Todos los mensajes etiquetados Impunidad

Ayotzinapa, Mèxico.Cuatro meses han pasado

pater

Agencia SubVersiones
Valentina Valle
Lunes 2 de febrero 2015
La cita es frente al comedor, a las dos de la madrugada. Los estudiantes se forman, esperan el camión que los llevará a la Ciudad de México para participar a la octava jornada de movilización internacional «Acción global por Ayotzinapa». Leer más…

Michoacán, México. Solitarias, 11 viudas de Cherán luchan por justicia

Impunidad en Cherán

Solas, 11 viudas luchan por justicia desde 2009

Presentaron 11 denuncias por asesinato y 4 por plagio
Todos los casos ocurrieron en enfrentamientos o emboscadas en cerros de Michoacán
Acudieron ante autoridades estatales y federales; nadie les responde todavía

Familiares de desaparecidos o asesinados muestran imágenes de sus parientes que han  sido víctimas de grupos delictivos en el poblado de Cherán Foto Ignacio Juárez /La Jornada Michoacán

La Jornada Michoacán
Daniela Osorio Cabrera
Sábado 23 de noviembre de 2013
Morelia, Mich., 22 de noviembre.-Once viudas de la comunidad indígena de Cherán han sido víctimas de represalias e indiferencia debido a que han denunciado ante las autoridades estatales y federales los asesinatos, desapariciones o agresiones contra sus familiares, a manos de criminales que operan en esa región.

Cherán es una de tantas comunidades michoacanas azotadas por el narco, y si bien la mayoría de sus pobladores forman parte de un movimiento de defensa de sus propias vidas y de los recursos naturales de la región, hay un pequeño grupo de familiares, 11 viudas principalmente, que han emprendido su propia lucha por la justicia y la dignidad.

Ninguna de las investigaciones de los asesinatos ha dado resultado, pese a la gran cantidad de evidencias que las familias han aportado a las autoridades, las que reviran que no hay elementos suficientes para poder concluir satisfactoriamente las indagatorias.

Por ahora sólo hay denuncias por los asesinatos de Plácido Fabián Ambrosio, Armando Hernández Estrada, Domingo Chávez Juárez, Alfredo Macías Cucue y su nieto Alfredo Francisco Gerónimo Macías, Leopoldo Juárez Urbina, Urbano Macías Rafael, Guadalupe Gerónimo Velázquez, Pedro Juárez Urbina e Hilario Gembe Estrada.

Hay otras cuatro denuncias por secuestro y una por el intento de asesinato de Eugenio Sánchez Tehandón, el único sobreviviente de un ataque de grupos armados, pero se encuentra en estado vegetativo y, a pesar de que el gobierno estatal comprometió apoyos para su rehabilitación y de haber sido intervenido quirúrgicamente en varias ocasiones, su familia no ha recibido recursos para financiar los tratamientos.

A Sánchez Tehandón se le sustrajo una bala de la cabeza en el hospital Star Médica de Morelia, misma que horas después se reportó como extraviada.

Todos los asesinatos ocurrieron en enfrentamientos y emboscadas ocurridas en los cerros de San Miguel, Las Tres Esquinas, De los Cuates, El Resinero y El Tecolote, así como en calles de la cabecera municipal, como fue el caso de Plácido Fabián Ambrosio, quien fue atacado junto con su esposa en su domicilio en las fiestas patronales de 2009.

La mayoría de los homicidios ocurrieron de día y frente a testigos; es el caso de Armando Hernández Estrada, quien formaba parte de una multitud que acudió a encarar a los talamontes cuando fue asesinado. Esa misma gente presenció su asesinato y lo cargó hasta la comunidad.

Sólo uno de los comuneros estaba solo cuando fue ultimado: Domingo Chávez Juárez, quien fue a recolectar resina al cerro y cuyo cuerpo fue localizado con huellas de tortura y varios impactos de bala 11 días después de su fallecimiento.

Otro caso es el de la familia Macías Cucue. Alfredo, de 66 años, fue acribillado el 17 septiembre de 2009. Ese día recogía ocote junto con sus dos nietos, Alfredo Francisco, de 16 años, y Ramón, cuando fueron atacados con armas de fuego. Ramón pudo escapar ileso para dar aviso a la familia, pero Alfredo Francisco fue herido y dejado en el lugar, al creerlo muerto.

Pese a la gravedad de sus heridas, el menor sobrevivió y se recuperó. Rindió testimonio sobre el asesinato de su abuelo, pero el 12 de agosto de 2009, 10 meses después, los mismos criminales volvieron por él y lo mataron.

Leer más:
http://www.jornada.unam.mx/2013/11/23/politica/002n1pol

Feminicidios en México. Dos años después recibe los restos de su hija

PROCESO.COM.MX
MARCELA TURATI
19 DE JULIO DE 2013 
MÉXICO, D.F., (apro).- Margarita López recibió hoy los restos de su hija Yahaira Guadalupe Bahena, a quien buscó por dos años, dos meses y 20 días, luego de que fue secuestrada, asesinada y enterrada por Los Zetas en Oaxaca, en complicidad con autoridades estatales.

Antes de trasladar los restos de Yahaira a Lázaro Cárdenas, Michoacán, donde serán enterrados mañana, López dijo en entrevista: “Mañana voy a cerrar ese círculo de peregrinar por mi niña para que pueda descansar, quizás no en paz, pero que pueda por lo menos decir que sé dónde está. Porque mi niña me grita: Justicia, que su crimen no quede así, que su asesinato no quede impune”.

Margarita López es un icono entre las madres que buscan a sus hijas desaparecidas. A partir de la desaparición de la suya se convirtió en investigadora, gastó millones de pesos en informantes, se introdujo a cuarteles militares, recorrió morgues, revisó pilas de cadáveres, encaró a criminales dentro de las cárceles, descubrió casas de trata y corrupción del gobierno, se unió al Movimiento por la Paz, marchó por todo México y por Estados Unidos, hizo dos huelgas de hambre, sufrió un “levantón”, se salvó de un atentado, y encaró a dos presidentes y a sus gabinetes con la exigencia de que localizaran a Yahaira.

Hace dos semanas el Equipo Argentino de Antropología Forense le confirmó que el cadáver que le había entregado la Procuraduría General de la República (PGR) y que le exigía enterrarlo sin hacerle pruebas, era el de su hija de 19 años.

“Seguiré exigiendo justicia aunque me cueste la vida y gritaré a los cuatro vientos que no se hizo nada. A lo mejor tengo que morir, pero será por una causa justa”, dijo afuera de la funeraria defeña donde preparaban los restos de Yahaira para el traslado. La acompañaban otros padres y madres de familia que buscan a sus hijos desaparecidos, activistas de derechos humanos, reporteros y miembros de su propia familia.
leer más:
http://www.proceso.com.mx/?p=347818