México. Pemex, hasta el fondo

Comment

BREAKING NEWS

Exvoto-Magú. La Jornada

EL SUR
Periódico de Guerrero
Raymundo Riva Palacio
Miercoles 19 de Junio 2013
El presidente Enrique Peña Nieto va por el resto. Invertirá todo su capital político –que se ha venido dilapidando aceleradamente– en busca de la reforma madre, la de Pemex. Peña Nieto se pintó de guerra y anunció a los inversionistas en Londres y en Nueva York el final de ocho décadas de tabú y que para llevarla a cabo, propondrá reformas constitucionales. Nada de timidez en la iniciativa que entrará en septiembre a las cámaras, ni gradualismos. Al advertir que habrá cambios constitucionales, el Presidente definió los términos de la batalla política que dará. “Pemex no tiene la capacidad financiera para estar en cualquier frente de la generación energética”, dijo a Bloomberg. “La reforma será transformacional”, agregó al Financial Times.
“Transformacional” es una palabra interesante y define el camino que seguirá Peña Nieto. ¿Qué significa? La transformación de Pemex, de una empresa que fue diseñada para ser el sustento de las finanzas públicas del gobierno, a un negocio. Es decir, el cambio será desde las entrañas y buscará terminar con una larga discusión ideológica y confusa. Pemex no nació para generar dinero, y ahora quieren que así sea. Pemex nació como soporte nacional, no como una generadora de ingresos para el país. Era absurdo comparar a Pemex con Petrobras, porque su génesis tuvo diferentes objetivos. Era normal compararla con la saudita Aramco, rentable pero pilar del Estado. Ahora, por lo que perfiló el Presidente, van por el modelo de empresa, un negocio donde se abra a la inversión extranjera el petróleo y el gas.
The Wall Street Journal, que también reflejó la estrategia presidencial, precisó que Peña Nieto quiere permitir a empresas petroleras del mundo que compartan los riesgos que representan la explotación, que ha sido una fuente de conflicto por años por la oposición dentro y fuera del PRI a que se permitieran los viejos contratos de riesgo que se negociaron en secreto durante el gobierno de Miguel Alemán, porque estos, de acuerdo con el argumento, violaban la Ley Reglamentaria del artículo 27 en materia de petróleo, que señala en su artículo sexto que “las remuneraciones siempre serán en efectivo, y en ningún caso por los servicios que se presten o las obras que se ejecuten, porcentajes en los productos, ni participación en los resultados de las explotaciones”.
leer más:
http://suracapulco.mx/archivos/86905

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: