Campaña de terror contra defensores del territorio

Desinformemonos

foto-pue01-20120330-025826

Publicado por Desinformemonos

México. En tan sólo una semana, nueve defensores del territorio  fueron detenidos en los estados de Puebla y Morelos. Las aprehensiones  están impulsadas por la urgencia de las empresas operadoras del megaproyecto “Plan Integral de Desarrollo” (que abarca Morelos, Puebla, Tlaxcala y el estado de México), por iniciar las obras del gasoducto y paliar sus pérdidas, acusan activistas. “Encarcelar a los opositores es tomar el control de las tierras, ya que son representantes ejidales de las comunidades”, acusa Miriam Vargas. “Se pretende que la detención de los dirigentes sea una fórmula para sembrar terror y que los pueblos desistan en la lucha en defensa del territorio”, interpreta el comunero tepozteco Guillermo Hernández Chapa.

Entre el 6 y el 8 de abril fueron detenidos por la policía de Puebla Juan Carlos Flores, Enedina Rosas Vélez y Abraham Cornejo Calderón, integrantes de organizaciones y comunidades opositoras al megaproyecto “Plan Integral de Desarrollo”. Se les acusa de los delitos de motín, extorsión, despojo, robo calificado, afectación a la estructura hídrica y obstrucción de obra pública. El 13 de abril, en Morelos, fueron detenidos -tras el lanzamiento de tiros al aire y gas lacrimógeno por parte de la policía estatal- Juvenal Barrera, Adán Rosales (60 años de edad), Victorina Ramírez, Yazmín Velázquez, el ayudante municipal Aarón Aguilar y Petra Aragón, además de una persona lesionada por arma de fuego. Al cierre de la edición se desconoce su paradero y estado físico, pero se reporta que Aguilar fue golpeado y que la situación en Amilcingo es tensa.

“Estamos en un momento de la lucha muy importante, que es cuando quieren entrar más directamente las empresas para instalar ya el gasoducto, sin permisos de las comunidades y sin documentos que avalen esta obra. Se nos quiere imponer una obra ilegal, y a las personas que defienden sus tierras se les detiene”, acusa Miriam Vargas, habitante de Atlixco, Puebla. Hernández Chapa valora que el mensaje de los gobiernos es que “están dispuestos a llevar a cabo los proyectos de las transnacionales a costa de la lucha de los pueblos”.

En Tlaxcala, Puebla, Morelos y el estado de México se proyecta el “Plan Integral de Desarrollo”, que implica la construcción de un gasoducto, un acueducto y dos centrales termoeléctricas, y es impulsado por la empresa italiana Bonatti y las españolas Abengoa, Elecnor y Enegas. En su primera etapa recorrerá 160 kilómetros, afectando 2 mil propiedades de 77 ejidos y 22 comunidades. Abastecerá de gas a una de las termoeléctricas con un tubo de 30 pulgadas de diámetro, enterrado a dos metros de profundidad, que transportará 9 mil 61 millones de litros de gas metano al día por debajo de 60 pueblos de los estados de Tlaxcala, Puebla y Morelos.

Antonio Lara Duque, defensor de los detenidos en Puebla, señala que las acusaciones contra los activistas detenidos provienen de funcionarios de gobierno. “Entre ellos están el titular de Análisis Político de la secretaría general de Gobierno, José Ventura Rodríguez, y Gustavo Ibarra Guzmán, del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Puebla”, enumera Lara Duque, miembro del Centro de Derechos Humanos Zeferino  Ladrillero.

Enedina Rosas Vélez, campesina e indígena de 60 años de edad, además de  comisariada ejidal de San Felipe Xonacayucan, fue detenida el 6 de abril al salir de una reunión de comisariados en San José Teruel, municipio de Tepeojuma, Puebla, que resisten al gasoducto. Miriam Vargas relata que quienes detuvieron a Enedina Rosas “llegaron amagando con pistolas a todas las demás autoridades comunitarias que se encontraban en la reunión”. La comisariada se encuentra en el Centro de Reinserción Social (CERESO) de Atlixco, bajo cargos de robo agravado y oposición a que se ejecute una obra pública, bajo el proceso judicial 121/2014.

La forma en que detuvieron a Juan Carlos Flores, miembro del Frente de Pueblos en Defensa del Agua y la Tierra de Morelos, Puebla y Tlaxcala, “fue como un levantón”, acusa Vargas. Los policías “llegaron en camionetas sin identificación y vestidos de civil, y simplemente se lo llevaron”.

Cuando Flores fue detenido “se encontraba entregando una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDHP) por la detención de Enedina Rosas”, relaciona el abogado Lara Duque. La aprehensión ocurrió el día 7 de abril a las 4:30 de la tarde, a la salida del organismo de defensa de los derechos humanos. “Se le traslada al CERESO en Cholula, Puebla, bajo el proceso 127/2012, con la acusación de motín, ataques a obra hidráulica, despojo y extorsión”, detalla Antonio Lara. “Es una forma de atemorizar a quien resiste, pues realizan un ejercicio político con un procedimiento judicial, mediante una orden abierta desde abril del 2012”.

Abraham Cornejo Calderón fue detenido por policías armados vestidos de civil cuando se dirigía a su domicilio en el municipio de San Martín Texmelucan, Puebla. Cornejo Calderón es parte del Frente de Campesinos y Pequeños Propietarios de Texmelucan y la Sierra Nevada, que se opone a la construcción del Arco Poniente. El campesino estaba inmerso en los preparativos del “Encuentro Regional de los Recursos Naturales y Derechos Sociales”, a realizarse el 13 de abril en de San Francisco Tepeyecac.

La organización  en forma de red

Guillermo Hernández Chapa, de Frentes Unidos en Defensa de Tepoztlán –agrupación de comunidades  y colonias que se oponen al despojo de sus tierras por la ampliación carretera-, explica que para los pueblos que luchan en Morelos, la detención de quienes se oponen a los megaproyectos en Puebla significa “que se está aplicando una política de terror por parte del Estado, al intimidar comunidades y detener a luchadores sociales”.

Miriam Vargas resalta que las órdenes de aprehensión se libraron “justo cuando el movimiento  en resistencia avanza ante la implementación del gasoducto. Esta obra es una necesidad imperante para las empresas y gobiernos estatales de Tlaxcala, Puebla, Morelos y el estado de México -a las comunidades cercanas al Popocatépetl les quieren hacer lo mismo. Las empresas están teniendo pérdidas, y eso apresura la represión también”.

Hace algunas semanas, comunidades de Morelos, Puebla y Tlaxcala se reunieron en Amilcingo, Morelos, y acordaron trabajar en coordinación, explica Guillermo Hernández. Con la detención de los activistas, “vamos a dar una respuesta conjunta”, advierte el comunero.

CARTA DE JUAN CARLOS FLORES SOLIS:

 ASESOR LEGAL DEL FRENTE DE PUEBLOS EN DEFENSA DE LA TIERRA Y EL AGUA DE MORELOS PUEBLA Y TLAXCALA, SECUESTRADO Y ENCARCELADO POR OPONERSE A LOS PROYECTOS DE MUERTE (PROYECTO INTEGRAL MORELOS)

Compañeros y compañeras:

Hoy el gobierno nos ataca con delitos ridículos, acusa a la señora Enedina de robo de celulares, persigue a otros compañeros y a mi me detiene afuera de Derechos Humanos. La imagen no puede ser más clara del sistema de injusticia que vivimos, ser defensor de derechos humanos es delito para el delincuente.

Es nuestra obligación como seres humanos defender la vida ante esta época de destrucción. Todos sabemos que si hoy sembramos, es gracias a la lucha de nuestros abuelos, a su valor y coraje. Hoy seguimos teniendo dos manos para trabajar, dos pies para caminar, una cabeza para pensar y un corazón para hacer lo correcto, entonces ¿Por qué no podemos luchar?

Hoy el gobierno usa la fuerza de sus cárceles, y nosotros la fuerza de la razón y la razón siempre podrá volver a sacar fuerza para lograr la justicia. Compañeras y compañeros la lucha es una escuela, una escuela para ser mejores seres humanos. La lucha cuesta trabajo, mucho trabajo, y hoy sacrificios que tenemos que hacer para conseguir la libertad.Y la libertad nadie nos la puede quitar, no hay que tener miedo, ni hay que subestimar al enemigo. Lo mas fácil es darnos por vencidos, aparentemente, pero la salida mas fácil muchas veces se vuelve consecuencia de un problema mayor.

La libertad exige aprender a organizarnos por nosotros mismos, sin nadie que nos dirija, mas que la decisión colectiva. La libertad exige no tener lideres, por que la salida más fácil, es dejar que alguien nos diga que debemos hacer. Pero la lucha exige mucho más que seguir a alguien que cree lo mismo que nosotros. Exige que creamos en nosotros mismos y nunca nos demos por vencidos, así nos convertimos en invencibles.

Hoy la realidad nos exige dejar a un lado las diferencias y actuar con honestidad juntos, solidarizándonos.

Compañeras y compañeros si de algo sirve mi palabra los invito a que no dejen de luchar para defender la vida: ¡No al gasoducto, no a la termoeléctrica, no al acueducto!

Los invito a seguir organizándonos a defender su derecho a la vivienda en las colonias del Molinito, Zapata y Guadalupe, los invito a seguir utilizando la palabra alegre y con contenido como arma de lucha, la cultura como alimento y la dignidad como espíritu.

Únanse, no nos dejemos vencer, actuemos con imaginación, con creatividad, tengamos la cabeza fría y el corazón valiente.

Y si en algo de su corazón y de su tiempo existe una preocupación por mi libertad les pido que se organicen y que el día lunes 14 en cualquier lugar que estén y de cualquier forma, exijan mi libertad. El día lunes el juez determinará si me convierte en preso político procesado o ustedes consiguen mi libertad.

Zapata está en nosotros

Fraternalmente su compañero

Juan Carlos Flores Solís

14 de abril de 2014

Deja tu comentario