México. Suspenden padres de Ayotzinapa el diálogo con el gobierno federal

Comment

BREAKING NEWS

*Rechazan su política de descalificación y reivindican en una conferencia en el DF que el movimiento por la presentación con vida de los estudiantes es pacífico
*Encubre la PGR a la PF y al Ejército por los ataques en Iguala, acusan
*Experto de la Universidad de Innsbruck dice que en febrero o marzo sabrán si los restos que les enviaron son de normalistas
*Solicita la PGR que se congelen las cuentas bancarias del matrimonio Abarca-Pineda
Suspenden padres de Ayotzinapa el diálogo con la federación ante la política de descalificación
*Buscan parar la campaña en medios nacionales que acusa a los estudiantes de agredir a policías federales el domingo en Chilpancingo

pater

El Sur
Periódico de Guerrero
Lourdes Chávez
Miercoles 17 de Diciembre 2014
Ciudad de México
Debido a la política de endurecimiento y descalificación del Estado hacia el movimiento social que exige la presentación con vida de 42 normalistas detenidos-desaparecidos en Iguala, los padres de familia de las víctimas suspendieron las mesas de diálogo con el gobierno federal.

Sin embargo, el abogado de los padres y los estudiantes, Vidulfo Rosales Sierra aclaró que “no están cerrados” al diálogo porque las víctimas tienen derecho a conocer el avance de las investigaciones de la masacre del 26 de septiembre y las acciones de búsqueda de los 42 normalistas, de quienes aún no se ha establecido su paradero a casi tres meses de su detención por policías en Iguala.

Tras la agresión de policías federales a estudiantes, padres y maestros en Chilpancingo durante los preparativos del festival de música por Ayotzinapa en Chilpancingo, la madrugada del domingo, normalistas y padres de los desaparecidos ofrecieron una conferencia de prensa en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), para responder a la campaña de criminalización en medios nacionales que afirman que los estudiantes fueron los que agredieron a los uniformados.

Sostuvieron que los policías federales alcoholizados agredieron a 12 estudiantes que estaban colocando una vallas para cercar la zona del concierto y se preparara el escenario, y ahí inició la agresión a los jóvenes, padres y maestros durante las siguientes horas.

El dirigente estudiantil David García informó que el primer ataque de los policías federales a los normalistas fue una provocación, y que el comité de organización ya había acordado con el Ayuntamiento de Chilpancingo la realización del festival que se promocionó con varios días de anticipación.

Peña Nieto anunció la represión, afirma el vocero de los padres
Como antecedente de la represión que se estaba preparando, el vocero de los padres de familia, Felipe de la Cruz expuso que luego de una gira en el extranjero, el presidente Enrique Peña Nieto declaró que su gobierno está facultado para aplicar la fuerza pública a las manifestaciones de apoyo a los normalistas.

Asimismo señaló que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong advirtió que serían desalojados los manifestantes que tomaran carreteras y autopistas, y finalmente el secretario de la Marina, Vidal Francisco Soberón Saenz “que nunca se pronunció por las víctimas y no es una instancia política”, declaró que los padres de los desaparecidos estaban siendo manipulados.

Rosales Sierra consideró “inconcebible” que las fuerzas armadas “desacrediten así” el movimiento, y exigió respeto a las marchas y manifestaciones legítimas.

Señaló que las autoridades militares, que representan la expresión más dura y conservadora del Estado, no pueden asumir esa posición.

El padre de familia Mario González exigió al militar que no ofenda a los defensores de derechos humanos y que no insulte a los padres y madres de familia diciendo que son manipulados, porque pueden ser pobres pero no tontos.

Precisó que sus acciones de presión son pacíficas y las encabezan los padres “porque no queremos más violencia, no queremos que otros padres sufran los que nosotros sufrimos”.
Felipe de la Cruz también señaló que en una visita en Coyuca de Catalán, Peña Nieto pidió a los guerrerenses que se superara el dolor por la desaparición forzada de 43 estudiantes, como si supiera que en los días siguientes sería identificado Alexander Mora Venancio, entre los restos que enviaron a análisis a Austria.

El dirigente estudiantil, David García, añadió que el gobierno también quiso posicionar la versión de que los normalistas estaban relacionados con la banda delictiva Los Rojos, contrarios a los Guerreros Unidos, que presuntamente recibieron a los 43 estudiantes detenidos-desaparecidos, los mataron y los quemaron hasta las cenizas, cuando no tienen elementos para señalarlo.

De la estrategia de estigmatización, Rosales Sierra denunció el “fichaje” en el Centro de Investigación y de Seguridad Nacional (CISEN) de los abogados y organizaciones cercanas a la Normal Rural, que relacionan con la guerrilla, pues los informes oficiales señalan, entre otros, a Rosales Sierra como integrante del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI).
El abogado precisó que los derechos son el eje de acción del Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan.

Reivindicaron que el movimiento por la presentación con vida de los estudiantes es pacífico, y la pretensión del gobierno para que abandonen la exigencia por la tesis de que los muchachos están muertos, no la pueden aceptar porque no se ha establecido de manera científica.

En cuanto a los policías federales lesionados, uno de gravedad, que se presentan constantemente en las televisoras, presuntamente detenidos y golpeados por activistas tras la agresión de los uniformados a los estudiantes que colocaban vallas, Rosales Sierra no descartó que sean infiltrados.

De las personas que se manifiestan encapuchadas, Felipe de la Cruz precisó que los padres apoyan las tomas de las casetas de La Venta y Palo Blanco en la autopista del Sol (sin cerrar la carretera), y se cubren el rostro por temor a detenciones como represalia.

Pero señaló que las autoridades aprovechan estas acciones (en las que reúnen fondos) para mandar infiltrados, como en la caseta de Cuernavaca, donde identificaron a ocho personas que aprovechando el dolor de los padres habían tomado la caseta de cobro y entre ellos había un militar. Esto ocurrió el 6 de diciembre y los presentaron en la movilización que se realizó en la ciudad de México ese mismo día.

También se quejaron de la falta de respuesta del Senado a la exigencia de la desaparición de poderes en Guerrero y la cancelación de las elecciones que presentaron la semana pasada, porque las instituciones no funcionan en el estado.

Explicaron que los ciudadanos han tomado en sus manos la seguridad que no les garantiza ninguno de los niveles de gobiernos.

Del Centro Prodh, Santiago Aguirre informó que los padres del estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ernesto Cruz Flores quien acompañaba a los normalistas en las guardias que instalaron la madrugada del domingo en Chilpancingo, les pidieron que intervinieran para que le dieran una mejor atención medica.

ver más:
http://suracapulco.mx/archivos/240458

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: