USA. El movimiento chicano y la formación de Unión del Barrio como partido (II)

Comment

BREAKING NEWS

Entrevista con Rommel Díaz, Adriana Jasso y Harry Simón, militantes de Unión del Barrio

Rebelión
Luis Martín-Cabrera
Sábado 5 de Julio 2014

Esta entrevista es la segunda parte de una serie. Para ver la primera siga este link: http://rebelion.org/noticia.php?id=186862

LMC. ¿Qué tipo de organización es Unión del Barrio?

RD. Se forma en el año 81 el primer año de Reagan, tú, Harry, sabes esta historia al dedillo, cuéntanos.

HS. Unión nace de una serie de cambios históricos muy puntuales. Alrededor de los años setenta los movimientos más importantes, más fuertes al sur de California eran las Boinas Cafeses (Brown Berets en su denominación en inglés), los United Farm Workers de César Chávez, La cruzada por la justicia de Colorado, el grupo de Corky González y el grupo del Partido Nacional de Raza Unida en el sur de Tejas. Estos grupos nacen alrededor del Movimiento Chicano. La Cruzada empieza a perder fuerza alrededor del momento del accidente de Corky González. Hay otro movimiento en Nuevo Mexico que es el de Reyes López Tijerina, La Alianza, un movimiento muy militante en defensa de la tierra, la cruzada por la justicia se centraba fundamentalmente en las capacidades individuales de Corky González. La Alianza de Ries López Tijerina también se fundamentaba en su fuerza individual, aunque la conexión con el problema de la tierra les hacía más radicales.

LMC. ¿Estás sugiriendo que eran más personalistas alrededor del carisma de estos dos líderes?

HS. Sí, eran caudillos. De hecho en la literatura chicana a César Chávez, Corky González, Reies Lopez Tijerina y José Ángel Gutiérrez se les llama los cuatro jinetes del apocalipsis.

La cuestión se centraba fundamentalmente en las virtudes y los defectos de estas personas. Si algo les sucedía a ellos, estos movimientos declinaban. Por ejemplo, La Cruzada empezó a perder fuerza alrededor del declive físico de Corky [González], porque tuvo un accidente y ya no podía asumir las responsabilidades que tenía antes.

La Alianza en New Mexico fue reprimida militarmente desde mediados hasta finales de los años 70 y el Partido de la Raza Unida, que era la única fuerza que intentaba unir a todo el mundo se desmoronó también primordialmente por las divisiones entre José Ángel Gutiérrez en Texas y Corky González en Colorado. Cuando estos grupos entraron en declive surgieron los Brown Berets, pero ellos tampoco eran una fuerza a tener en cuenta en relación con el movimiento político en su sentido amplio, porque también se organizaban en torno a David Sánchez, otro caudillo. El tipo era medio loco, era anti-comunista, estaba loco, lo que pasa es que había fuerzas importantes a su alrededor que le dieron relevancia a los Brown Berets.

Hubo otros grupos que se formaron alrededor del movimientos Chicano como el Comité de Derechos Chicanos (CCR por sus siglas en inglés) que surgió en San Diego, en National City impulsado por Herman Baca. Si algo ha tenido una influencia decisiva en la historia de Unión del Barrio es la conexión con el Movimiento a través de Herman Baca y el Comité de Derechos Chicanos. Herman [Baca] se formó políticamente trabajando con Bert Corona que era el líder en Los Ángeles de CASA (Centro de Acción Social Autónomo). CASA era la organización que tenía una formación ideológica más sólida dentro del movimiento Chicano, era el grupo con un internacionalismo más fuerte, el lema “Somos un pueblo sin fronteras” viene de CASA, una organización ideológica muy sólida.

Al contrario de lo que sucedió con los otros grupos que mencioné antes, el grupo de San Diego nunca entro en declive, de hecho, continuó creciendo. Cuando llegó el programa Cointelpro [El programa del FBI para destruir organizaciones políticas radicales] y la década de promoción de lo “Hispano”, infiltraron masivamente el Movimiento Chicano. Por ejemplo, la violencia en la Marcha Moratoria contra la guerra de Vietnam la provocó un agente del programa Cointelpro.

Por alguna razón, tal vez porque no era una ciudad tan importante, San Diego consiguió evitar la mayor parte de la violencia y la represión que desató el programa Cointelpro.

El movimiento, de hecho, continuó creciendo alrededor de Herman Baca, pero dentro del Comité de Derechos Chicanos había unos cuantos miembros que habían visto lo que pasó con los otros grupos que se organizaban en torno a la personalidad de un líder carismático y decidieron que había que formar un grupo que fuera más allá de los problemas de la frontera y que superara la cuestión del liderazgo individual. Por eso, desde el comienzo rechazaron el caudillismo y eso está en el programa original de Unión del Barrio. No aceptamos caudillos, porque en cuanto le pase algo al caudillo se desmorona el grupo, la cosa tiene que estar basada en ideas, principios y en el modelo de organización, no en los individuos independientemente de lo valiosos que sean.

leer más:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=186909

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: