• Boletín Digital

    Importante avance de los socialistas dentro del magisterio oaxaqueño

    Por: Manuel Gómez

    En el mes de septiembre el magisterio oaxaqueño, el más combativo del país, renovó su dirección y los maestros del Partido Obrero Socialista obtuvieron cargos importantes, que los colocan como una de las corrientes más influyentes dentro de este gremio de más de 70 mil profesores. Nuestros compañeros Heriberto Magariño y César de la Cruz, por ejemplo, quedan al frente de más de once mil docentes del Istmo de Tehuantepec.

    La sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación es célebre por sus más de 30 años de lucha ininterrumpida, mediante la cual ha logrado importantes avances laborales, políticos y educativos. Estas conquistas se consiguieron a un precio elevado, mediante el sacrificio de más de cien maestros asesinados.

    Actualmente la situación interna del gremio es extremadamente crítica debido a la presencia de grupos corruptos y oportunistas. Para que la sección sindical pueda remontar sus abrumadores problemas requiere que en su dirección la mayoría de sus miembros sean socialistas, o afines, y que se comprendan a fondo sus problemas para encontrar las mejores soluciones, muchas de las cuales afectarían a tales grupos de interés.

     

    Divorcio con padres de familia, corrupción, dificultad de aliarse con sindicatos, desánimo de la base…

    La crisis en el magisterio es un hecho. Los maestros y maestras no son, como en el pasado, líderes morales de las comunidades en donde imparten clases, salvo excepciones. La profesión ha perdido prestigio social y los mentores, autoridad.

    Se carece de una política clara que permita aliarse con otros sindicatos para luchar en común. Tampoco existen lineamientos para apoyar a las comunidades indígenas que resisten la imposición de los planes de despojo y sobre explotación del gobierno y los empresarios.

    Otros enormes lastres son el burocratismo y la corrupción, taras que al inicio del movimiento fueron combatidos y que hoy se reproducen en todos los niveles.

    Es evidente la disminución en la participación de los profesores en la vida sindical y en las movilizaciones. El burocratismo, la realización de acciones aventureras y extremadamente radicales que las más de las veces tienen un nulo efecto político, han causado desánimo.

     

    Una nueva dirección, perspectivas inciertas

    Existen expectativas de que la nueva dirección electa en septiembre supere las enormes deficiencias.

    A pesar de que el proceso de elección fue antidemocrático, varios de los candidatos que aparentemente venían sólidamente “amarrados” por diversos grupos de interés, fueron desbancados y en su lugar quedaron compañeras o compañeros que probablemente responden a los intereses de la base.

    Lo anterior lo podremos confirmar o no en la medida en que veamos su actuación. Habrá que saber si todavía mantienen el control de la sección los grupos de interés o si se ha abierto paso una nueva generación de líderes. Mientras tanto, no podemos generar falsas expectativas. La experiencia dice que compañeros independientes bien intencionados pero con escasa formación política, terminan convertidos en burócratas que rápidamente olvidan su compromiso con el movimiento. Otra posibilidad es que los grupos de interés los coopten y terminen haciendo más de lo mismo.

    Consideramos un logro que dos compañeros del Partido Obrero Socialista formen parte del Comité Ejecutivo Seccional, sin embargo no negamos que aunque nuestra organización es la única que ha ofrecido un programa para enfrentar y superar la crisis, tendremos grandes dificultades para poder aplicarlo. Tanto los grupos de interés como el gobierno utilizarán todos sus recursos para tratar de neutralizarnos. El reto es impulsar iniciativas desde la base para que estás tengan una mayor garantía de salir adelante.

     

    Published by:
  • Boletín Digital

    La UNTyPP, una organización sindical revolucionaria en Pemex

    Por *Erasto Luis de la Cruz

    *Miembro del CEN de la UNTyPP y militante del POS

     

     

    Tehuantepec, Oaxaca.- En la historia de México mucho tienen que ver sus universitarios, tanto los estudiantes como los profesionistas. En las más importante universidades del país, en 1968, y en numerosos movimientos este sector ha sido protagonista. En Petróleos Mexicanos –Pemex- también existe su aportación histórica.

     Para algunas personas, ser petrolero es sinónimo de trabajador que gana muchísimo dinero sin trabajar y que goza de grandes privilegios. La realidad es otra.

    En PEMEX los trabajadores egresados de las universidades, centros e institutos de nivel superior jugamos un papel fundamental. Somos el enlace entre la alta y mediana administración y el personal obrero perteneciente al sindicato que encabeza el priista corrupto Carlos Romero Deschamps, el STPRM.

    Desde los tiempos de la compañía Águila y conexos, “los ingenieros” -como generalmente se le denomina al personal profesionista-, trabajábamos en toda la industria petrolera de la mano del personal obrero. Gracias a la gran huelga general petrolera de 1938 que culminó con la nacionalización de la industria petrolera, meses después renace el STPRM, que años después fue cooptado al PRI.

    Inicialmente en el STPRM se agruparon obreros y profesionistas de campo y oficinas bajo un mismo contrato colectivo de trabajo. Al personal de confianza -los directores, subdirectores, gerentes, subgerentes, entre otros-, con funciones generales de dirección, fiscalización, vigilancia e inspección y nombrados directamente  por la dirección de Pemex, se les contrató bajo el Reglamento de Personal de Confianza de Petróleos Mexicanos.

    Posteriormente se integró a trabajadores profesionistas con el personal de confianza, para poder controlar la capacidad crítica de los primeros, que quedaron sometidos bajo un régimen laboral sin protección legal. El Estado no permitió que el profesionista petrolero perteneciera al STPRM y ha tratado de impedir que se organice .El que pretenda organizar a los profesionistas tiene el riesgo de ser echado a la calle. Atreverse a formar un sindicato fuera del STPRM es como un delito que la dirección de la empresa persigue sin compasión.

    Con el golpe que Salinas De Gortari aplicó en 1988 contra el charro sindical apodado La Quina, y mediante el cual impuso al también charro Carlos Romero Deschamps, todos los profesionistas petroleros pasaron a ser considerados trabajadores de confianza, con la finalidad de dejarnos en estado de indefensión laboral.

    Surge un sindicato de los técnicos y profesionistas

    El surgimiento y lucha de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros –UNTyPP- no es casual. Somos la conciencia de los profesionistas petroleros. Y como tales desde hace años nos hemos opuesto a la entrega del petróleo a los capitalistas privados.

    En 1995, ante el intento del gobierno de privatizar algunas plantas petroquímicas del sureste y ante la indiferencia del STPRM, una de las organizaciones que le dio origen a la UNTyPP celebró dos convenciones nacionales para llamar a la población a la defensa de la industria. En 2005, la organización que dio origen a la UNTyPP interpuso un amparo de nulidad contra los Contratos de Servicios Múltiples con los cuales el gobierno y el Director de Pemex autorizaban a privados la ejecución de funciones estratégicas exclusivas a Pemex, como la explotación, procesamiento y distribución de gas y combustible.

    El precio pagado por los que hemos osado rebelarnos contra las políticas traidoras de la alta dirección de PEMEX ha sido la represión.

    El 1995 sufrimos el despido de más de 50 compañeros. En el 2004, de 71. Y entre los años 2008 al 2012 se nos despidió a 27 más y a otros 20 se les jubiló unilateralmente.

    Los técnicos y profesionistas sindicalizados de la UNTyPP no somos privilegiados. No tenemos camionetas concedidas, ni rembolso anual para comprar autos, tampoco pertenecemos al estrato que disfruta de casas habitación de Pemex con todos los servicios con cargo al erario. Realizamos funciones de ingeniería, supervisión, cálculo, diseño, etc. sin secretaria ni ayudantes.

     La larga e incansable lucha de la UNTyPP

    La Unión Nacional de Trabajadores y Profesionistas de Pemex es un sindicato de empresa con registro sindical desde noviembre del 2008. Su Comité Ejecutivo Nacional –CEN- está compuesto por compañeros de diferentes regiones del país, la mayoría de los cuales estamos despedidos. Sin licencia que a los directivos sindicales nos libere del trabajo diario, el CEN se reúne mensualmente y actúa todos los días en defensa de nuestros compañeros. Hemos constituido diversas secciones sindicales en el territorio nacional, y en tres de ellas -Coatzacoalcos, Villahermosa y Salamanca-, las directivas están reconocidas por la Secretaría del Trabajo. Los despedidos mantenemos firmemente nuestras demandas laborales por reinstalación, mucho más cuando logramos que cuatro de mis compañeros ya fueran reinstalados. Próximamente lograremos reinstalar a otros dos directivos. Nos enorgullece decir que también está próxima la reinstalación de nuestra compañera Silvia Ramos Luna, despedida e inhabilitada para trabajar en el servicio público so pretexto de simpatizar con el EZLN. La Suprema Corte de Justicia de la Nación ya recomendó su reinstalación.

    Próximamente demandaremos ante las instancias federales nuestro primer Contrato Colectivo de Trabajo.

    La Unión se va templando y forjando en la lucha atrayendo a más adeptos y obteniendo sus primeros triunfos. La UNTYPP consiguió pronunciamientos a favor de las cámaras de diputados y de senadores, una resolución favorable de la Organización Internacional del Trabajo y otra del Tribunal Internacional de Libertad Sindical, así como la firma de apoyo de más de 5000 personalidades de más de 95 países. La razón nos asiste, la lucha de los trabajadores mexicanos nuevamente vuelve abrirse paso y más temprano que tarde regresaremos a trabajar y tendremos un sindicato UNTyPP activo y operando en todas las instalaciones de Pemex.

     

    Contra la privatización de la industria petrolera

    Las políticas energéticas deben orientarse a lograr la autosuficiencia en productos petrolíferos y petroquímicos, evitando incrementar la dependencia del país por la importación de estos productos. La inversión en materia petrolera debe efectuarse en territorio nacional para cubrir la demanda energética del país, mientras tanto no consideramos conveniente que esta inversión sea en el extranjero.

     

    Rechazamos y denunciamos todo tipo de corrupción.

    Rechazamos la política de sobreexplotación de los mantos petrolíferos que se ha llevado a cabo en los últimos años y en su lugar proponemos incrementar la prospección y exploración de nuevos campos en todo el territorio nacional, utilizando la experiencia de las brigadas de exploración que durante años se capacitaron en esta industria. En consecuencia, se debe impulsar y privilegiar una política exportadora de hidrocarburos con valor agregado.

    Declaración de Principios de la UNTyPP, fragmentos.

    Published by:
  • Boletín Digital

    China. Las huelgas y protestas obreras continúan a pesar de la caída de la producción industrial

    Por Jennifer Cheung

    Jennifer Cheung *
    China Labour Bulletin
    Sin Permiso
    http://www.sinpermiso.info/

     

     Las protestas de los trabajadores chinos durante el mes de agosto se concentraron de nuevo en las zonas costeras industriales de China a pesar de que el índice de ordenes de compra de las empresas cayó por debajo de 50 por primera vez este año, señalando una caída de la producción industrial.
    De las 24 huelgas y protestas registradas en el mapa del China Labour Bulletin (CLB) en agosto, más de dos tercios (17) han tenido lugar en las fábricas. La causa principal de estas protestas continuaron siendo los atrasos salariales, seguida de reivindicaciones de aumento de salarios y las indemnizaciones por despido.

    Hay varios ejemplos de pequeñas fábricas en los deltas de los ríos de la Perla y Yangtze que han retrasado el pago de los salarios o han cerrado por completo, dándose a la fuga la dirección de las empresas. En todos estos casos, los trabajadores salieron a las calles para expresar su ira y exigir el pago de sus salarios e indemnizaciones.
    Varios trabajadores fueron detenidos brevemente por la policía durante tres de estas protestas. En total, la policía actuó para reprimir 12 de las 24 protestas registradas el pasado mes de agosto.
    Hubo cinco casos de movilizaciones por aumentos salariales en empresas de propiedad extranjera privada. Por ejemplo, los trabajadores de una fábrica privada de productos electrónicos en Nanjing protestaron porque su salario no se correspondía con su carga de trabajo. Y en Wuhan, más de 1.000 trabajadores de una empresa mixta sino-estadounidense de componentes de automoción organizaron una huelga de dos días exigiendo un aumento de su sueldo base.

    Los despidos empresariales, las reestructuración y las relocalizaciones permitieron a los trabajadores negociar con la dirección de las empresas mejores compensación salariales y sociales. A mediados de agosto, cientos de empleados de Motorola en Nanjing y Beijing se concentraron con pancartas enfrente de las oficinas de la compañía, exigiendo negociaciones colectivas con la dirección, a pesar de que esta ya había ofrecido unilateralmente un paquete mejor que el previsto legalmente.

    A finales de agosto, las protestas continuaron en Nanjing ya que los trabajadores de Motorola despedidos en esta ciudad exigían las mismas facilidades de recontratación que en los lugares de las otras fábricas de la empresa. Los trabajadores presentaron a la dirección un nuevo paquete de indemnizaciones para negociar esta semana.

    CLB registró cinco protestas colectivas en el sector de la construcción, todas causadas por atrasos salariales. El monto de los salarios adeudados varió de 1,5 millones a 17 millones de yuanes, y los conflictos laborales afectaron a plantillas entre 10 y 70 trabajadores. Los trabajadores organizaron sentadas, manifestaciones, bloqueos y otras acciones colectivas para atraer la atención del público en lugar de limitarse a presentar sus quejas por escrito ante las autoridades laborales locales.

    Las redes sociales se hicieron eco de un caso de atrasos salariales, después de que 13 trabajadores infantiles, de edades comprendidas entre los 5 y los 14 años de edad, fueron fotografiados con pancartas exigiendo a la dirección de la empresa Guangsha Construcción el pago de los atrasos salariales de sus padres.

    Una de las pancarta decía “Mi nombre es XX, quiero beber leche. Yo quiero comer pasteles, ¡pagar a mis padres los salarios que han ganado con tanto sudor!”.

    Funcionarios del gobierno local intervinieron en ocho de los conflictos laborales de agosto y siete de protestas consiguieron forzar negociaciones con la dirección. Los hechos parecen indicar que los trabajadores de empresas mixtas o de empresas extranjeras tienen más probabilidades de ganar concesiones de la administración de las empresas que aquellos que trabajan en fábricas de propiedad nacional china. Por ejemplo, un empleado de Motorola estima que habían ganado al menos 30.000 yuanes más por persona como indemnización gracias a sus protestas.

    * Jennifer Cheung es investigadora del “China Labour Bulletin”.

    Published by:
%d personas les gusta esto: