Las reformas en México restan popularidad a Peña Nieto El 60% de los mexicanos desaprueba el rumbo de la economía, según el Pew Research Center

Por Luis Pablo Beauregard

clip_image0027Publicado en El País

Enrique Peña Nieto, el presidente de México, había señalado en días pasados que el proceso de reformas que recién concluyó tenía un costo político. El prestigioso Pew Research Center—un centro público estadounidense de investigación social— ha puesto cifras a este desgaste del gobierno mexicano. Los números negativos del mandatario han crecido diez puntos en un año. El 48% de la población tiene una imagen desfavorable de él, frente a un 51% que tiene una opinión positiva, según un informe dado a conocer este martes, y que coincide con una visita oficial de Peña al Estado de California.

La reforma estrella del Gobierno, la energética, que abre la industria de la electricidad y los hidrocarburos al capital privado y extranjero tras 75 años de nacionalización también es rechazada por una mayoría de mexicanos, según encuestas realizadas en abril y mayo de este año. El 57% se opone a que extranjeros intervengan en el sector, frente al 34% que está de acuerdo con ella.

El descontento con el marginal desempeño de la economía mexicana es lo que más castiga al Gobierno. Seis de cada diez mexicanos (el 60%, 14 puntos más que el año pasado) desaprueban el rumbo económico que el país sigue. Solo el 37% de los ciudadanos está satisfecho con la economía, que este año crecerá menos de 3% a la espera de que las leyes aprobadas en los primeros dos años del sexenio la hagan despegar.

Crimen y corrupción, lo que más preocupa.

El 79% de los mexicanos cree que el crimen es “un gran problema” en el país. A esta preocupación le sigue la que generan los políticos corruptos (72%) y la violencia relacionada con la delincuencia organizada (72%). Estos son las tres grandes problemáticas de los mexicanos, según revelaron 1.000 encuestas realizadas en los pasados meses.

El 54% de la sociedad cree que el presidente está haciendo un mal trabajo combatiendo la corrupción, la cifra ha crecido seis puntos en los últimos doce meses. La cifra del Pew Center llega días después de que el presidente Peña Nieto respondiera al periodista León Krauze, que le cuestionó sobre la materia. “Yo sí creo que hay un tema cultural lamentablemente que ha provocado corrupción en todos los ámbitos, tanto privados como público. Y no es un tema exclusivo del orden público”, señaló el mandatario. La explicación de que México tiene problemas “culturales” que causan la corrupción no gustó a analistas y opinadores.

La reforma educativa cuenta con un gran respaldo (55%). Esta ley, aprobada en marzo de este año, refuerza el papel del Estado en la educación, que durante años estuvo oprimido por el poder del SNTE, el corrupto sindicato de maestros. Su exdirigente, Elba Esther Gordillo, fue enviada a prisión en 2013 por desviar más de 150 millones de dólares de cuotas de los maestros a cuentas privadas. La maestra, como era conocida la líder sindical, tiene una imagen “muy desfavorable” en el país (69%), según el Pew Center.

Carlos Romero Deschamps, el polémico líder del opaco sindicato petrolero también genera muchas impresiones desfavorables (47%), frente al 9% que tiene una imagen positiva del también senador del PRI.

A pesar de la caída de la popularidad del presidente, que mantiene una opinión favorable del 51%, Peña Nieto es uno de los políticos mejor valorados en la encuesta. Andrés Manuel López Obrador, excandidato presidencial del izquierdista PRD en dos ocasiones, solo cuenta con un 36% de positivos y un 61% de negativos, aunque sus números no registran cambios en más de dos años. Solo Josefina Vázquez Mota lo supera en mala percepción. La excandidata presidencial del PAN que perdió la presidencia y llevó al partido al tercer lugar en las preferencias genera opiniones negativas en el 68% de la población.

La lucha contra la delincuencia organizada tiene un respaldo de la mayoría (53%). El centro de investigación señala que las encuestas fueron hechas dos meses después de la detención de Joaquín el Chapo Guzmán, el poderoso cabecilla del cártel de Sinaloa. El tema genera optimismo pues un 45%, 8% más que en 2013, señala que la Administración “ha mostrado progreso” en la materia. Únicamente el 21% asegura que el Gobierno de México está perdiendo la batalla contra la delincuencia organizada.

Deja tu comentario