Guerrero, Mèxico. La evidencia indica que a los 43 los quemaron en Cocula, pero falta confirmarlo: Murillo

Comment

BREAKING NEWS

el-basurero

El basurero de Cocula. Foto: Cuartoscuro

SinEmbargo
Por Redacción / Sinembargo – noviembre 7 de 2014
Ciudad de México, 7 de noviembre (SinEmbargo).– El Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, dijo esta tarde que los detenidos Patricio Reyes Landa, alias “El Pato”, Juan Osorio Gómez, alias “El Jona” y Agustín García Reyes, alias “El Chereje” confesaron haber asesinado a la mayoría de los 43 normalistas secuestrados por policías de Iguala. Los mataron y luego los quemaron; algunos de ellos aún estaban vivos, dijo Murillo Karam desde Chilpancingo. Hay restos quemados, pero también hay otros que fueron encontrados en bolsas.

El fuego lo alimentaron a través de piedras, llantas, diesel y gasolina directo a los cadáveres. Alrededor de 15 murieron de asfixia antes de llegar al basurero de Cocula. Los dientes de los restos, dijo Karam, están en un estado de calcinación tan alto que sólo con tocarlos se deshacen. El Procurador insistió en que la evidencia indica que los normalistas están muertos, pero que, hasta que no concluyan los trabajos de identificación –que podrían ser en Austria– están desaparecidos.

Y hasta no tener estos resultados, subrayó el Procurador, los normalistas siguen en calidad de desaparecidos. “Es un caso típico de desaparición forzada, no un crimen de Estado. Iguala no es el Estado mexicano”, detalló en una sesión de preguntas y respuestas. También informó que los primeros restos encontrados en fosas de Pueblo Viejo no corresponden a los normalistas. La orden de secuestrarlos y matarlos vino de dos personas: una de ellas vino del ex Alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez.

La otra, del líder de Guerreros Unidos. Enfatizó que no hay evidencia de que los normalistas estuvieran vinculados a algún grupo criminal. Durante la ronda de preguntas de la prensa, informó que el ex Alcalde de Iguala se reservó su derecho a declarar sobre los basureros de Cocula, Guerrero. Los nuevos detenidos, miembros de Guerreros Unidos, confesaron haber recibido y ejecutado al grupo que recibieron en Cocula. “Sé el enorme dolor que produce esta información”, señaló el titular de la Procuraduría. “Los cuerpos quemados en el basurero de Cocula fueron con ropa”, detalló Murillo Karam y aseguró que los tres individuos que confesaron la quema de los cuerpos fueron detenidos hace ocho días. Además, expresó Murillo Karam, los policías de Iguala participaron en el homicidio de cuatro personas en agosto; es decir, un mes antes de la desaparición de los 43 normalistas.

“Venían en la camioneta más grande. En lugar de tomar el camino a Pueblo Viejo, los detenidos dicen que fueron a Cocula para luego dirigirse al basurero de ese municipio. También que los subieron a un vehículo de carga y a otra camioneta de carga menor. En este vehículo los tiraron en el basurero señalado. Uno de los halcones dijo haberlos visto pasar por su punto; dos declararon que algunos llegaron sin vida o inconscientes, y que los otros fueron interrogados por el grupo criminal sobre su llegada a iguala.

Los testimonios y confesiones sumados a las averiguaciones en la investigación apuntan al homicidio de los estudiantes, determinó el titular de la PGR. “Les preguntaron a los estudiantes de qué grupo eran y decían que no. Los detenidos dicen que ahí mataron a los sobrevivientes y los echaron a la parte baja del basurero y los quemaron; hicieron guardias para asegurar que el fuego durara horas, le echaron diesel, llantas…” El fuego “duró desde la noche y hasta el 27 de septiembre, pero por el calor no pudieron manipular los restos sino hasta más tarde. Cuando los peritos analizaron el lugar, encontraron restos humanos”. Luego, los detenidos dijeron que cuando bajaron al lugar, recibieron la orden de “El Terco” de fracturar los restos de los huesos para ser depositadas en bolsas de basura negras.

Murillo mostró imágenes del trabajo de los peritos en el río Cocula, y dijo que, en opinión de los investigadores, el alto nivel de degradación de los restos hace muy difícil la identificación, “pero no escatimaremos esfuerzos hasta agotar todas las instancias”. Es muy difícil la extracción de ADN de los restos debido a las condiciones en las que fueron encontrados, explicó. Peritos argentinos dijeron que el mejor lugar para hacer los estudios de ADN a los restos calcinados es en una universidad en Austria. También informó que a los integrantes del grupo criminal los encontraron en posesión de armas de grueso calibre, incluyendo calibre .50 mm. “Detendremos a todos los involucrados. La investigación queda abierta hasta identificar los restos humanos encontradas en el Río San Juan, mientras se continuará considerando como desaparecidos. Como decimos, la investigación está abierta”, insistió el Procurador.

ver màs:
http://www.sinembargo.mx/07-11-2014/1162930

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: