Tags:

2 caras de la guerra en México: Al norte y al sur

Comment

BREAKING NEWS

CENTRO DE MEDIOS LIBRES
por medianoche
13 de mayo de 2013.- Cruzamos el país de una punta a otra, de una frontera a otra, haciendo una parada en medio, en la frontera del Trópico de Cáncer, donde por 2 días discutimos sobre la constructibilidad de los mundos nuevos en el presente “venimos regresando del futuro” se dice. Ayer cruzamos el Trópico de Cáncer hacia el sur.

En el camino un convoy militar de 30 camiones. En las ciudades al norte vimos estas semanas diversos convoyes militares y policiacos, los mismos convoyes que tienen repetidas acusaciones por parte de la CNDH de desaparecer gente.

Llegando a la penúltima escala del viaje vemos esos convoyes recorriendo la ciudad de Oaxaca. Esos convoyes se quedaron acá tras la ilegal y cruenta represión de 2006 y 2007, luego se quedaron para no irse, aumentando a partir de 2010.

En el norte y en el sur, esos convoyes implican dos caras de una misma guerra insurgente contra la población. Que acá empezó como una represión directa contra un masivo movimiento social cansado de la ignominia hecha gobierno y al norte empezó simplemente como un achicamiento contra quienes viven la vida: contra la población abierta. Esas dos caras se pueden ver claramente a lo largo y ancho del país. En Chiapas, Guerrero ó el Sur de Veracruz como guerra contra los movimientos sociales, algunas veces combinadas. En Chihuahua, Coahuila, Nuevo León o Tamaulipas como guerra abierta contra la población.

A pesar de ser dos caras diferentes las tácticas similares pueden identificarse en los dos lados: espionaje contra la población, operativos conjuntos de diversos cuerpos, grupos paramilitares, golpeadores, provocaciones, muertes, desapariciones, heridos, cerco informativo, silenciamento, terror, etc.

Pero ante la guerra la gente no se amedrenta, se reconoce, empieza a organizarse y sobre la acción a construir otra cosa, otro presente, otro mañana, también a construir tejido social, comunidad. Ha sido iluminador ver estas semanas esos esfuerzos organizativos en diversas partes del país, donde gente de diversas generaciones, diversas extracciones sociales, dice no al terror, dice sí a la construcción de otra cosa y empieza a hilar en lo cotidiano, en la vida diaria, esa otra cosa. Lo mismo colectivos estudiantiles, organizaciones barriales, que las organizaciones de familiares de desaparecidos, bibliotecas populares, esfuerzos de educación popular, arte de lucha, etc.
Leer más:
http://www.megafono.lunasexta.org/node/770

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: