La tesis de la lucha a muerte

Lefebvre, Henri

trabajo-infantil_mediano1

El concepto se desarrolla superando las oposiciones de la forma y del contenido, de lo teórico y de lo práctico, de lo subjetivo y de lo objetivo, del “por sí” y del “en sí”. El método no debe desdeñar la lógica formal, sino recogerla ¿Qué es, pues, este método? Es la conciencia de la forma, del movimiento interno del contenido. Y es el “propio contenido”, el movimiento dialéctico que hay en él, el que lo impulsa hacia adelante, con la forma incluida.

La lógica dialéctica añade a la antigua lógica esta aprehensión de las transiciones, de los desarrollos, del “enlace interno y necesario” de las partes en el todo. Muestra, a la vez, el enlace, su necesidad y “el origen inmanente de las diferencias”, es decir, “la lógica interna objetiva” del desarrollo y la “lucha de las diferencias polarizadas”. La lógica ofrece la riqueza de la representación de la naturaleza, del mundo, de la historia y del espíritu.

No hay dialéctica (análisis dialéctico, exposición dialéctica o “síntesis”) si no hay movimiento, y no hay movimiento si no hay proceso histórico: historia. La historia es el movimiento de un contenido que engendra diferencias, polaridades, conflictos, problemas teóricos y prácticos, y que los resuelve (o no).

Para que haya historia es preciso que las fuerzas en presencia lleven su conflicto hasta su término, hasta su resolución por una victoria o una derrota, esta es la tesis de la lucha a muerte.

Bibliografía.
Lefebvre, Henri. Lógica formal, lógica dialéctica. 20.ma ed. Edit. Siglo XXI, D.F., 2006.

Deja tu comentario