Pluma 25. El México de Peña Nieto

Unable to display PDF
Click here to download

El país de las autodefensas y las (contra) reformas

Próximamente el Partido Obrero Socialista –POS- celebrará su XVI congreso, en el que examinará la situación política nacional. Compartimos con nuestros lectores el análisis sobre México e invitamos a hacernos llegar sus puntos de vista y comentarios críticos. O, mejor, pregunte cómo puede participar en este congreso.

Existe un movimiento popular en regiones del país en contra de las bandas de delincuentes organizados y la complicidad con éstos de gobernantes y políticos. Para combatirlos, en varios estados se organizan policías comunitarias y/o se desatan manifestaciones pacíficas. En Michoacán este acción popular alcanzó el nivel de un levantamiento armado que destrozó al cártel de los caballeros templarios y ocasionó una crisis aguda en el gobierno. Algo parecido (en cuanto a participación popular) no se vivía en el país desde 2006, cuando el movimiento popular contra el gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz. También en los meses pasados hubo las mayores movilizaciones magisteriales en años.

Mientras tanto, el gobierno de Enrique Peña Nieto (EPN) ha impulsado una batería de cambios legales para reducir los derechos laborales, privatizar los energéticos y darle mayores facilidades a los capitalistas. Estas contrarreformas no han terminado de consumarse y podría ser que, debido a la resistencia popular y a las contradicciones entre los poderosos, algunas se queden a medias.

Aquí también se examinan las dificultades por las que pasa la economía; y las nuevas y limitadas reformas democráticas.

A participar en la consulta popular sobre la energía

La privatización de la energía tendrá consecuencias todavía peores que las privatizaciones habidas en los años pasados, mediante las cuales se enriquecieron pequeños grupos económicos (Carlos Slim, Salinas Pliego). La mayor parte de las riquezas serán para los capitalistas. La mayoría de las ganancias saldrán del país. Lo que sí dejará la privatización energética serán campos y aguas contaminadas, desperdicios.

La lucha contra la privatización de los energéticos no se terminará con la aprobación de las leyes secundarias. El pueblo mexicano deberá prepararse para un combate de gran aliento que combinará luchas y métodos distintos. Seguramente habrá luchas de comunidades contra la depredación y contaminación del agua en las zonas de extracción de gas shale. También deben usarse, en su caso, herramientas como la posible consulta popular sobre la privatización. De darse este ejercicio, estaremos unidos con Morena y el PRD, es decir, estaremos circunstancialmente junto a ellos pero mantendremos nuestra independencia y conducta crítica hacia estos partidos.

Si quieres adquirir la versión impresa, ponte en contacto al correo cuateruizortiz@hotmail.com o al teléfono +52 55 910168

Descargar Revista

Deja tu comentario