El perredista Ángel Aguirre, asesino de Ayotzinapa, también reprime periodistas

Por Cuahutémoc Ruíz

Comment

Boletín Digital

Pasan los meses y la justicia no llega para los estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero, dos de los cuales fueron asesinados por las policías federal y estatal, y otros fueron heridos. El principal responsable de estos hechos, el gobernador Ángel Aguirre, no ha recibido ningún castigo y hasta parece que lo premian los políticos más importantes del país y los hombres más ricos, como Carlos Slim. Por si lo anterior fuera poco, también reprime periodistas.

Con saña, premeditación, alevosía y ventaja, las policías federal y estatal reprimieron a los estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa, que educa a los jóvenes más humildes de Guerrero. Durante horas, los policías dispararon y golpearon a los estudiantes. Es obvio que tal represión sólo pudo ser ordenada o autorizada por el gobernador Aguirre y por el gobierno federal de Calderón.  A la fecha, no hay justicia, y el gobernador a cada rato es visitado y se fotografía con Felipe Calderón, con Carlos Slim, con López Obrador, y con la plana mayor del PRD y compañía, que llevaron a cabo en días pasados una nutrida reunión en Acapulco al frente de la cual estuvo el mandatario estatal. Por cierto, en tal asamblea acordaron acatar la resolución del Tribunal Federal Electoral, que seguramente ungirá a Peña Nieto como el siguiente presidente.

Poco después, el lunes 21 de agosto, Aguirre Rivero sintió que podía pasearse a sus anchas en la población de Tixtla, donde está situada la Escuela Normal de Ayotzinapa. Y se presentó provocativamente en la escuela primaria Vicente Guerrero,  en esa localidad enlutada, donde fue increpado por estudiantes normalistas al inaugurar el ciclo escolar 2012-2013. En esta ocasión los que pagaron fueron los foto reporteros presentes, especialmente Éric Chavelas Hernández, de parte del jefe de seguridad del gobernador, el teniente del Estado Mayor del Ejército en retiro, Felipe de Jesús Ornelas Rebollo.

“Cuídense, que no me conocen”, fue la frase que usó el jefe del equipo de seguridad contra los periodistas. Antes de eso desplazó al fotorreportero varios metros a punta de codazos y empujones, y al retirarse lo sorprendió con un golpe por la espalda y le advirtió que se cuidara.

Periodistas y representantes de diversos medios de comunicación manifestaron su inconformidad por los atropellos y agresiones de las que han sido objeto de parte del personal que resguarda la seguridad del gobernador Ángel Aguirre Rivero.

A través de una carta firmada por decenas de comunicadores, dirigida al gobernador Ángel Aguirre Rivero, se expresa la inconformidad de varias organizaciones periodísticas por el trato violento y prepotente que han recibido de manera constante de parte de los elementos de seguridad del titular del ejecutivo local.

En consecuencia, responsabilizaron al gobierno del estado de cualquier agresión que se pueda registrar en contra de algún integrante del gremio periodístico y exigieron al gobernador que brinde las garantías necesarias para la buena realización de la labor periodística de manera libre y segura, de acuerdo con una nota aparecida el 23 de agosto en El Universal.

 

Aseguraron que este no ha sido el único incidente entre reporteros y el personal de seguridad del mandatario estatal, pues casos similares han padecido otros reporteros como Magdalena Cisneros, Francisca Meza, Valeria Juárez, Daniel Velásquez y Jesús Trigo.

Ángel Aguirre estaba hace poco en el PRI y se pasó al PRD cuando el tricolor no lo hizo candidato a gobernador, en 2010. Ya fue antes gobernador interino de Guerrero, y tiene la trayectoria típica de los gobernantes priístas, refrendada con la sangre de los estudiantes de Ayotzinapa el año pasado. Se ufana de ser amigo de Peña Nieto.

En el PRD fue recibido sin la queja de nadie y Marcelo Ebrard y los chuchos lo ingresaron al partido amarillo con alfombra roja.

 

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: