá mil­lones- de niños mexicanos. Si a estos ni­ños se les somete a pruebas como “Enlace” muy probablemente obtendrán bajas califi­caciones y sus profesores terminarían por ser expulsados por “incompetentes”, como establece la nueva ley en la materia.

 Las “Casas Felices”

En la provincia de Chongquing hay un millón 70 mil niños sin padres. En los úl­timos años el gobierno ha construido 1.813 instituciones extraescolares de atención in­fantil y 980 hogares para niños, ha selec­cionado a unos 80.000 padres interinos, se han fundado 2.200 salas de Internet en 1.700 escuelas y 10.000 líneas de teléfono fijo han sido instaladas en más de 3.000 es­cuelas.

“Chongquing ha invertido más de 14.000 millones de yuanes en implementar estas medidas en los dos últimos años. Pro­gramas similares se han aplicado con éxito en otras partes de China.”

La burocracia separa familias

Pareciera entonces que los padres son responsables del abandono de sus descendientes y de sus mismas parejas. La realidad es muy distinta y fue denunciada en la revista Pluma de otoño de 2008.

“En China existen trabajadores in­documentados, pero en el caso de este país no son extranjeros sino chinos. Los afectados son 200 millones de personas que han emigrado del campo a las ciudades en busca de empleo. Viven de manera precaria y por más esfuerzos que hacen son ciudadanos de segunda. Les llaman minggong.

“La razón: legalmente no tienen los mismos derechos que los residentes de las ciudades donde trabajan o buscan empleo. Ni ellos, ni sus hijos ni sus nietos”, dice Déborah Altit Millán, una sinóloga.

“Los minggong pagan los mismos impuestos que los residentes urbanos pero ganan menos. No tienen derecho a comprar una vivienda ni a servicios médicos. Sus hi­jos, si los acompañan en el éxodo del campo a la ciudad, no pueden estudiar en escuelas públicas.” Por esta razón millones de padres chinos dejan a sus hijos en las aldeas.

“El sistema de discriminación de los chinos rurales data de la época impe­rial pero fue perfeccionado por el Partido Comunista chino a finales de los años 50s, cuando lo conducía Mao Tse Tung.”

El establecimiento de las “casas felices” y las medidas paliativas a favor de los niños abandonados son recientes y se deben a las numerosas y fuertes protestas habidas en China en estos años.

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: