Todos los mensajes etiquetados Guerrillas

MÉXICO. EL FUEGO Y EL SILENCIO. HISTORIA DE LAS FUERZAS DE LIBERACIÓN NACIONAL MEXICANAS (1969-1974)

(Tesis para obtener el grado de Licenciada en Historia)

guerrillas
CEDEMA
Centro de Documentación de los Movimientos Armados
Por Adela Cedillo Cedillo
Universidad Nacional Autónoma de México
México D.F., Ciudad Universitaria, 2008

Esta tesis tiene por objeto reconstruir la historia de una organización político-militar mexicana denominada Fuerzas de Liberación Nacional (FLN), la cual dio origen al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). El proyecto de investigación sobre este grupo ha sido concebido como una monografía en dos partes: la primera, que presento aquí y he bautizado como “El fuego y el silencio”, va de 1969 a 1974 y abarca del nacimiento de las FLN hasta la desarticulación de sus redes urbanas y su núcleo guerrillero rural. Leer más…

México: Lucío Cabañas asesinado hace 40 años

jacobo silva

 

Partido Obrero Socialista
2 de Diciembre 2014
40 Aniversario luctuoso de Lucio Cabañas, 2 de diciembre 1974
Imagen de Jacobo Silva Nogales
“….el profesor rural, perseguido, se había remontado a la sierra. Así comenzaría la etapa clandestina y armada del Partido de los Pobres (PDLP) con Lucio Cabañas en la Sierra de Atoyac, armado con un fusil, y con el Güero Cedeño con su machete en la mano.”

Ver más:
http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2014/12/02/40-aniversario-luctuoso-de-lucio-cabanas-2-de-diciembre-1974/

Guerrero, Mèxico. Comunitarios se deslindan del llamado del ERPI a formar “Brigada de Ajusticiamiento”

La Unión de Pueblos Originarios del Estado de Guerrero se deslinda del llamado del ERPI a sumarse a la brigada . Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

sinembargo.mx
Por: Shaila Rosagel –
octubre 9 de 2014 -
Iguala, 9 de octubre (SinEmbargo).– La Unión de Pueblos Originarios del Estado de Guerrero (UPOEG), que se encuentra en esta ciudad para ayudar en la búsqueda de los jóvenes normalistas desaparecidos, se deslindó del llamado del Ejército Revolucionaria del Pueblo Insurgente (ERPI) a sumarse a la Brigada de Ajusticiamiento 26 de septiembre. Crisóforo García y el abogado de la UPOEG, Manuel Vázquez, dijeron que su presencia en la ciudad es pacífica y que sólo buscan a los normalistas. “Nosotros no tenemos nada que ver con eso, no traemos armas, no venimos a juzgar a nadie y sólo buscamos a los muchachos desaparecidos”, dijo García. Leer más…

México. EPR: 50 años en armas por el socialismo

Primera de tres partes

Revista Contralínea
Zósimo Camacho
12. enero, 2014 
La lucha armada en México es una “necesidad ineludible”, señala el EPR en entrevista con Contralínea. Ésta es la misma convicción que, asegura, asumió en 1964 como Unión del Pueblo, luego PROCUP y actualmente PDPR-EPR. Su objetivo no ha cambiado: el triunfo de la revolución socialista basado en el marxismo leninismo y en una vanguardia revolucionaria que tome el poder. Afirma que no ha sufrido desprendimientos, aunque reconoce una “crisis partidaria” que concluyó en 2000 y que menguó en cantidad sus fuerzas. No obstante, considera que la organización se fortaleció “cualitativamente”. Indica que el “culto al espontaneísmo” llevó a la APPO a la derrota, pues lo que debió hacerse entonces era “organizar sistemáticamente la autodefensa armada de las masas”. Leer más…

México. ¿Nuevos grupos?, ¿nuevas guerrillas?

Nuestra línea política NO es la vía armada. Publicamos este articulo por su contenido interesante y formativo

EL SUR
Periódico de Guerrero
Jorge Lofredo
Jueves 18 de Julio 2013
Alcanza con una simple mirada hacia los últimos meses para notar el incremento de siglas que se anuncian como revolucionarias, clandestinas y/o armadas. Parecen disímiles e inconexas pero la mayoría de ellas refieren, en algún momento de su comunicación, en forma directa o indirectamente, sobre el Ejército Popular Revolucionario (EPR), respecto a su historia reciente y también su actual circunstancia. Cierto es que para cualquier genuino grupo revolucionario resulta imposible omitir referencia a la masacre de Aguas Blancas y la posterior irrupción del eperrismo en Guerrero, sin embargo ello no alcanza para convalidar el resto del relato con el cual se presentan públicamente.

—1—
Un comunicado no basta para descifrar su irrupción. Si bien en la mayoría de los casos la primera dimensión es el texto escrito, también puede contabilizarse a otros grupos que actuaron luego de repartir sus textos pero más aún cuando éste fue el medio para reivindicar una acción precedente. Ambos factores tampoco acreditan legitimidad a cada uno de éstos pues, de inmediato o al poco tiempo, desaparecen y nada vuelve a saberse. Sobre ellos tampoco es posible saber si constituyen experiencias novedosas, ya que no se les conoce públicamente, como tampoco es posible establecer si actuaron previamente bajo otra sigla o con la estrategia explícita de no dar a conocer su identidad ni sus objetivos.
Condicionada a circunstancias distintas unas de las otras, tras el levantamiento zapatista la aparición de siglas de las cuales no ha vuelto a saberse en alguna nueva ocasión y sin que fuese posible establecer los objetivos reales tras cada anuncio, resultó una constante. Algunos son particularmente llamativos en tanto que otros presentan argumentos insostenibles. A veces contradictorios e incontrastables con alguna otra información, en su mayoría son textos que obligan a creer o no creer sin que exista otra posibilidad de contrastar los dichos, a lo que sólo resta encuadrar sus argumentos en la coyuntura. Por tomar sólo ejemplos muy destacados, y excluyendo ex profeso a las células anarquistas, puede enumerarse una lista mínima: entre 2007-2008 se conoció la reivindicación del asesinato del periodista guerrerense Amado Ramírez, ejecutado “por error” por las Brigadas de Insurgencia Revolucionaria; en pleno conflicto oaxaqueño del 2006, una Organización Revolucionaria Armada del Pueblo de Oaxaca (ORAPO) hizo estallar diversos explosivos de baja intensidad en pleno centro de la ciudad; en marzo del 2009, el Movimiento Armado del Norte aseguró haber saboteado y logrado derribar un helicóptero en el cual viajaba un funcionario de Conagua; también en Oaxaca, un Frente Armado del Sur aseguró, semejante al ejemplo anterior mencionado, su responsabilidad por el derribo de otro helicóptero en el que viajaba el ex gobernador de la entidad, Ulises Ruiz. La lista es extensa y los ejemplos abundan y son variados –entre amenazas puntuales, declaraciones de guerra, poniéndole precio a la cabeza de políticos, con listado de próximas víctimas o instituciones consideradas “blancos de próximos atentados”, etcétera– lo que lleva a una primera consideración: este es un espacio amplio, confuso y por tanto posible de ser manipulado, pero además que no puede agotarse en considerar un simple texto como válido aunque haya sido elaborado con sintaxis “revolucionaria”. La conclusión al respecto es que aunque pudiesen éstos ser posibles, oportunos y/o efectistas no alcanza para considerarlos como genuinos. A tal efecto, no debe olvidarse que a lo largo de todo el conflicto oaxaqueño de 2006 se registró la comunicación de siete organizaciones que se declararon guerrilleras, revolucionarias y dispuestas a combatir con las armas en la entidad, mediante comunicados, videos en la sierra y hasta en comentarios de notas publicadas en la red. Aunque todos estos llamados no pueden agruparse con el rótulo de impostura, sobre la mayoría de ellas no ha vuelto a saberse hasta el día de hoy.
leer más:
http://suracapulco.mx/archivos/92765