Por qué fracasó López Obrador

Por Cuauhtémoc Ruiz

Comment

Pluma19_elecciones

AMLO y sus partidarios explican su revés en las urnas sólo por un factor: las marrullerías, compra de votos, coacciones a electores, apoyo de televisoras, encuestas manipuladas, etcétera, a favor del candidato del PRI. Pero en el balance del tabasqueño jamás aparece la mínima autocrítica sobre su campaña y estrategia política. Así, en ese concepto, son los demás, son sus enemigos los que tienen la culpa de que no despache hasta 2018 en Palacio Nacional.

Es un hecho que, como era de esperarse, el PRI jugara chueco. Una porción de los votos obtenidos por los dinosaurios fue obtenida suciamente. Pero evaluamos que el factor determinante del fracaso de Amlo es el proyecto político que enarboló, más cercano a los intereses de los empresarios y de Washington que de los sectores populares que dice representar. Para colmo, no pudo disimular su naturaleza autoritaria, pre moderna.

Condiciones favorables para derrotar al PRI

Las condiciones para que triunfara un candidato de izquierda eran favorables. Por un lado estaba el contrincante del PAN, que representó a un gobierno gastado y desprestigiado que perdió el apoyo de millones. Josefina nunca fue un adversario de consideración. Por otro estaba el abanderado del representante del antiguo régimen, partido que tuvo un alza en los dos años pasados pero sin que su candidato fuese nunca imbatible, como se vio con la caída que tuvo en su votación. Pero Amlo nunca convenció de que significaba una verdadera alternativa frente a la del PRI.

López Obrador pudo haber atraído votos de:

a)  el mismo PRI, que vio erosionada su cauda y que pudo haber perdido mucho más.

b)  el PAN, que reflejó crisis, divisiones y fracturas, algunas de las cuales apoyaron a Amlo, como Clouthier. Pudieron haber sido más numerosas.

c)   de los que anularon el voto.

d)  de los que se abstuvieron de ir a votar, una enorme legión.

En el DF, es un personaje anacrónico

Amlo ni siquiera fue capaz de obtener la misma votación en el DF que la ganada por Miguel Mancera, el candidato a Jefe de gobierno por el PRD y cía. En una capital que quiere ser cada vez más liberal, tolerante y moderna, el Peje ya no encaja plenamente y tuvo medio millón de votos menos que Mancera. Las feministas burguesas que lo apoyaron fueron impotentes para hacer que las mujeres, gays y jóvenes se tragaron un sapo conservador y que teme decir que está a favor del aborto y de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

El Ejército fue más importante que las víctimas de la guerra

Amlo perdió como en la guerra en esta elección precisamente por no haberse opuesto a la guerra de Calderón. En un país herido y agraviado por una violencia que ha afectado de distintas maneras a cientos de miles o millones, el Peje jamás se manifestó por dar un golpe a ese timón. Se preocupó más por el desprestigio del Ejército que por las víctimas, de las que jamás se condolió. Su baja votación en el norte del país y la considerable anulación habida aquí le hicieron perder muchos votos.

Cerca de empresarios y obispos, lejos de obreros e indígenas

Su acercamiento casi carnal a los empresarios y a personajes del alto clero le restaron simpatías. En un país en el que se pagan salarios entre los más bajos del mundo, no pasó desapercibido que tejió compromisos estrechos con altos empresarios. En su discurso jamás fue un eje la solución de las demandas indígenas, como si no existieran millones de ellos en condiciones deplorables y que apenas hace poco se levantaron en armas en Chiapas. En este estado la presentación electoral del Peje fue catastrófica.

Envuelto en mapacherías electorales

Si el PRI es el rey del fraude electoral y cuenta con una experiencia octogenaria en el arte de obtener votos mediante la compra y la coacción, el PRD es su discípulo avezado (junto con el PAN). Constantemente aparecieron las aportaciones de la llamada izquierda a la sub cultura del trinquete. Ya son célebres el charolazo por seis millones de dólares a empresarios de los íntimos de Amlo, las cuentas bancarias de la senadora Yeidkol, las despenas de Graco…

Ayotzinapa, el Atenco del PRD, sin justicia

Nos merece mucho respeto el movimiento #soy 132 en este proceso electoral. Sin embargo, lo llamamos a adoptar con carácter de urgente la exigencia de solución para los jóvenes estudiantes de esta Normal rural de Guerrero. Como todos sabemos, dos de ellos fueron asesinados por la policía del gobernador Heladio Aguirre, que llegó a ese cargo con el apoyo de los partidos que sostuvieron a Amlo.

El candidato presidencial de la “izquierda” se exhibió en mítines con el asesino de los estudiantes de Ayotzinapa. Esta conducta rebasa el pragmatismo y linda con la inmoralidad y la traición a esos jóvenes y a sus familias que, a la fecha, no han obtenido ningún tipo de reparación ni justicia.

 

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: