• Boletín Digital

    Palestina para los palestinos

     

    Israel: historia de una colonización

    La nueva fase de la guerra entre palestinos y sionistas que volvió a estallar en estos días sólo puede comprenderse recordando los orígenes de la creación de Israel, que es la “historia de una colonización”, como se titula el ensayo clásico del mismo nombre de Gabriel Zadunaisky y de Roberto Fanjul, socialistas argentinos.

    EL MITO DEL PUEBLO JUDIO

    Según los sionistas, el pueblo judío, dispersado por la ocupación romana de Palestina, habría deseado constantemente volver a esa tierra, a la cual tienen más derecho que nadie, según la Biblia. Los sionistas consideran a los judíos que hay por todo el mundo descendientes directos de Abraham, del primitivo pueblo hebreo que habitaba Palestina.

    Esta ideología sobre el origen y solución del problema judío no resiste el menor examen científico. Durante la Edad Media en Europa y en las sociedades precapitalistas, los judíos constituyeron un “pueblo clase” encargado del comercio y las actividades financieras. Sobre esa base se dieron su propia religión, tradiciones y costumbres. La historia conoce numerosos casos de conversión, a veces masiva, al judaísmo. Por tanto, no existe la llamada unidad racial judía. Existían judíos de raza mongólica en el Dayhestan, judíos negros en Etiopía, judíos de origen eslavo en Europa Oriental, etc. Al desarrollarse el capitalismo, las bases económicas que permitían su existencia como pueblo clase se disolvieron. Una gran cantidad de judíos en todo el mundo terminaron asimilándose. Dentro de los judíos se presentaron las diferenciaciones sociales. Unos cuantos formaron parte de la burguesía; la mayoría pasaron a las filas del proletariado. Al llegar el capitalismo a su fase decadente, imperialista, en Europa existían masas de judíos depauperados o desocupados, que empezaban a ver en los partidos socialistas la solución a sus problemas. Numerosos y brillantes marxistas tienen origen judío como Trotsky, Zinoviev, Kamenev, Rosa Luxemburgo, Radek, etc. En el otro polo estaban los grandes burgueses judíos como los Rothschild, el Barón Hirsh, etc.

    El colonialismo

    En esta época se iniciaron las soluciones colonialistas a los problemas sociales en Europa. El inglés Cecil Rhodes organizó la emigración de miles de europeos miserables al África donde despojaron a los indígenas de sus territorios para fundar Rhodesia. Un origen similar tiene Sudáfrica. Era el momento en que podía nacer el sionismo, es decir, la solución burguesa, imperialista, al problema judío, que preconiza el retorno del pueblo judío a Palestina. A la burguesía convenía que los humildes y desesperados sastres, buhoneros y desocupados de Varsovia fueran fletados para Tierra Santa. La aparición del sionismo durante la época imperialista explica también por qué durante dos mil años los judíos no intentaron regresar a Palestina, a pesar de que hubieran tenido muy buenas posibilidades de hacerlo, especialmente durante la Edad Media, cuando gozaron de una posición privilegiada en el mundo árabe y eran muy buenas sus relaciones con el Islam.

    Teodoro Herzl, el fundador y primer promotor del sionismo buscó apoyo para su proyecto precisamente en los gobernantes imperialistas. Se dirigió al Zar de Rusia, al Káiser de Alemania, al sultán del Imperio turco y a Inglaterra. En la mayoría de los casos fue bien recibido, inclusive por el zarismo que se caracterizó por su represión constante a los judíos rusos. Se le llegó a ofrecer colonizar Uganda o el Sinaí egipcio. En 1917, para entonces muerto Herzl, pero organizado el movimiento sionista, Inglaterra emitió la siguiente declaración: “El gobierno de Su Majestad ve favorablemente el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para pueblo judío y empleará sus mejores esfuerzos en la realización de su objetivo”. La Organización Sionista contestó: “Confiamos nuestro destino sionista al Ministerio de Relaciones Exteriores inglés y al Gabinete de Guerra Imperial, en la esperanza de que serán considerados a la luz de los intereses imperiales”.

    El despojo a los palestinos

    Pero el sionismo no sólo buscaba apartar a las masas judías de la revolución. Se proponía la creación del Estado de Israel en Palestina, que estaba ocupada por otro pueblo. Despojando a un pueblo se buscaba darle tierra a otro. Eso sólo tiene un nombre: colonialismo. La Organización de la Naciones Unidas –ONU-serviría para darle legalidad mundial: en 1947 resolvió la partición de Palestina en un Estado de Israel y uno Palestino. La URSS, en esos momentos gobernada por Stalin, apoyó la resolución. El delegado de Stalin, Andrei Gromyko reprobó a los árabes que se oponían al despojo y calificó al sionismo como un movimiento de liberación nacional. Esta traición de la burocracia de la URSS se completó con su apoyo a Israel en la guerra contra cinco Estados árabes. El estado de Israel nació así bajo la bendición del imperialismo y el stalinismo negando los derechos nacionales y democráticos del pueblo palestino, que terminó expulsado de su territorio o quedando como extranjero en su propia tierra.

     

    EL EXPANSIONISMO SIONISTA

    El expansionismo sionista empezaría inmediatamente. Menahem Beguin, al frente de un grupo armado sionista, con métodos fascistas expulsó a un millón de palestinos de su tierra. Mediante un pacto entre Golda Meir -israelí- y Abdullah, gobernante árabe traidor a los palestinos, se repartieron el resto de Palestina. El Estado de Israel extendió su superficie más allá de las fronteras señaladas en el mapa de partición de las Naciones Unidas. Como podrá apreciar el lector en los mapas, el expansionismo sionista no se ha detenido. Su pretensión es, según Ben Gurión, el fundador del Estado de Israel, “construir el Gran Israel desde el Nilo al Eufrates”.

     

    CABEZA DE PUENTE DEL IMPERIALISMO EN EL MUNDO ARABE

    El Estado de Israel es colonial, racista y el gendarme de la revolución árabe. Está en una de las zonas petroleras más ricas en todo el mundo. Dentro de Israel la legislación es antiárabe, al permitir se cometa cualquier discriminación, despojo o arbitrariedad contra los palestinos que aún ahí quedan.

    Israel ha salido junto con el imperialismo a aplastar cualquier intento de liberación nacional de los árabes. Cuando Gamel Nasser al frente de Egipto nacionalizó a una compañía anglo- francesa el Canal de Suez, Israel lo atacó y participó en la matanza de miles de árabes. También apoyaron a la Francia imperial contra los revolucionarios argelinos.

     

    LOS ACUERDOS DE OSLO Y LA EMERGENCIA DE HAMAS

     

    Otro hito histórico que es necesario conocer para entender la actual guerra de ocupación sionista son los Acuerdos de Oslo que se hicieron públicos el 13 de septiembre de 1993 en una ceremonia en la Casa Blanca. Los firmantes fueron el gobierno Israelí y la Organización de Liberación de Palestina-OLP- (encabezada por el líder palestino de ese entonces, Yasser Arafat).

    Aquel día el imperialismo, las burguesías árabes y el sionismo estaban de plácemes. No era para menos. La OLP, la organización palestina que había luchado por la liberación de su pueblo, claudicaba y reconocía en tales Acuerdos que el Estado israelí podía a usurpar su tierra.

    Los dirigentes palestinos firmantes de los “Acuerdos de Oslo” los presentaron como la esperanza del retorno a sus hogares de origen de millones de refugiados y como la posibilidad de que contaran con un Estado propio en su tierra. Lamentablemente nada de esto es cierto. Los más de seis millones de palestinos que viven refugiados en los países vecinos no tienen derecho de retornar a su tierra y sólo se promete un mini seudo Estado palestino asentado sólo en el 22 por ciento de la antigua Palestina, entelequia que no tendría derecho a tener ejército ni política exterior propios. Por lo demás, Israel ni siquiera cumplió en estos años con retirar sus colonias en Cisjordania y hasta las ha ampliado.

    Pero al firmar los Acuerdos de Oslo los palestinos sí tienen la obligación de reconocer a Israel,  abandonando de esta forma el histórico proyecto palestino de que existiera una sola “Palestina laica, democrática y no racista”.

    La frustración de esos compromisos y promesas se expresaron en el estallido de la Segunda Intifada del pueblo palestino en septiembre del 2000. Esta rebelión del pueblo palestino, desarmado pero decidido a recuperar su tierra y respeto a su dignidad, se prolongó cinco años. En el ínterin se abrió un proceso de cambio de dirección de las masas palestinas. Estas últimas se desencantaron de la dirección que había firmado los Acuerdos. Al mismo tiempo, fueron favoreciendo a las corrientes que de alguna manera las ayudaban a su lucha, aun fuera con métodos muchas veces aberrantes.  De ese cambio de dirección se han destacado Hamas, Hezbolá y otras direcciones guerrilleras.

    La actual ofensiva militar y genocida israelí contra los palestinos que viven en Gaza expresa la verdadera naturaleza de los llamados Acuerdos de Oslo. Estos se presentaron como el camino de la paz y la armonía entre palestinos e israelíes. Sin embargo, en los hechos, construyeron la senda del infierno y del empeoramiento de la guerra como nunca antes.

    Published by:
  • Boletín Digital

    LOS DIRIGENTES ISRAELÍES SON FASCISTAS

    Por Albert Einstein

    Carta de Albert Einstein y otras personalidades judías al New York Times el 2 de diciembre de 1948

    The New York Times

    Traducido del francés para Rebelión por Caty R.

     Entre los fenómenos políticos más inquietantes de nuestra época tenemos, en el Estado de nueva creación de Israel, la aparición del «Partido de la Libertad» (Tnuat Haheteur) (1), un partido político con un enorme parecido en cuanto a su organización, métodos, filosofía política y planteamientos sociales, a los partidos nazi y fascista.

    Dicho partido ha sido formado por los miembros y partidarios del antiguo Irgun Zyai Leumi, una organización nacionalista de extrema derecha en Palestina.

    La actual visita del jefe de esta agrupación, Menajem Begin (2), a Estados Unidos, obviamente se ha calculado para dar la impresión de un apoyo estadounidense a su partido para las próximas elecciones israelíes y para cimentar vínculos políticos con los elementos sionistas conservadores de Estados Unidos.

    Muchos estadounidenses de reputación nacional han prestado sus nombres para acoger esta visita.

    Es inconcebible que quienes se oponen al fascismo en el mundo entero, si están correctamente informados sobre el pasado y las perspectivas políticas de Begin, puedan añadir sus nombres y su apoyo al movimiento que representa.

    Antes de que las contribuciones económicas y las manifestaciones públicas de apoyo a Begin causen daños irreparables y antes de dar en Palestina la impresión de que una gran parte de Estados Unidos apoya a los elementos fascistas de Israel, el público estadounidense tiene que estar informado del pasado y los objetivos de Begin y su movimiento.

    Las declaraciones públicas del partido de Begin (3) no muestran su auténtico carácter. Actualmente hablan de libertad, democracia y antiimperialismo, mientras que hasta ayer predicaban abiertamente la doctrina del Estado fascista.

    Pero sus actuaciones traicionan sus palabras y muestran el auténtico carácter de este partido terrorista. De sus acciones pasadas podemos deducir lo que puede hacer en el futuro.

    El ataque a una aldea árabe

    Un ejemplo escandaloso ha sido su actuación en la aldea árabe de Deir Yassin. Este pueblo, lejos de las carreteras principales  y rodeado de tierras judías, no tomó parte en la guerra e incluso combatió a las bandas árabes que querían utilizar el pueblo como base.

    El 9 de abril, según el New York Times, las bandas terroristas atacaron ese pueblo tranquilo, que no era un objetivo militar en la guerra, y mataron a la mayoría de sus habitantes, 240 hombres, mujeres y niños, y mantuvieron a algunos con vida para hacerlos desfilar como prisioneros por las calles de Jerusalén.

    La mayoría de la comunidad judía se quedó horrorizada por este acto y la Agencia judía envió un telegrama de disculpa al rey Abdalá de Transjordania (4). Pero los terroristas, lejos de avergonzarse de sus actos, estaban orgullosos de esta masacre, la proclamaron ampliamente e invitaron a todos los corresponsales extranjeros presentes en el país para que fueran a ver los montones de cadáveres y los daños perpetrados en Deir Yassin.

    El ataque a Deir Yassin ilustra el carácter y las acciones del Partido de la Libertad, que entre la comunidad judía predica una mezcla de ultranacionalismo, misticismo religioso y superioridad racial.

    Lo mismo que otros partidos fascistas, ha colaborado para romper las huelgas y ellos mismos han alentado la destrucción de los sindicatos libres. En su congreso propusieron los sindicatos corporativos sobre el modelo fascista italiano.

    Durante los últimos años de violencias antibritánicas esporádicas, el IZL y el grupo Stern han implantado el reino del terror entre la comunidad judía de Palestina.

    Han apaleado a profesores que hablaban mal de ellos y han abatido a padres de alumnos para impedir que sus hijos se reunieran con los maestros.

    Con métodos propios de los gángster: palizas, ventanas rotas y robos generalizados, los terroristas intimidan a la población y exigen un alto precio.

    Los hombres del Partido de la Libertad no participan en los trabajos constructivos en Palestina. No han tomado ninguna tierra, no construyeron colonias y sólo han disminuido la actividad de la defensa judía.

    Sus esfuerzos en la inmigración, muy divulgados, son minuciosos y se dedican principalmente a reclutar compatriotas fascistas.

    Contradicciones

    Las contradicciones entre las bonitas afirmaciones que ahora hacen Begin y su partido y los informes de sus pasadas actuaciones en Palestina dan la impresión de un partido político poco corriente.

    Lleva la marca indudable de un partido fascista para el que el terrorismo (contra los judíos, los árabes y los británicos) y las falsas declaraciones son los movimientos, y cuyo objetivo es un «Estado líder».

    A la vista de las observaciones precedentes, es imprescindible que en este país se conozca la verdad sobre Begin y su movimiento.

    Todavía es más trágico que la alta dirección del sionismo estadounidense haya rechazado hacer una campaña contra las pretensiones de Begin e incluso se haya negado a explicar a sus propios elementos los peligros que conlleva para Israel el apoyo a Begin.

    Por lo tanto, los firmantes utilizamos este medio para presentar públicamente algunos hechos sorprendentes con respecto a Begin y su partido y para recomendar a todos a quienes concierne que no apoyen esta última manifestación del fascismo.

    Isidore Abramowitz, Hannah Arendt, Abraham Brick, Rabbi Jessurun Cardozo, Albert Einstein, Herman Eisen, M.D., Hayim Fineman, M. Gallen, M.D., H.H. Harris, Zelig S. Harris, Sidney Hook, Fred Karush, Bruria Kaufman, Irma L. Lindheim, Nachman Majsel, Seymour Melman, Myer D., Mendelson, M.D, Harry M. Orlinsky, Samuel Pitlick, Ffritz Rrohrlich, Louis P. Rocker, Ruth Sager, Itzhak Sankowsky, I.J. Shoenberg, Samuel Shuman, M. Znger, Irma Wolpe, Stefan Wolpe.

    Notas:

    (1) El Herut es el precursor del partido israelí Likud, conforme a la ideología de Vladimir Jabotinsky)

    (2) Begin (un terrorista reciclado) después se convirtió en Primer Ministro de Israel (Likud) y bajo su gobierno decenas de miles de civiles libaneses y palestinos fueron asesinados en los años 80.

    (3) Los sucesores de Menajem Begin en el Likud (como Primeros Ministros israelíes), como Netanyahu y Sharon son responsables de innumerables muertes de civiles.

    (4) Aunque los autores mencionan las excusas de la Agencia Judía «enviadas al rey Abdalá», que no era ni siquiera de Palestina, las investigaciones posteriores demostraron la participación de la Haganna y la Agencia Judía en la masacre de Deir Yassin, así como la participación de la Agencia Judía y del Fondo Nacional Judío en la limpieza étnica.

    Published by:
  • Boletín Digital

    POR UN ENCUENTRO NACIONAL CONTRA EL PAQUETAZO FATAL. UNIFICAR LAS LUCHAS EN UN SOLO PLAN DE ACCION Y UNA DIRECCION COORDINADA

    Por *Chispa Socialista Independiente

    * NUCLEO POR UN PARTIDO OBRERO INTERNACIONALISTA (NUPORI)


    En la Repùblica Dominicana el pueblo està en lucha contra el gobierno que ha aprobado un plan econòmico lleno de medidas antiobreras y antinacionales. El 9 de noviembre la policìa reprimiò a los descontentos y asesinò a un joven estudiante. En primera lìnea de esta lucha estàn los socialistas del Nùcleo por un Partido obrero e internacionalista -NUPORI- y los de La Chispa. 

     

    El gobierno de Danilo Medina y el PLD, han comenzado a cumplir su promesa de hacer lo que siempre se hizo. Para ello han decidido, en común acuerdo con el FMI, imponer el paquetazo fatal, para que sean los trabajadores y los pobres los que paguemos el hueco fiscal dejado por el gobierno de Leonel Fernández.

    Pero la pregunta del millón es ¿De donde viene ese hoyo fiscal? Cualquier dominicano, sin tener ningún conocimiento de las ciencias económicas, podría contestar esta pregunta. Juan el chinero de la esquina podría decirnos sin temor a equivocarse: “fíjese en los grandes sueldos de los funcionarios de todos los cargos inventados por Leonel para favorecer a sus seguidores, este país tiene mas cónsules y embajadores que casi toda America Latina entera, más ministros,  viceministros y secretarios sin cartera que casi toda Europa, las pensiones de los antiguos funcionarios son millonarias, los senadores y diputados tienen barrilitos y viven como reyes, y si a todos estos derroches les sumamos los miles de millones utilizados en la campaña electoral del PLD para garantizar el fraude que llevó a Danilo a la presidencia”, seguro que Juan terminaría con esta popular frase: “Ma´ bueno que e´ así”.

    A esa justa denuncia de Juan, nosotros debemos agregar que los trabajadores no estamos ni en condición, ni en la obligación de pagar “la java que otro se comió” ni los “platos que otros rompieron”, como dice el pueblo trabajador.

    Mucho menos cuando los culpables andan a sus anchas por toda la geografía nacional exhibiendo riqueza cuando debieran de estar en la cárcel por corruptos y recuperar el dinero que se robaron.

    Frente al paquetazo de Danilo Medina, todos los sectores afectados, trabajadores, chiriperos, clase media y pobres en general, debemos unificarnos para decir en alta voz ¡BASTA YA!

    En consecuencia, llamamos a las direcciones de las organizaciones, sindicales, populares, religiosas, democráticas, de izquierda y aquellas que se reclaman defensoras de los trabajadores, a convocar un gran encuentro nacional que discuta un plan de acción unitario y se vote una dirección coordinadora para orientar la lucha en un mismo sentido.

    A los trabajadores y demás sectores que integran la amplia mayoría nacional, les llamamos a organizarse en su lugar de trabajo, comunidades, barrios, bateyes, escuelas y universidades, para discutir y votar las más variadas formas de lucha y exigir a las direcciones la más amplia unidad de acción y coordinación de las protestas.

    Republica Dominicana. Octubre del 2012

     

    Published by:
%d personas les gusta esto: