Federico Engels

En memoria del dirigente revolucionario

engels-y-el-arte-de-hacer-politica1

Hace más de cien años, el 5 de agosto de 1895, a los 65 años de edad muere Federico Engels, de nacionalidad alemana: uno de los grandes maestros del proletariado mundial. Junto con  Carlos Marx, fueron los primeros en entender que los obreros no son sólo una clase que sufre económicamente, sino que precisamente esta situación lleva a que el proletariado luche por su liberación.

En sus escritos queda evidencia de su formación cultural. Lo mismo hacía referencia a temas antropológicos, militares, filosóficos, históricos,  como a las ciencias naturales y la política. Además dominaba 17 idiomas. Toda esta sabiduría la empleaba en estudiar e investigar seriamente la situación del proletariado y en ofrecer soluciones  revolucionarias para los pobres de todo el mundo.

Fue prolífico escritor, pensador y maestro de la clase obrera. Sus ideas las concebía como una teoría universal, ya que para él los problemas del obrero en cualquier país eran similares. En su obra La situación de la clase obrera en Inglaterra -escrita alos 24 años de edad y después de tres años de investigación-, expone a precaria situación del proletariado no solamente de Inglaterra sino del conjunto de Europa. Es éste uno de los mejores textos de su época y después de más de un siglo se mantienen vigente, ya que es la mejor descripción de las calamidades que la burguesía y los gobiernos capitalistas ocasionan contra la clase obrera.

Pero Federico Engels, al igual que Carlos Marx, son distintos a la gran mayoría de intelectuales de su tiempo, porque no se contentaban sólo con explicarse el mundo. Ellos querían transformarlo; revolucionarlo, cambiarlo de raíz, porque no aceptaban que hubiera más miseria y explotación a costa de la enorme riqueza de unos cuantos. Por ello pugnaron por la organización de la clase obrera como fuerza política, para luchar por su liberación a nivel mundial.

En 1848 durante el proceso revolucionarios que estalló en Francia y que posteriormente se extendió a Europa Occidental, Engels participó en la insurrección armada del pueblo y combatió por lo menos en tres batallas. Por su entrega y experiencia años después se convirtió en consejero y dirigente de los partidos obreros europeos que conformaron la Segunda Internacional.

Engels y Marx se conocen en 1844, coinciden en ideas, objetivos e intereses, y a partir de entonces forman un equipo de trabajo, no solo de búsqueda de conocimiento, sino también en la defensa y acompañamiento de las luchas del proletariado. Cuando fallece Marx, continúa el trabajo de éste, quien se encontraba escribiendo El Capital, el mejor libro sobre el sistema económico capitalista de explotación y opresión. Así en los diez últimos años de su vida trabaja y concluye el segundo y tercer tomo de esta magna obra.

Engels permanece vivo entre los trabajadores del mundo, ya que su legado continúa vigente en cada lucha que la clase obrera emprende por su liberación.

Deja tu comentario