PEÑA NIETO APUNTALA AL RÉGIMEN CUBANO

Fidel-y-Peña-Nieto-580x435

Para amplios sectores de la izquierda mexicana la revolución cubana y en especial Fidel Castro y ahora su hermano Raúl es un símbolo de la liberación de los pueblos de América Latina  y es que la revolución fue la primera realidad de que en la región hubiera socialismo.

Efectivamente, en Cuba se llevó a cabo una revolución socialista una gran conquista del pueblo trabajador, muy poca gente sabe que si bien es cierto que la vanguardia de esta revolución fue la guerrilla encabezada por Fidel Castro y Ernesto “Che” Guevara, el triunfo definitivo fue producto de la movilización de las masas trabajadoras cubanas en las zonas urbanas contra la dictadura de Batista.

Cabe precisar que el movimiento de Castro y Guevara como todo los movimientos guerrilleros en América Latina – que por cierto fueron derrotados- tienen un carácter pequeño burgués incluyendo el cubano, en los planes de Castro no estaba la revolución socialista sino simplemente democratizar a Cuba, pero fueron las circunstancias como el bloqueo norteamericano, así como el rompimiento de las relaciones diplomáticas de todos los países de la región y los ataques sistemáticos del imperialismo yaqui, que radicalizaron a los trabajadores cubanos y el comandante se vio obligado a expropiar al imperialismo y a la burguesía cubana para que naciera el primer Estado obrero de América Latina.

Únicamente el gobierno mexicano fue el que no rompió relaciones diplomáticas con el gobierno de Fidel Castro y al contrario se “solidarizo” con la revolución cubana, como una medida para garantizar la estabilidad en México.

Pero Fidel Castro al poco tiempo discrepo con el “Che” Guevara en el carácter internacionalista de la revolución y con el apoyo de la Unión Soviética de carácter estalinista congeló la revolución y Guevara se fue a Bolivia para continuar con el movimiento revolucionario con las consecuencias que poco tiempo después fue asesinado. Guevara era un internacionalista y pensaba en la revolución socialista debería ser internacional para que pudiera triunfar la revolución cubana, aunque el método guerrillero era una estrategia equivocada.

Así de esta manera, Cuba se consolidó como un estado obrero burocratizado, y se estableció un régimen político autoritario encabezado por Fidel Castro que le quito el poder a los trabajadores canceló las libertades democráticas bajo el argumento falso del bloqueo económico y los ataques del imperialismo norteamericano.

Indudablemente que la revolución cubana le ha otorgado grande conquistas sociales a su pueblo, Cuba cuenta con uno de los sistemas de salud más importantes a nivel mundial, el analfabetismo se erradico y en los primeros años las condiciones de vida del pueblo trabajador mejoraron considerablemente, pero también hay que precisar que fue gracias al apoyo económico y político de la Unión Soviética  que todo eso fue posible.

Cuando se cayó el muro de Berlín y desapareció la Unión Soviética la ayuda económica también se esfumo dejando a la economía cubana en una precaria situación, entonces el gobierno de Fidel Castro tuvo que implementar el Periodo Especial, que significo un fuerte plan de austeridad, acentuándose las privaciones y la escases de bienes principalmente en alimentos entre la población cubana.

Desde mediados de los años noventa el gobierno de Fidel Castro  inició un proceso de restauración capitalista, permitiendo la inversión extranjera en el turismo y otras medidas para abrir al mercado sectores estratégicos de la economía.

Con la llegada de Raúl Castro este proceso se ha profundizado, y hoy existe entre la burocracia cubana una nueva generación preparada para la apertura total de la economía, es decir que están preparando cuadros gerenciales para manejar la economía hacia el mercado.

En los últimos años el gobierno de Hugo Chávez canalizó grandes recursos  principalmente petroleros para mantener la relativa estabilidad de la economía cubana, y los gobiernos populistas de izquierda apuntalan a la vieja dictadura cubana.

En el interior de Cuba también existen la disidencia donde un sector de ella está por una revolución democrática que significa echar del poder a Fidel Castro y a toda la burocracia que es la causante de todos los males y privaciones del pueblo cubano, muy distinta a los gusanos cubanos de Miami que pretenden destruir al estado obrero cubano y aniquilar las conquistas de la revolución.

Todo lo anterior viene a colación por la reciente visite de Enrique Peña Nieto a Cuba donde saludo personalmente al comandante Fidel Castro y al mismo tiempo le condono el 70 por ciento de la deuda que tiene Cuba con México, y esto no es una casualidad, la política de los gobierno priista hacia el régimen castrista ha sido de apuntalamiento, una revolución democrática en Cuba tendría grandes repercusiones para México, basta recordar que la primera visita oficial de Fidel Castro a México fue a la toma de posesión de Carlos Salinas de Gortari después del escandaloso fraude electoral de 1988 en contra de Cuauhtémoc Cárdenas.

Hoy amplios sectores de la izquierda mexicana enmudece sobre la visita y el apuntalamiento del régimen dictatorial de los hermanos  Castro en una actitud vergonzosa, mientras que el presidente Peña Nieto apuntala a los hermanos Castro, y muchos activistas avalan la condonación de la deuda que tiene Cuba con México. Pero para el gobierno peñista la estabilidad política de Cuba es parte  de la estrategia de seguridad nacional de México.

Deja tu comentario