Juchitán: La Batalla en la barricada del 26 de marzo

Por Francisco Guerra

Comment

Boletín Digital ES28

noEolicas

Artículo fue publicado en Pluma22

Hay lugares en México en los que empieza a oler a revolución. Allí están los policías comunitarios con sus pañoletas y viejos rifles. Los estudiantes normalistas de Tiripetío retienen durante días 60 vehículos y a funcionarios del gobierno porque no encontraron otra manera de defender sus derechos. En Juchitán existe una barricada para impedir el paso de los camiones de la empresa española a las tierras comunales. En este lugar el 26 de marzo de este año el gobierno del perredista Gabino Cué envió a cientos de policías a destruir tal barricada, lo que significó apalear y herir sin misericordia a los lugareños –muchos de ellos mujeres- que se encontraban en ella.

El profesor zapoteca y socialista Francisco Guerra Santiago nos entregó el siguiente relato de la batalla que se suscitó luego de que las fuerzas represivas del gobierno llegasen a servir a los empresarios extranjeros.


Aquella mañana del  26 de marzo se preveía un día de intenso calor. Desde temprano en la barricada de la Asamblea Popular del Pueblo Juchiteco (APPJ), establecida en la Séptima Sección (Juchitán se divide en nueve secciones), sobre la carretera que conduce a Playa Vicente, se discutía en zapoteco sobre la urgencia de que una numerosa brigada de compañeros saliera a cerrar una brecha alterna que habían abierto las empresas eólicas para evadir la barricada y así introducir su maquinaria. Con esta artimaña las empresas pretendían continuar con la construcción del Parque Eólico Bii yosxo (Viento fuerte). Se tomó la decisión de que una brigada fuera a cerrar tal brecha.

 

Las mujeres juchitecas

Tras la salida de la brigada sólo quedaron en la barricada una veintena de mujeres, junto con algunos ancianos. Poco después del mediodía más de 20 camionetas de la Policía Estatal Preventiva ingresaron a la Séptima Sección con más de 200 elementos. Iban armados con toletes, escudos y gas lacrimógeno con la finalidad de desalojar la barricada que bloqueaba el paso de camiones a la carretera a Playa Vicente.

Cuando las compañeras mujeres que estaban en la barricada vieron el operativo de desalojo, una de ellas logró escabullirse para solicitar el apoyo de la población. Mientras tanto, las demás mujeres enfrentaron a los policías que viéndose superiores en número y armamento las golpearon con saña. Estas combativas abuelas, madres e hijas resistieron la agresión.

 

Se desata la fuerza e ira populares

En algunas casas los vecinos tienen altavoces para vender comida. Ahora uno de estos aparatos sirvió para solicitar la ayuda popular. Cientos de personas salieron de sus casas con palos y piedras a enfrentar a los policías. Por todos los callejones aparecieron hombres, mujeres y niños.

Al mismo tiempo que todo esto acontecía, la brigada que había partido en la mañana regresaba. Ya con toda esta fuerza miles de piedras surcaron los aires e hicieron blanco en los policías, mientras los palos hacían añicos sus escudos y rebotaban en sus cuerpos. La multitud crecía. Fue entonces que los policías, llenos de pánico, se desprendieron de sus toletes, cascos, chalecos antibalas y lo que quedaba de sus escudos, con tal de lograr escapar. A tropel cruzaron los terrenos de cultivo. Como pudieron avanzaron más de 10 kilómetros en dirección hacia el oriente, arrastrando a los caídos, y en algunos casos los abandonaron entre los matorrales, de donde más tarde fueron recogidos por rescatistas de la Cruz Roja y de Protección Ciudadana.

Carlos Sánchez López, coordinador de Radio Totopo, fue uno de los protagonistas de este violento enfrentamiento. En entrevista con el profesor Miguel Linares dice que, de parte del pueblo, “tenemos heridos de gravedad, a los que más de un mes después seguimos cuidando. Pero salimos victoriosos contra las policías del gobernador Gabino Cué. El gobierno aceptó su derrota aunque dijo que fue una acción “mal planeada”, No fue eso sino la respuesta del pueblo cuando tiene la razón. Por eso las fuerzas represivas fueron derrotadas rotundamente.”

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: