Todos los mensajes etiquetados Ciencia

Ideología y ciencia

Por Tomas Holguín

El+fin+de+la+utopia+multicult

La verdad objetiva sobre la sociedad no se puede concebir como una imagen refleja independiente del sujeto conocedor, sino más bien como un paisaje pintado por un artista; y, finalmente, cuanto más elevado sea el observatorio o mirador en que se sitúe el pintor, tanto más verdadero será este paisaje, pues le ofrecerá una visión más amplia y extensa del panorama irregular y accidentado de la realidad social.

La ideología (por oposición a la utopía) designa los sistemas de representación (forma de pensamiento) que se orientan a la estabilización y la reproducción del orden establecido. Designa globalmente opiniones especulativas e ilusorias (determinadas socialmente) que los hombres se forma sobre la realidad, a través de la moral, la religión, la metafísica, los sistemas filosóficos, las doctrinas políticas y económicas, etc.

La utopía define las representaciones, aspiraciones y deseos que se orientan a la ruptura del orden establecido y que desempeñan una función subversiva.

El pensamiento utópico aspira a un estado inexistente de las relaciones sociales, lo que le confiere, al menos potencialmente, un carácter crítico, subversivo e incluso explosivo. El sentido estricto y peyorativo del término (utopía: sueño imaginario irrealizable) nos parece inoperante, porque únicamente el futuro dirá qué aspiración era “irrealizable” o no.

¿Cuál es el concepto que pudiera designar a la vez las ideologías y las utopías?

Weltanschauung (filosofía de vida, cosmovisión o concepción del mundo) o mejor dicho, visión social del mundo.

Muchos pueden considerar, y están en su derecho, que este concepto es obsoleto, arcaico, “historicista”, “humanista”, impregnado de idealismo hegeliano, de filosofía del sujeto o de otras herejías mayores, pero a nuestro juicio constituye el instrumento conceptual más adecuado para dar cuenta de la riqueza y la amplitud del fenómeno sociocultural en cuestión.

Lo que designa este concepto no es en sí mismo “verdadero” ni “falso”, “idealista” ni “materialista” (aunque bien puede adoptar una de esas dos formas), conservador ni revolucionario; circunscribe un conjunto orgánico, articulado y estructurado de valores, representaciones, ideas y orientaciones cognitivas, internamente unificado por una perspectiva determinada, por cierto punto de vista condicionado socialmente.

Al añadir el término social -visión social del mundo- queremos insistir en dos aspectos: a) se trata de la visión del mundo social, es decir, de un conjunto relativamente coherente de ideas sobre el ser humano, la sociedad, la historia y su relación con la naturaleza (y no sobre el universo y la naturaleza como tal); b) esta visión del mundo está vinculada a determinadas posiciones sociales, es decir, a los intereses y a la condición de determinados grupos y clases sociales.

La visión social del mundo es la perspectiva de conjunto, la estructura categorial y el estilo de pensamiento condicionado socialmente -que puede ser ideológico, utópico, o ambas a la vez-.

Bibliografía.
Löwy M. Las aventuras de Karl Marx contra el barón Münchhausen. Introducción a la sociología crítica del conocimiento. Prologo. 2012. Edit. Syllepse.
http://marxismocritico.com/2012/08/12/las-aventuras-de-karl-marx/

EL SESGO CIENTÍFICO EN MEDICINA

Por Tomás Holguín

artTom

El presente escrito es una respuesta a una pregunta de una médico amiga mía, la cual espera dar pauta a una discusión entre varios otros/as compañeros/as médicos. Ella se preguntaba:

“Se me ha iniciado en el arte de la duda, sin embargo, esta charla en TED de primera intensión me impactó. Sera que los Journals en que basamos nuestra actualización como profesionales de la salud, tienen objetivos distintos que provoquen sesgos importantes en la información que se selecciona para publicar? Les dejo el vídeo, me gustaría conocer su opinión.”

Video TED:

Mi respuesta:

         “Hola.

¿Por qué el sesgo en la ciencia? Yo me lo explico por cuestiones ideológicas y de intereses de clase (económicos), estrechamente relacionadas entre sí.

         ¿Cuál es esta relación entre ciencia, intereses de clase e ideología?

         Primero definamos los que es ciencia.

La ciencia es el resultado de la investigación y la aplicación del método científico; recopila un conjunto de conocimientos obtenidos a través de la práctica sistemática que aplica un método. Dichos conocimientos son resumidos y expresados en principios, teorías, leyes y conceptos; los cuales se organizan rigurosamente con base en un sistema, tiene relación con los valores que el hombre da a los distintos aspectos de la vida.

La ciencia ofrece un método para el estudio de problemas, también proporciona métodos alternativos para describir, explicar y predecir fenómenos y las consecuencias de determinadas acciones. El concepto de ciencia se aplica tanto para establecer el proceso de elaboración de los conocimientos científicos, como a todo el sistema de conocimientos comprobados por la práctica, que constituyen una verdad objetiva.

Para resumir, la ciencia es el conocimiento racional, cierto o probable, obtenido metodológicamente, sistematizado y verificable (Ander Egg).

         ¿Qué determina o influye en un científico que investigue algo?

Al seleccionar y plantear un problema, el investigador estará reflejando su percepción y posicionamiento ante el mismo y ante la realidad. Según Rovere, dicha percepción y posicionamiento estarán determinados por aspectos como estos:

- La posición del actor; cada uno ve la realidad según como está ubicado en ella. La investigación no está libre de la influencia del marco referencial, político e ideológico del que la realiza.

- El apartado ideológico o sistema de valores; cada persona ve la realidad de acuerdo a su marco ideológico, sus creencias y valores.

- La experiencia; cada nueva situación se analiza según las vivencias anteriores.

- La intencionalidad; cada acción del individuo tiene una intención inicial, aunque ésta puede ser modificada racionalmente.

         ¿Qué hay sobre lo ideológico?

La ideología es una forma de pensamiento orientada a la reproducción del orden establecido. La ideología abarca las ideas que uno “defiende” para asegurar el triunfo de una clase (social).

La ideología es una perspectiva de conjunto, la estructura categorial y el estilo de pensamiento condicionado socialmente; es la visión social del mundo.

Esta visión del mundo social (ideología), circunscribe un conjunto orgánico, articulado y estructurado de valores, representaciones, ideas y orientaciones cognitivas, internamente unificado por una perspectiva determinada, por cierto punto de vista condicionado socialmente.

Al mencionar el término social -visión social del mundo- debemos resaltar dos aspectos: a) se trata de la visión del mundo social, es decir, de un conjunto relativamente coherente de ideas sobre el ser humano, la sociedad, la historia y su relación con la naturaleza; b) esta visión del mundo está vinculada a determinadas posiciones sociales, es decir, a los intereses y a la condición de determinados grupos y clases sociales.

Sin olvidar que, algunos teóricos mencionan que esta sociedad está conformada por dos clases principales, la clase burguesa (dueña de los medios de producción -minoría-) y la clase obrera (dueña solo de su fuerza de trabajo -mayoría-), pero que además, estas dos clases son antagónicas en intereses y otras cosas más (éticas, morales, culturales, etc.).

¿Por qué ciertas instituciones (institutos, revistas, etc.) de salud omiten determinados hallazgos científicos?

Probablemente por una relación (económica) estrecha entre dichas instituciones de salud (que también son sociales), con ciertos intereses (también económicos) particulares y privados (de clase, diría yo). Que de publicarse esos hallazgos, potencialmente afectarían esos mismos intereses.

         Saludos.”

En la vida o el mundo en general, pero en particular en esta sociedad capitalista, es de ley hacerse siempre ante cualquier cosa la siguiente pregunta: ¿Cuál es el engaño aquí?

Fuentes:

Pineda E. B., de Alvarado E. L., de Canales F. H. Metodología de la investigación. 2.da ed. 1994. Edit. Organización Panamericana de la Salud.

Lowy M. Las aventuras de Karl Marx contra el barón Münchhausen. Introducción a la sociología crítica del conocimiento. 2012. Edit. Syllepse.

Mujeres Matemáticas en México

La A en CIENCIA

Texto tomado del Blog La A en la CIENCIA

mujer-matematicas-09Seguimos con las reseñas de los artículo contenidos en la Revista Ciencia en su edición julio-septiembre 2012. Presentamos algunas conclusiones y datos contenidos en el artículo “Mujeres Matemáticas en México” de Patricia Saavedra.

En el artículo se describe cómo ha cambiado la participación femenina dentro de la comunidad matemática en niveles licenciatura, posgrado y como miembros del personal académico, y se le compara con el de otras disciplinas.

En el 2009 a nivel global, la UNAM reportó por primera vez más mujeres que hombres inscritos al ciclo escolar 2008-2009. Según datos del ANUIES de 1990 y 2004 la matrícula femenina se incrementó de 40 a 49 por ciento en diez años. En matemáticas y carreras afines el porcentaje de mujeres inscritas como estudiantes en los años 1994 y 2004 fue de 33% y 38% respectivamente, es decir que se tuvo un incremento inferior que el promedio general. Respecto a la eficiencia terminal se observa que las mujeres siguen trayectorias más regulares en la licenciatura y desertan menos. De cada 100 estudiantes que se titulan de una licenciatura en matemáticas 43 son mujeres.

En México en los diferentes programas de maestría en matemáticas para el 2004 la matrícula femenina representaba el 24% . También a nivel maestría la eficiencia terminal de las mujeres es mayor, representando el 47% de estudiantes titulados en 2004, se piensa que tal vez los hombres tengan más presiones de carácter laboral que dificulten su titulación. “Vale la pena señalar que de 164 mujeres inscritas en programas de maestría en 2004, 98 decidieron hacerlo en programas de maestría en ciencias, mientras que 66 se especializaron en la enseñanza de las matemáticas, lo que ilustra que esta orientación sigue atrayendo a un buen número de mujeres”. En los programas de doctorado en matemáticas en México, para el 2004 la matrícula femenina representaba el 24%, aunque en el caso del Doctorado en Matemática Educativa este porcentaje sube a 50%. En cuanto a eficiencia terminal para este año el 42% de los que obtienen un grado en doctor en matemáticas son mujeres. Algo a resaltar es que tanto al salir de la licenciatura como de la maestría, un porcentaje menor de mujeres decide continuar sus estudios, se sugiere como posible causa la condición materna: 50% de las estudiantes universitarias mayores de 25 años son madres. De los 2,309 becarios Conacyt que obtuvieron un grado de doctor en 2008, solamente 36 lo obtuvieron matemáticas, y de éstos 14 fueron mujeres y sólo una lo hizo en matemáticas educativas.

En cuanto al personal académico en las distintas instituciones a nivel nacional “Hasta 1982, el 25.9 por ciento de la planta estaba constituido por mujeres; en 1990 esta cifra se incrementó al 34.2 por ciento, y en 1998 alcanzó una cifra récord de 41.6 por ciento, para descender en 2007 al 40.7 por ciento. Quizás ello mostraba que se había alcanzado ya un techo difícil de rebasar.” Un cambio importante en cuanto a la habilitación del personal académico en general es que a principios de los 90′s la mayoría tenía licenciatura como grado máximo, mientras que en el 2007 la mayoría contaba con maestría. “Hasta 1990, las mujeres integrantes del personal académico tuvieron la posibilidad de escoger entre ser madres primero y después terminar sus estudios de posgrado… Actualmente esta posibilidad es cada vez más remota…” Para el análisis de la participación femenina se eligieron 41 institutos de investigación o de educación superior que ofertaran al menos un programa de licenciatura o posgrado en matemáticas. Las mujeres resultaron ser casi la cuarta parte del total de la planta académica, cifra por debajo del 40% que se registra a nivel global. “En cuanto a la habilitación, se observa que 45.1 por ciento de las mujeres matemáticas en la academia poseen doctorado, muy por encima del 33 por ciento general…”

mujeres-matematicasConsiderando datos del Sistema Nacional de Investigadores SNI, del total de matemáticos miembros del personal académico a nivel nacional 40 por ciento es miembro del SNI, y de éstos 21.4% son mujeres. Vale la pena contrastar este último dato con el porcentaje  del personal académico de instituciones federales en términos globales (hombres y mujeres) que es miembro del SNI, que es sólo del 29.3% . El área de humanidades es la que reporta mayor participación femenina en el SNI con 48%, mientras que para ciencias físico-matemáticas y de la Tierra es de 18.3% (el menor de todas las áreas). Del total de matemáticos que cuentan con SNI las mujeres representan el 31 por ciento de los candidatos: 25 por ciento del nivel 1; 13 por ciento del nivel 2; y 3 por ciento del nivel 3  “…no deja de sorprender que el porcentaje de mujeres matemáticas con nivel 3 en el SNI sea menor al de ciencias exactas: 0.3 contra 1.1 por ciento, y muy por debajo si se compara con el porcentaje total de mujeres en el SNI con nivel 3, que es de 4.4 por ciento. Cabe señalar que hasta ahora ninguna mujer matemática ha sido miembro de un comité evaluador de este área.”

Revisando las cifras internacionales se observa que los países del norte de Europa tienen menor participación femenina en matemáticas respecto a los países del sur. En México la situación de las matemáticas en la academia es similar a los países del sur de Europa.

Algunas de las conclusiones que presenta el artículo son:

1. “El número de mujeres que estudia matemáticas se ha incrementado en los últimos años a una tasa menor que en otras disciplinas.” Se observa que las mujeres aún prefieren disciplinas que refuerzan el papel social que durante años se les ha asignado: la docencia, el cuidado de los otros, las artes.

2. Aunque las mujeres presentan una eficiencia terminal superior, en comparación con los hombres un porcentaje menor opta por continuar sus estudios.

3. “La cuarta parte del personal académico es femenino, lo cual es un porcentaje bajo respecto a otras disciplinas, pero comparable con las cifras que reportan otros países.”

4. La participación de las mujeres matemáticas en el SNI es alto, comparable al de otros campos de las ciencias exactas, pero el número de investigadoras en los niveles 2 y 3 está por debajo de lo que podría esperarse en ciencias exactas.

La autora recalca que se necesitan entender los factores que influyen positiva o negativamente en el desarrollo académico de hombres y mujeres, el cual se muestra desigual, y que esta es una tarea compleja. Aunque la maternidad pareciera un factor que incide faltan más estudios para elaborar este tipo de conclusiones.

Los datos anteriores reflejan que las mujeres representamos un capital humano importante dentro de la comunidad matemática, que el comportamiento de la participación femenina se muestra desigual con respecto a la masculina, pero con patrones claros. Así pues vale la pena seguir recabando información y entendiendo las causas de la inequidad para así poder planear de mejor manera las políticas de las instituciones de educación e investigación con una perspectiva de género.