• Boletín Digital Pluma20

    Ebrard sume a la UACM en el Ester-colero

    Por Cuauhtémoc Ruiz

    “Desde hace meses, una fuerte crisis estalló en la UACM (Universidad Autónoma de la Ciudad de México). El jefe de gobierno del D. F., Marcelo Ebrard, ha intentado liquidar -apoyándose en la rectora- el proyecto popular, democrático y académicamente vanguardista que dio vida a esa institución.

    “La rectora Ester Orozco lanzó una campaña de desprestigio contra la UACM, a la que calificó de ser un “fraude educativo”. Desconoció en los hechos a su sindicato de trabajadores y profesores, al que le quitó las cuotas de sus agremiados con el apoyo de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, dependiente de Ebrard.”

    Las palabras anteriores las escribimos hace un año en la edición 17 de esta revista y hoy siguen vigentes, aunque actualmente la situación de esta universidad se ha agravado en extremo. En huelga desde hace más de dos meses, las tropelías en que ha sido sorprendida la rectora Orozco la harían merecedora indiscutible de un récord Guiness.

    Aquí, un sintético recuento. Y un llamado a apoyar esta causa que debe llegar a la salida de la señora Ester de la UACM, para que pueda preservarse esta conquista de los sectores populares de la capital del país.

    Bartlett en los campus universitarios

    La rectora y el consejo universitario –CU- se rehusaban a convocar a elecciones para renovar a este órgano. Sabían que, de haberlas, las perderían. En mayo, la comunidad universitaria llevó a cabo una consulta en la que participaron más de 4 mil universitarios que se manifestaron por elecciones. A regañadientes, el CU las convocó y se llevaron a cabo en agosto. De los 55 cargos en disputa, los opositores a la rectora obtuvieron 33. Orozco y compañía –doctores en mapachería electoral- cometieron un fraude para no perder el control del CU. El atropello a la voluntad de estudiantes y maestros fue tan grosero que los alumnos contestaron con la huelga que continúa al momento de escribir estas líneas.

     

    La doctora Falsati

    La investigadora Ángeles Magdaleno y el profesor Javier Gutiérrez Marmolejo descubrieron que la rectora carece de título de licenciatura, imprescindible para obtener los grados de maestra y doctora. Este sería un motivo suficiente para su destitución pero sigue aferrada al cargo.

    Ejercicio del presupuesto sin autorización

    La profesora Aideé Tassinari, que fue la secretaria técnica de la Comisión de Hacienda en el pasado CU, demandó penalmente a Orozco por haber ejercido el presupuesto sin autorización de ese órgano. La demanda, firmada también por los profesores Esther Muñoz y José Luis Fernández, no ha recibido respuesta.

     

    Violación sistemática de derechos humanos

    Doña Ester ha incurrido en violaciones al “derecho a la educación; a la honra y dignidad; a la libertad de expresión; a la igualdad y a la no discriminación; al debido proceso; a la libertad sindical; al derecho de asociación y al de las mujeres a vivir una vida libre de violencias.” Estos hechos se encuentran documentados en la Recomendación 14/2012 de la comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal dirigida a la susodicha. La señora no aceptó las recomendaciones.

     

    Suscripción de convenios onerosos y con empresas militaristas

    También la investigadora Magdaleno y el profesor Gutiérrez Marmolejo descubrieron que cuando Orozco dirigió el Instituto de Ciencia y Tecnología celebró convenios millonarios con empresas norteamericanas como Rand Corporation y Mac Kinsey, conocidas por ser, la primera, militarista, y la otra deforestadora. El instituto de acceso a la información se apresuró a decidir que esta información estará reservada durante siete años.

    En cuanto al manejo corrupto del presupuesto, Ester fue acusada de favorecer a su hija y nuera, entre otras irregularidades. La Contraloría del DF, puesta al tanto, cuatro meses después no ha dicho nada.

    Orozco incumple los acuerdos de Casa Lamm

    Lo más grave en la actuación de la rectora es el incumplimiento de los acuerdos que suscribió tras negociaciones en la Casa Lamm. Para solucionar el conflicto se creó una Comisión Mixta integrada por tres representantes de cada parte en pugna, por cinco personas externas a la institución y por el secretario de Educación del DF. La comisión emitió recomendaciones que la rectora Orozco no ha atendido. Es que se le conmina a reponer la mayoría de elecciones y ella sabe que la democracia le sería letal.

    A estas alturas, el lector o lectora se preguntará cómo puede ser que Orozco siga como rectora. La respuesta es que Marcelo Ebrard, un señorito empollado por Carlos Salinas de Gortari en los años en que fueron asesinados más de 300 perredistas, detesta un proyecto como el uacemita. Además, protege a Ester porque la necesita para apuntalar la candidatura que lanzará en 2018 a presidente de la República. Tal vez la comunidad UACM deberá esperar a que el pequeño emperador deje de serlo para que pueda solucionarse este conflict

    Published by:
  • Boletín Digital Pluma20

    México al comenzar la presidencia de Peña Nieto

    Por el Comité Central del POS

     

    Una fuerte represión, una ligera democratización electoral y un comienzo de nuevas movilizaciones estudiantiles y populares son algunas de las características de la situación del país.[i]

     

    El proceso electoral de 2012 ha ocasionado algunos cambios que ocurren en un entorno internacional signado por un empeoramiento de la situación económica y financiera, principalmente en Europa y en Estados Unidos, que podría tener efectos en el mediano plazo en el país. El incremento en las movilizaciones en algunos países europeos empiezan a repercutir, aunque levemente, en México.

     

    Otra dosis insuficiente de democracia electoral

    Antes del proceso electoral las Cámaras aprobaron modificaciones constitucionales, algunas de las cuales democratizan la vida nacional. A partir de 2015 se permitirán las candidaturas independientes. También podrán adoptarse decisiones a través de la consulta popular con el 2% de la lista nominal de electores –un millón 600 mil firmas- e iniciativas de leyes con el 0.25% de la misma lista (200 mil firmas).

    Estos cambios pueden ser puntos de apoyo importantes para la lucha de los trabajadores y el pueblo. Imaginemos que se hubiese sometido a consulta la guerra de Calderón, por ejemplo, o el salario mínimo, el aborto…

    No menos importante es el derecho a lanzar candidatos sin el concurso de los partidos con registro. Pronosticamos que sectores de la población echarán frecuentemente mano de este derecho en los comicios municipales y desde luego en la siguiente elección presidencial. Los socialistas tendremos el reto de lanzar una candidatura en 2018. Si lo logramos, podríamos incrementar superlativamente nuestra audiencia.

    Las elecciones recién pasadas muy probablemente obligarán a una nueva “reforma política”, que contemplaría medidas para evitar la compra de votos, el financiamiento corrupto de los partidos y para regular más el papel de las televisoras. No puede ser que en siguientes elecciones se vuelvan a presentar denuncias como las actuales, que debilitan el poder presidencial y a instituciones como el IFE y los partidos con registro.

    Apreciamos un proceso lento de reformas democráticas. La Suprema Corte resolvió en agosto que los militares que cometan delitos en los que esté involucrado al menos un civil deben ser puestos a disposición de jueces comunes, medida que acotará la capacidad represiva de las fuerzas armadas. Otra medida consistió en prohibir que juanitas ocupen candidaturas, lo que favoreció el que casi una tercera parte de los escaños camarales serán ocupados por mujeres, lo que es un récord en un país tan machista como México.

    Esta “democratización” se complementa con el uso de fuertes medidas represivas contra trabajadores, estudiantes, campesinos e indígenas, tal cual hemos presenciado en estos años.

    El gobierno de EPN también cojeará

    Entre los trabajadores con los que militamos se suscitó una discusión luego del “triunfo” de Peña Nieto –EPN-. La mayoría de ellos suponían que EPN en la presidencia implica el regreso del régimen del PRI, es decir, la restauración de la dictadura que dominó al país durante décadas. El pesimismo cundía entre este grupo de trabajadores, en su mayoría simpatizantes de López Obrador. Nosotros les dijimos que EPN tendrá que adaptarse a una nueva y más favorable relación de fuerzas para la clase trabajadora y que el partido tricolor, además, llega disminuido al gobierno, tal como dijimos en la revista Pluma anterior.

    EPN contará con 30 diputados menos en la Cámara, en relación con los que actualmente tiene, lo que lo obligará a pactar con otros partidos, como el Panal, de Elba Ester Gordillo, y de preferencia con el PAN.

    En cuanto a su gabinete, apenas ha designado a los líderes del PRI en las Cámaras, en ninguna de las cuales pudo colocar a personas de su equipo. O sea que ni siquiera dentro de su partido puede EPN dictar, como lo hacían los presidentes de antaño. En otros cargos no deberá colocar a personajes ligados a Carlos Salinas o a Arturo Montiel, es decir, recibe fuertes presiones y la opinión pública vería muy mal que designara a connotados dinosaurios.

    El triunfo de EPN está lleno de máculas, llega manchado por las numerosas y cada vez más documentadas pruebas de anomalías, irregularidades y tropelías cometidas por el PRI durante la campaña. No existen multitudes en las calles luchando contra el fraude electoral pero la sombra de la ilegitimidad acompañará al siguiente presidente.

    Aun antes de ser presidente, EPN enfrentó un bloque que se le opone y seguramente lo seguirá haciendo, encabezado por el Movimiento #132 pero que es más amplio que esa corriente juvenil. Vencer a este movimiento no le será fácil y no podrá hacerlo sólo con medidas represivas.

    Para distraer la atención de la población y legitimarse, Felipe Calderón recurrió a la “guerra” contra el narcotráfico. Pero ahora EPN no puede echar mano de este recurso, que está desgastado y es repudiado por amplios sectores de la población que “castigaron” por ello al PAN en las pasadas elecciones. Así que EPN debe estar considerando aplicar otras medidas enérgicas y espectaculares que le ayuden a lavarse la cara y a hacer sentir su autoridad.

    El candidato EPN prometió muchas cosas, entre ellas bajar las tarifas eléctricas, la jubilación universal, el ingreso de cientos de miles de jóvenes a universidades, etc. También se comprometió con la burguesía a abrir Pemex a sus inversiones, a cobrar IVA en alimentos y medicinas, entre otras muchas. La población estará expectante y ya existe un bloque listo a movilizarse contra el nuevo gobierno.

    Existe el deseo en amplias capas de la población de que la violencia termine o se reduzca. Esto último es lo que intentará hacer EPN mediante negociaciones con los narcos y tal vez sustituyendo la acción militar con fuerzas policiales.

    Una fuerte crisis en el PAN

    El PAN sale de las elecciones en una crisis profunda y dividido. La razón está en la derrota en las urnas, provocada principalmente por la guerra de Calderón, que muy probablemente perderá el control de su partido ante una amplia coalición de panistas descontentos. Este severo revés será un obstáculo para que este partido establezca una alianza sólida con el PRI en las Cámaras porque un sector de panistas considera que apoyar al tricolor les reta votos.

     


    Repunte de protestas y movilizaciones

    Algunos sectores de la población han salido a las calles, sobre todo estudiantes, maestros, comunidades indígenas y obreros. A la vanguardia están los jóvenes tanto del Movimiento yo soy 132 como de las escuelas normales. Todavía no hay decenas de miles ni centenas de miles de personas en las calles y las luchas carecen entre ellas de coordinación. El fenómeno más general es que cientos de miles de jóvenes hicieron una experiencia política y aprendieron durante el pasado proceso electoral. Un sector dinámico de la población se politizó, adoptó una conciencia democrática y anti priísta, lo que tendrá repercusiones en diversos ámbitos.

    El proceso electoral y el impacto de movimientos como los indignados españoles, los ocuppy de EU y la rebelión árabe han politizado a una franja de la población que acudió a votar en su mayoría por AMLO, otro sector se abstuvo de votar y otro anuló. Entre estos miles de jóvenes las propuestas de los socialistas y nuestras publicaciones pueden ser vistas con simpatía.

    Lo más interesante será cuando este proceso de despertar a la política y de revolución cultural se encuentre con la explosión de una crisis económica o un reanimamiento de las luchas en Europa y en Estados Unidos.


    [i] La dirección del POS se reunió en agosto pasado y analizó la situación del país. Estos son fragmentos del documento que aprobó.

    Published by:
  • Boletín Digital Pluma20

    Lo que no sabe #YoSoy132

    Por Ramón I. Centeno

    Una de las primeras cosas que uno escucha por ahí en la política radical es algo así como que “en su lucha, los participantes aprenden.” Sin embargo, uno se pregunta si esto es verdad cuando, desde hace décadas, las protestas en México repiten una y otra vez: “¡Zapata vive, la lucha sigue y sigue!” ¿Qué aprendizaje hay ahí? Uno está tentado a preguntarse si “la lucha” no se trata entonces de un movimiento eterno hacia un paraíso tan ambiguo como inalcanzable.

     En efecto, toda protesta está condenada a ser un signo de malestar sin consecuencias para el capitalismo… a menos que postule una cura. ¿Pero cómo?

    Lo que ocurre en Europa es aleccionador: hay un agrietamiento de la confianza en el capitalismo que coexiste con una brutal dificultad para la emergencia de alternativas a la crisis. Aquí el contraste Inglaterra-Grecia es relevante: en el primer caso ocurrió en 2011 una loca irrupción de consumidores excluidos robando a diestra y siniestra por Londres; en el otro, emergió desde los grupos movilizados la alternativa anti-capitalista de Syriza que ya ha estado cerca de ganar elecciones. Como “modelos”, estos dos países representan los casos extremos, y el resto de las naciones europeas están en algún punto intermedio.

    (O tal vez lo que sí han emergido son “contra-alternativas”, con el ascenso de partidos nacionalistas: un “antisemitismo sin judíos” dirigido ahora a inmigrantes africanos principalmente. También aquí el caso griego refleja la tremenda polarización. Los únicos países de Europa Occidental que traen una dinámica distinta son Alemania, con un capitalismo aún estable y sostenedor del euro; e Italia, aún intentando recuperarse de la resaca post-Berlusconi.)

    En una escala más general, no deja de sorprender el imparable declive geopolítico de Europa (iniciado luego de la segunda guerra mundial). Comparable tal vez con el descenso de la antigua Grecia a manos de Roma. Sólo que ahora no es claro si el equivalente contemporáneo de la antigua metrópolis está en Washington… o en Beijing. Y ninguno de ellos es mejor: ambos son peor.

    En pocas palabras, la crisis financiera inaugurada en 2008 ha abierto un nuevo campo de batalla político. Una nueva era de disputas ha comenzado y serán durísimas. Y no hay ninguna “ley histórica” que nos anticipe como triunfadores. Peor aún: si una idea debemos sepultar es la de que la historia está de nuestro lado. Ninguna oleada de protestas por bella que sea, hará el trabajo. Ni nadie.

    Lenin es crucial

    Aquí, en este punto decisivo, es donde Lenin es crucial.

    Un reportero hizo la siguiente pregunta al intelectual radical Tariq Ali: “¿Llevarán a una nueva era económica más allá del capitalismo la ocupación de Wall Street y las manifestaciones en toda Europa?”

    Su respuesta:

    Lenin dijo muchas cosas que la gente ha olvidado, una de ellas es muy importante. Dijo que nunca habrá una crisis final del capitalismo a menos que haya una alternativa. Y pienso que es absolutamente verdad. El capitalismo ya ha pasado antes por numerosas crisis y las resuelve, bueno, a la mala, con represión. Pero pasará por ellas a menos que emerja una alternativa en el ámbito nacional y global.[i]

    La grandeza de Lenin consistió, en palabras de Georg Lucáks, en que el líder bolchevique era “un teórico de la práctica, un práctico de la teoría”, y justo por esta razón, “el más grande pensador desde Marx.”[ii] El énfasis que imprimió Lenin a la tradición socialista consiste (veamos un pasaje en palabras suyas) en haber captado que “el análisis concreto de la situación concreta no es lo opuesto de la teoría “pura”, sino que es (al contrario) la culminación de la teoría genuina, su consumación: el punto donde irrumpe como práctica.”[iii] No se trata, entonces, de ser únicamente “críticos” al sistema. El riesgo de quedarse sólo en este nivel es terminar haciendo política parasitaria: esperar a que el Otro (el Estado, la élite empresarial, etc.) haga “algo” para que podamos emprender nuestra crítica incesante (e impotente). Por lo tanto, debemos llevar la crítica al sistema a “irrumpir como práctica.” Es decir, conviene insistir, emprender la construcción de una alternativa al capitalismo.

    ¿Esto cómo se traduce en la situación actual?

     

    Bellas flores sin raíces

    Uno de los discursos que hay que recordar de Occupy Wall Street, es el de la activista y académica Naomi Klein. Ella fue ganada a la política radical durante la oleada de protestas que iniciaron en Seattle en 1999 contra los organismos financieros internacionales y que se repetían en cada nueva cumbre. Fue cuando surgió el término “globalifóbicos”. Las lecciones que extrajo son poderosas:

    Aparecíamos, llegábamos a los titulares mundiales, y luego desapareceríamos. […] [Pero] sólo cuando te mantienes fijo puedes echar raíces. Esto es crucial. Es un hecho, en la era de la información, que demasiados movimientos brotan, como hermosas flores, pero rápidamente mueren. Es porque no tienen raíces. Y no tienen planes de largo plazo de cómo se van a sostener. Cuando llegan las tormentas, el agua se las lleva.[iv]

    ¿Cuál es el consejo político de Klein para la nueva generación de activistas?

    Ser horizontal y profundamente democrático es maravilloso. Estos principios son compatibles con el duro trabajo de construir estructuras e instituciones que sean lo suficientemente robustas para que puedan sobrellevar las tormentas que vienen.[v]

    Este tipo de lecciones también son válidas para movimientos en México como #YoSoy132, donde una nueva generación se alzó ante la monarquía capitalista en los medios de comunicación. (En efecto, ¿cuál es el mérito de Azcárraga para dirigir la principal televisora del país? ¿es acaso el más indicado para  administrar la información a los hogares mexicanos? Simplemente, es “el heredero”, como en cualquier reinado digno de ser decapitado.) Tal vez uno de los problemas de este movimiento mexicano es que es anti-capitalista… pero no lo sabe: ¿no es acaso su aparición una denuncia de la propiedad privada sobre aquello que, por ser del interés común, no debería pertenecer a un individuo?

    Žižek  y el rescate de la idea comunista

    Por eso, las palabras que Slavoj Žižek dirigió en 2011 a Occuppy Wall Street, también deben ser escuchadas con atención por el #YoSoy132:

    Hay un peligro. No se enamoren de ustedes mismos. La hemos pasado bien aquí. Pero recuerden, los carnavales son baratijas. Lo que importa es el día después, cuando tendremos que regresar a nuestras vidas normales. ¿Habrán cambios entonces? No quiero que recuerden estos días, ya saben, así como “Oh, éramos jóvenes y fue hermoso.” Recuerden que nuestro mensaje básico es: “Está permitido pensar en alternativas.” Si rompemos el tabú, ya no se podrá decir que vivimos en el mejor mundo posible. Pero hay un largo camino adelante. Hay preguntas verdaderamente difíciles que confrontar. Sabemos lo que no queremos. ¿Pero qué queremos? ¿Qué organización social puede reemplazar el capitalismo? ¿Qué tipo de nuevos líderes queremos?[vi]

    Žižek propone rescatar la idea comunista. Aunque advierte: “No somos comunistas si comunismo significa el sistema que colapsó en 1990. […] Ése comunismo fracasó, pero el problema de “los comunes” persiste.”[vii] Se refiere a las entidades comunes a todos los seres humanos, como “la naturaleza”, “la propiedad intelectual hoy privatizada”, “la biogenética”. Todas ellas en riesgo bajo un capitalismo que si no detenemos nos llevará a la catástrofe.

    ¿Por qué el PRI regresó al poder? Porque han mantenido su presencia con las clases populares, su especialidad de toda la vida. Sus estructuras de control corporativo (sindicatos, organizaciones barriales y campesinas…), aunque averiadas, siguen siendo efectivas. Y tanto PAN como PRD y sus satélites han intentado todo por copiar el modelo del maestro priísta. Por ello el capitalismo mexicano tiene en el PRI a su guardián más experimentado y confiable.

    La lección que tal vez debiéramos extraer es que al PRI hay que derrotarlo en su terreno: con “la gente”. De nada sirve un IFE perfecto si al final sólo va a contar votos que han sido obtenidos con vales de Soriana. Y tampoco de nada sirve cargar en hombros al ex priísta mesiánico de López Obrador cuyo discurso inflamado sólo sirve para esconder su irrelevante programa político: un utópico neoliberalismo “con rostro humano”.

    Urge levantar una alternativa distinta. De otro modo, luchar es inútil. Si lo logramos, tal vez las protestas canten otras cosas. Algo como: “¡Zapata vive y vive… y así lo vamos a revivir!”

     



    [i] Firas Khatib, “Tariq Ali: 21st Century Challenges of Revolt and Dissent,”  Alakhbar English(2011), http://bit.ly/Rsb8Q8.

    [ii] Georg Lukács, Lenin: A Study on the Unity of His Thought, Radical Thinkers, pp. 10, 95. (London: Verso, 2009).

    [iii] Op cit., pp. 89.

    [iv] Naomi Klein, “La Cosa Más Importante Del Mundo,” Granma, 4 November 2011.

    [v] Op cit.

    [vi] Sarahana to The Parallax, 2011, http://bit.ly/pFkotX.

    [vii] Op cit.

    Published by:
%d personas les gusta esto: