China: La mayor huelga de la historia del país

REVOLUTION NEWS!

yue-yuen

Viernes 25 de abril de 2014. Los trabajadores de la fábrica de Yue Yen están en huelga desde el 5 de abril. Casi toda la mano de obra de la fábrica está en huelga, lo que demuestra su indignación con el gobierno y la empresa. La disputa se originó al conocerse la confabulación del gobierno local y la empresa: esta no ha pagado en su totalidad las cotizaciones sociales de los trabajadores y los funcionarios del gobierno local han hecho la vista gorda ante esta práctica ilegal. Además, los trabajadores han descubierto que sus contratos de trabajo no se ajustan a la legalidad. La empresa Yue Yen produce calzado para marcas occidentales como Nike, Adidas, Reebok, Asics, New Balance, Puma, Converse, Salomon y Timberland. Una serie de organizaciones y sindicatos de Asia han escrito una carta a estas empresas occidentales exigiendo que intervengan para que el fabricante chino asegure el pago de las cotizaciones sociales, establezca contratos acordes con la legalidad y reclame la puesta en libertad de los detenidos.

La huelga más amplia de la historia de China cumple ya seis días, desafiando los intentos del Estado de reprimir a los trabajadores que luchan contra la injusticia social y económica. La Policía ha detenido a varios líderes de la huelga en la fábrica Yue Yuen, que produce zapatillas para Nike y Adidas, entre otras marcas. A medidaque se deteriora la situación, los miles de trabajadores están cada vez más indignados por el hecho de que la dirección de la empresa niegue tajantemente haber incumplido el pago de sus cotizaciones sociales. Trabajadores de Dongguan, donde existe un movimiento amplio por los derechos laborales, se han solidarizado con los huelguistas de Yue Yuen. Un gran número de trabajadores de Dongguan –al parecer se cuentan por miles– salieron a la calle para protestar contra la injusticia salarial y la opresión gubernamental que sufren los trabajadores migrantes, y para reclamar que la empresa pague la seguridad social que adeuda al personal.

Los trabajadores de Dongguan avisaron a los huelguistas de Yue Yuen de que el gobierno y la empresa iban a utilizar la fuerza contra ellos. La producción de la fábrica está casi paralizada, mientras que la dirección local del partido ha lanzado una odiosa campaña tildando a los trabajadores de “traidores”. La policía ha detenido a varios líderes, y los huelguistas se han enfrentado a los antidisturbios, lanzándoles botellas de agua, cuando estos les han atacado brutalmente y han detenido a varios de ellos. Cuando la mujer de uno de los detenidos se enteró de la detención de su marido en la quinta noche de huelga, miles de personas se concentraron ante el edificio administrativo exigiendo la liberación inmediata del detenido.

Según el Observatorio de Conflictos Laborales de Shenzhen Chunfeng, el 17 de abril la policía detuvo en sus casas a los huelguistas más jóvenes y los llevó a un lugar desconocido. Al día siguiente, miles de trabajadores salieron en manifestación para reclamar su puesta en libertad, pero la policía les cerró el paso y disolvió la manifestación. Al parecer, algunos participantes fueron detenidos por el mero hecho de tomar fotos con sus teléfonos móviles. En la manifestación se infiltraron numerosos policías de paisano –por lo visto eran centenares– para robar los móviles e impedir que los manifestantes tomaran fotos.

El número de trabajadores que se reúnen ante las puertas de la fábrica y se niegan a entrar supera los 20.000. La empresa y el gobierno han formulado un tercer conjunto de propuestas, esperando convencer a los huelguistas de que vuelvan al trabajo. Al parecer, el Estado y las empresas han admitido que adeudan las cotizaciones sociales no pagadas a los trabajadores y han prometido dotar el fondo para la vivienda, pero los trabajadores no han cedido y la huelga se mantiene. Según el citado Observatorio de Conflictos Laborales, los trabajadores no aceptan las propuestas del gobierno. Lo que parece que les ha enfurecido sobre todo es el hecho de que la dirección de la fábrica haya negado haber incumplido el pago de las cotizaciones al seguro de pensiones y otros regímenes de la seguridad social de los trabajadores.

El gobierno no puede controlar el desplazamiento de los trabajadores migrantes. Los trabajos más penosos y peor pagados se encargan a los 300 millones de trabajadores migrantes que hay en el país, personas que se han visto forzadas a trasladarse a la ciudad y trabajar en la industria para ganarse el sustento para ellas y sus familias. El Estado y la clase dominante explotan brutalmente a estos proletarios. Mientras que los trabajadores de cuello blanco urbanos poseen incluso 2 o 3 casas, el sistema hukou de registro de hogares ha estado dividiendo a la clase obrera en dos categorías distintas: urbana y rural. Este sistema deniega al acceso de los trabajadores migrantes a los servicios básicos de sanidad y educación de los que sí gozan los residentes en las ciudades. También sufren discriminación en la cuantía del salario y las condiciones laborales. Los trabajadores migrantes están expuestos al peor trato en el lugar de trabajo, con peligro para sus vidas; algunos se han quemado vivos mientras confeccionaban calzado para empresas occidentales.

En muchos casos se ven forzados a trabajar sin cobrar. El comportamiento criminal de los jefes es causa de frecuentes disturbios; en ocasiones, trabajadores que han osado reivindicar sus derechos lo han pagado con la vida. En China, la cadena de intermediarios y subcontratistas es tan larga que los trabajadores siempre son los últimos en cobrar. Si es que cobran. El mes de enero suele ser el de las huelgas, pues es cuando los trabajadores migrantes dejan de trabajar para obligar a las empresas a pagarles los salarios que les adeudan y de este modo poder enviar el dinero a la familia antes del Año Nuevo chino. En la primera semana de enero de este año hubo más de 70 huelgas en el cinturón industrial del sudeste. Desde entonces, las luchas se han intensificado, produciéndose cientos de huelgas de más de 10.000 trabajadores.

http://revolution-news.com/biggest-strike-chinas-history-enters-6th-day-police-arrested-organizers-workers-battle-swat-troops/
Traducción: VIENTO SUR

Deja tu comentario