Todos los posts en ES13

MARCHA JUEVES 10 DE ENERO.

Por el castigo a los responsables de la represión del 1 de Diciembre

Marcha:  Monumento a la Revolución – GDF – Palacio Nacional

Jueves 10, 16:00 hrs.

JORNADA DE MOVILIZACION NACIONAL E INTERNACIONAL Por los Presos Políticos Mapuche CAM

Entre 1997 y 2003 se vivió un ascenso de la movilización del pueblo mapuche en Chile, quienes fueron despojados de su territorio ancestral a finales del siglo XIX y quienes demandaron restitución de tierras ancestrales y autonomía; comenzaron además a “recuperar tierras” y defenderlas de los desalojos policiales. Una de las principales organizaciones que encabezaron dichas movilizaciones fue la Coordinadora Arauco Malleco, que por utilizar la ocupación de tierras y acciones de boicot contra grandes corporaciones forestales trasnacionales de monocultivos de pino y eucalipto que invaden tierras mapuche y agotan los mantos acuíferos, se les ha perseguido desde entonces. Desde el pasado 14 de noviembre, dos de sus dirigentes, Héctor Llaitul y Ramón LLanquileo comenzaron una huelga de hambre para exigir fin al doble procesamiento (que permite un doble juicio, en los tribunales militares y en los civiles, por ser acusados bajo la llamada ley “antiterrorista”, creada bajo la dictadura militar); entre otras demandas. Este jueves 10 en varias ciudades de Chile, del mundo se realizarán movilizaciones en solidaridad a la huelga de hambre. En ciudad de México realizaremos una movilización pacífica frente a la embajada de Chile en México.

 

COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON LOS PRESOS POLITICOS MAPUCHE EN CHILE-SECCION MEXICO

Más información

2012: Un año de osada rebelión pero sin resolución

Por Steven Strauss y Andrea Bauer

Trabajadores públicos en huelga contra la privatización en Atenas.
Foto: Thanassis Stavrakis / AP

En el año 2012 se ha visto a los trabajadores y estudiantes de todo el mundo aún apaleados por la austeridad — y aún luchando en forma nunca antes superada, desde Atenas y Moscú hasta Calcuta y Chicago. A medida que luchaban, su ira se enfrentaba con la creciente represión del Estado: gas lacrimógeno, redadas de agencias de espionaje, y leyes que criminalizan la disensión y que destruyen las libertades civiles.
Una píldora aún más dificil de tragar fue la socavación de valientes luchas de pobres y trabajadores por parte de sus supuestos líderes. Los sabotajes de este tipo contribuyeron a que el 2012 termine sólo con victorias y derrotas parciales y provisionales para ambos lados de la división de clases.
Sin embargo, una cosa es clara: con la continuación de la recesión, los ímpetus a favor de la austeridad están aumentando, no disminuyendo. Para sobrevivir, los trabajadores y los jóvenes tendrán que contra atacar con una ferocidad redoblada.
Una mortal lucha. Europa fue un punto focal de enfrentamientos en 2012. Ya que el Banco Central Europeo exigía recortes en los servicios sociales para que los fondos de rescate bancario se pudieran pagar, surgieron cientos de paros laborales en Grecia, Italia, España y otros lugares. A medida que estos se desarrollaban, era claro la dinámica de la militancia contra el conservadurismo.
Al igual que los demócratas en los EEUU, los partidos socialdemócratas de Europa se autodenominan partidos de la clase trabajadora pero con la agenda de los patrones. Éstos son partidos como el PASOK de Grecia, el partido gobernante encargado de implementar las medidas de austeridad hasta que los electores se deshicieron de él en junio. Los sindicatos y las federaciones laborales europeos están aliados a dichos partidos, al igual que las organizaciones laborales de EEUU y Australia están ligadas a los demócratas y al Partido Laborista Australiano.
Esto significa que aunque se multipliquen las huelgas, los máximos líderes sindicales limitan su efecto reduciéndolas a uno o dos días, proporcionando aviso con mucho tiempo de antelación, y atenuando las demandas — como el exigir “menos recortes” en lugar de “¡ningún recorte!”
En Brasil, trabajadores públicos que efectuaron una huelga para exigir mejores salarios duraron cuatro meses sin trabajar. Los sindicatos fueron esenciales para llevar al poder al Partido de los Trabajadores de la presidenta Dilma Rousseff; ahora les está devolviendo el favor de haberle proporcionado su apoyo con propuestas para legislación que socava las huelgas.
En Sudáfrica, cuando hicieron huelga los tremendamente mal remunerados mineros del platino, tuvieron que enfrentarse, no sólo al Congreso Nacional Africano que gobierna el país, sino también al oficialmente reconocido sindicato de mineros asociado con el CNA. En agosto, la policía mató a 34 mineros — pero no pudo evitar que eventualmente los mineros lograran ganar incrementos salariales.
El sustento de la protesta. La energía de los más oprimidos es el contrapeso a la sofocante influencia de los corruptos gobiernos y partidos “del pueblo.”
En India, donde 400 millones de personas viven en la pobreza absoluta, casi 100 millones de personas participaron en un plantón de un día para exigir salarios más altos, mejoras en las pensiones, protección para trabajadores temporales y el fin a las privatizaciones. En las escuelas públicas de Chicago, donde el 87 por ciento de los maestros son mujeres y el 91 por ciento de los estudiantes son de color, el sindicato de maestros obligó al alcalde Rahm Emanuel a que se alejara parcialmente del ataque de la administración de Obama contra la educación pública y sus empleados.
Los jóvenes, que sufren a causa de tasas extremadamente altas de desempleo en todo el mundo, han sido parte de la vanguardia de las protestas en todos sitios. En febrero, estudiantes universitarios en Quebec lanzaron lo que sería la mayor y más larga huelga estudiantil en la historia de Norteamérica, exigiendo que no se incrementara la colegiatura. Por fin, los estudiantes lograron sus demandas, al mismo tiempo que derribaban un gobierno provincial.
Los jóvenes son esenciales para las movilizaciones a favor del medio ambiente, en las cuales los indígenas también desempeñan una función vital. Mujeres y hombres nativos de EEUU comenzaron el movimiento contra el oleoducto Keystone XL, en el cual han participado miles de personas en actos de desobediencia civil. Además, en la costa este de EEUU, redes del movimiento juvenil Occupy, junto con organizaciones populares de comunidades de inmigrantes y de gente de color, proporcionaron su ayuda a los damnificados del Huracán Sandy los cuales fueron ignorados durante días por los funcionarios de agencias de auxilio.
La suerte cambió para los movimientos. Pero los tiempos fueron duros en 2012 para Occupy Wall Street y para otro explosivo movimiento internacional de 2011: la Primavera Árabe.
El fenómeno Occupy, aunque ha sobrevivido, como cuando les proporcionó ayuda a las víctimas del Huracán Sandy y cuando se movilizó contra el desahucio de inquilinos, perdió mucha de su fuerza debido a la violenta represión gubernamental y a la falta de dirección causada por la influencia dominante del anarquismo en el movimiento. Pero el espíritu radical del movimiento cambió profundamente la naturaleza del discurso acerca de la crisis económica y, a mucha gente, el ejemplo de la resistencia que surgió de Occupy le pareció, una vez más, una opción viable.
Para que la resistencia tenga éxito, sin embargo, se necesita un liderazgo revolucionario consciente. Nada demuestra esto más contundentemente que las rebeliones contra dictadores en el Medio Oeste y África del Norte.
Por lo menos hasta ahora, estas heroicas iniciativas han sido cooptadas en gran medida por una combinación de países imperialistas occidentales, élites regionales como los Saudis, y reaccionarios religiosos. Pero los luchadores por la libertad del Medio Oriente no se han dado por vencidos — incluyendo a los palestinos, cuya causa sigue siendo un asunto candente en la región.
Qué se necesita para seguir adelante. En 2012 no se vio ninguna disminución de la función del gobierno de EEUU como policía global y garante del lucro corporativo. Ya que los funcionarios sindicalistas y líderes de movimientos sociales le brindaron su apoyo a los demócratas, como era de esperarse, éste fue un año electoral en el cual los principales candidatos casi no discutieron la guerra y ni siquiera, de forma seria, los empleos — y mucho menos el cambio climático.
Hacia finales de año, el “abismo fiscal” es enorme — los arrolladores incrementos de impuestos y los profundos recortes al gasto que se implementarán si demócratas y republicanos no se pueden poner de acuerdo en algún otro plan para reducir el déficit. Debido a la aún raquítica situación de la economía, cualquiera que sea el resultado de las negociaciones, no serán buenas las noticias para la clase trabajadora de los EEUU ni de ningún otro lugar.
Para que la protesta crezca y se haga más efectiva, es necesaria una “sacudida” en los movimientos laboral y progresista. Los miembros sindicales y activistas de bases sólo podrán enfrentarse efectivamente a los que ostentan el poder enfrentándose primero a sus propios líderes para exigirles una auténtica representación en las luchas contra los patrones y banqueros, y dando un paso hacia delante para ser ellos mismos los líderes. No será fácil pero es el único camino — y este crucial esfuerzo merece el total apoyo de la izquierda socialista.

Peña Nieto es nuestro Presidente

Por Ramón I. Centeno

Mi anterior texto sobre la “imposición” (así con comillas) tuvo la fortuna de generar diversas reacciones por escrito de varios activistas. La existencia de este afán colectivo por mapear mejor el terreno de nuestra intervención política es sin duda un indicador de buena salud. Me referiré ahora a una idea que es necesario refinar.

Mi camarada C. Ruiz apunta con agudeza que “incluso si las elecciones hubieran sido impecables, le opondríamos la misma beligerancia a Peña Nieto.”[i] Este es el núcleo de la cuestión. Para un marxista esta actitud no es sorprendente: cuando un poder merece morir, no teme anunciarlo, incluso si aquél fue ‘democráticamente electo’.

Sin embargo, en el activismo mexicano predomina algo diferente: un pavor a aceptar que el PRI regresó a la Presidencia por la voluntad popular expresada en las urnas. Hacerlo, implicaría bajar los brazos, saludar al hecho y respetar como legítimas las acciones de gobierno de Peña Nieto. Pido al lector retenga en su mente este párrafo, cuya lógica a continuación vamos a diseccionar.

¿Por qué este miedo? ¿De dónde proviene? Creo tener parte de la respuesta.

Leí en la semana un texto de Giorgio Agamben[ii] para propósitos distintos a este debate, que sin esperarlo cayó “como anillo al dedo.” De forma breve y magistral, este autor italiano pone al descubierto una tensión irresuelta en nuestro pensamiento político desde la Antigua Grecia. Se refiere a la relación entre el modo en que se constituye el poder  político (“forma de constitución”) y el modo en que se ejerce este una vez constituido (“forma de gobierno”). El primer elemento corresponde a lo “jurídico-político” y el segundo a lo “económico-administrativo”, y ambos “se han traslapado uno sobre otro desde el nacimiento de la política, el pensamiento político, y la democracia en la polis o ciudad-estado griega, lo que hace difícil separarlos.” Parecen, por tanto, caras de la misma moneda: el proceso y el resultado. En griego antiguo, como nos recuerda Agamben, politeia puede traducirse tanto como “constitución” como “gobierno”.

Relacionemos esto ahora con eso que hoy llamamos democracia. En las democracias liberales actuales, el poder político se constituye mediante elecciones que legitiman al Presidente, Parlamento, etc. Una vez que el poder se ha constituido, este comienza a ejercerse por el gobierno que ha sido bendecido por el voto mayoritario. En consecuencia, hoy solemos creer que si un poder ha sido ‘democráticamente’ electo, son legítimas sus acciones de gobierno. Supongo que esta creencia proviene de un hecho que Agamben observa: en la actualidad el término democracia “designa tanto la forma en que el poder es legitimado como el modo en que este es ejercido”.

Viene la pregunta problemática. ¿Cómo se articulan la constitución y el gobierno? Aristóteles propuso que uno subordinaba al otro, siendo el gobierno el poder supremo (kyrion). Más cerca de nuestro tiempo, Rousseau sostuvo lo inverso, que el gobierno era el subordinado al otro elemento, de carácter soberano (souveraineté). Después de mostrar esto último, Agamben comenta: “Al igual que con Aristóteles, la soberanía, eso que es kyrion o supremo, es al mismo tiempo uno de los elementos que se busca distinguir y el vínculo indisoluble entre la constitución y el gobierno.”

La ambigüedad de esta relación que busca unirse apelando a un supuesto kyrion, lleva al italiano a preguntarse: “¿Qué tal si [el kyrion] fuera solo una ficción, una malla puesta para esconder el hecho de que hay un vacío al centro, que ninguna articulación es posible entre esos dos elementos, esas dos racionalidades?”

Volvamos a México. ¿Qué pasaría si aceptáramos que Peña Nieto no fue impuesto? ¿Qué tal si aceptamos que el PRI regresó al poder legítimamente? Aunque la izquierda mexicana sentiría un retortijón ante tal posibilidad… no pasaría nada. O bueno, algo sí ocurriría: empezaríamos por fin a explorar por qué no hemos logrado conmover a la sociedad mexicana, empezando por las clases más lastimadas.

El discurso de la imposición contiene dos grandes averías. Por un lado, como comenté ya en el otro texto, es una idea falsa que supone que los electores son unos idiotas que votaron por el PRI debido a un lavado de cerebro. Por el otro, y esto es lo que me faltaba añadir, reduce cualquier estrategia política opositora a la denuncia de Peña Nieto por ser un Presidente surgido de un “pecado original.” Ambos aspectos se acoplan a (y surgen de) la mentalidad de López Obrador en tanto que, llevados a sus últimas consecuencias, implican que si retrocedemos el tiempo y quitamos la suciedad del proceso electoral, él y nadie más habría sido el triunfador, o sea, el actual Presidente. Ciencia ficción pura. Y si alguien piensa que exagero, sólo recuerde que hace seis años, llevado por estas mismas ideas, este personaje se proclamó, en una surreal ceremonia que dio pena ajena, el “Presidente Legítimo.”

Las democracias contemporáneas son cada vez más adornos de lujo en las diferentes “economías de mercado” del planeta. Aunque el poder político se constituye legítimamente en elecciones libres, la depredación capitalista permanece incuestionada por los gobiernos democráticos. Agamben tiene razón: constitución y gobierno son áreas políticas en plena desconexión. En efecto, aunque está en el interés general que se detengan tanto la depredación planetaria como la crisis económica en curso, los gobiernos “democráticos” actúan en contra de aquél interés. Por ello, dichos regímenes merecen la más resuelta oposición. Sólo así podremos liberar a la democracia del yugo capitalista.

En cuanto a México, estamos a buen tiempo de corregir el rumbo. Peña Nieto es el Presidente, no nos espantemos. Ahora convenzamos a la sociedad mexicana de que lo derrumbe, pues de no hacerlo, sus acciones de gobierno saldrán muy caras a todos quienes no pertenecemos a la élite.



[i] Ver: http://goo.gl/VaunU.

[ii] Agamben, Giorgio. 2012. “Introductory Note on the Concept of Democracy”. En Democracy in What State?, Agamben et al: 1-5 New York: Columbia University Press.

Democracia burguesa y reforma educativa

Por Francisco Javier Gálvez Cortés

En 1995 se editó, por primera vez, el libro La sociedad global, escrito por Noam Chomski y Heinz Dieterich, con la introducción de Luis Javier Garrido. Cabe decir que los tres autores hacen un lúcido análisis de la realidad globalizadora que, -para la época en que se escribió la obra-, ya era una verdad plenamente impuesta en el mundo entero, al través de los medios de comunicación, o a sangre y fuego para doblegar a los grupos y naciones que se opusieron al capitalismo globalizador. Me gustaría mencionar los vaticinios que ahí se dieron sobre las reformas educativas que, para la década de los noventas del siglo pasado, estaban implementando Estados Unidos de Norteamérica, tanto en su nación como en países ajenos; después veremos cómo es que se han impuesto en nuestra nación.

La imposición del modelo liberal-capitalista a finales del siglo XX.

El liberalismo es la ideología que se impuso tras la Revolución francesa, que postulaba la libertad del mercado y comprender al hombre, principalmente, desde su perspectiva como productor y vendedor de mercancías. El neoliberalismo es la imposición, a finales del siglo XX, del antiguo liberalismo europeo. El libro inicia declarando que el neoliberalismo es un totalitarismo dogmático que se da a sí mismo su propia legitimación (Cfr. La sociedad global, página 9. Editorial Mortiz). Javier Garrido explica que es totalitario porque se impone sin aceptar discrepancia alguna, utilizando todos los medios para desprestigiar, neutralizar o hasta eliminar a los que se le oponen. El neoliberalismo, -que inicia en México con el sexenio de Miguel de La Madrid-, neutralizó a muchos movimientos socialistas y comunistas, dándoles la opción de que entraran al PRD, partido burgués que se dice de izquierda. De la misma forma desprestigió a los que siempre nos sostuvimos como socialistas, mostrándonos en los medios masivos de comunicación, películas y hasta en pláticas de café, como personas raras, si no es que estúpidas, por no aceptar las imposiciones del capital. Este sistema neoliberal también eliminó, -es decir que asesinó -, a los más reacios disidentes, como fue el caso de los campesinos de Acteal, en 1997, que eran bases de apoyo zapatistas, los cuales siempre han propuesto una sociedad alternativa al modelo neoliberal. También, en 1980, en El Salvador, grupos paramilitares, entrenados por agentes de EU, mataron a Monseñor Oscar Arnulfo Romero, a 5 jesuitas y a tres monjas, porque se dedicaban a apoyar a pobres campesinos y obreros en contra de los terratenientes, hacendados, empresarios y en contra del mismo gobierno impuesto por la burguesía de aquel país.

Chomski menciona después que el neoliberalismo consolidó y formó organizaciones internacionales, manejadas por el capitalismo internacional. Estas organizaciones son el G-7, (Los 7 países más industrializados del mundo) la OTAN, (Organización del Tratado del Atlántico Norte) el FMI, (Fondo Monetario Internacional) el BM (Banco Mundial) y otras organizaciones dedicadas a imponer las políticas neoliberales a todos los países del orbe a través de presiones como no prestando dinero o prohibiendo a sus miembros que comercien libremente con el país que esos organismos deciden castigar. (Cf. Ibíd. pp. 63-64). El BM exigió, -principalmente a los países de Latinoamérica-, la imposición de un modelo educativo que fuera menos subsidiado y privatizado por los gobiernos, fundamentalmente el superior, con lo cual logró que se produjeran cientos de personas que estudiaron sólo la primaria, secundaria y en ocasiones hasta preparatoria, pero sin capacidad crítica, los cuales se convirtieron en obreros calificados para desempeñar ocupaciones mal pagadas como obreros de nivel bajo; mientras que los burgueses, nacionales y extranjeros, al lograr acceder a universidades privadas, se convirtieron en gerentes de las empresas o gobiernos latinoamericanos. (Cfr. pp. 80-81).  Esto ocurrió en el caso de Carlos Salinas de Gortari, el mayor impulsor de neoliberalismo en Latinoamérica, y que produjo la gran debacle económica mexicana de fines de 1994. Salinas de Gortari estudió posgrados en universidades de EU, donde aprendió a impulsar el neoliberalismo de la manera que fuera. El objetivo era producir obreros calificados enajenados y que no cuestionaban, por un lado, y por el otro, asegurar que los hijos de los burgueses ocuparan los puestos gerenciales y gobiernos. Los países que no adoptaban estos parámetros, eran castigados no prestándoles dinero o limitando el comercio con ellos por parte de los países miembros del BM. (Cfr. pp. 82-84).

Elevación de impuestos y declinación del salario.

El segundo paso del BM, del FMI y del G-7 fue el de elevar los impuestos, como ocurrió en México, en 1995, al elevar el IVA del 10% al 15% del valor de las mercancías, pero al mismo tiempo se le quitaban impuestos a la burguesía por medios legales o ilegales, eso no importaba. (Cfr. p. 86-87). Actualmente se está planteando elevar el IVA al 19%, o mantenerlo a 15% pero agregárselo a medicinas y alimentos. El impuesto pagado, por el pueblo, sirvió para construir infraestructura o impulsar telecomunicaciones que favorecieran a los capitalistas, como fue el caso de Carlos Slim, al cual Salinas de Gortari le vendió Teléfonos de México a una cuarta parte de su valor real, aprovechando las infraestructuras carreteras y de telecomunicaciones para que Slim se hiciera el hombre más rico del mundo. Se empezó a exigir a los obreros una mayor productividad y eficiencia, aprovechando que se había creado toda una generación de obreros con poca educación y sin capacidad crítica. Al obrero promedio se le exigen cursos de inglés, de computación, de resolución de problemas en grupo o de valores laborales y demás cuestiones, pero nada que le eleve su educación a la universidad o que le produzca capacidad crítica. (Cfr. pp. 90-91).

El mejor obrero es el enajenado.

El tercer paso fue quitar de los planes de estudio, -desde las escuelas elementales hasta la universidad-, las materias que motivaran las capacidades críticas, y reprimir o despedir a los profesores que enseñaran a pensar críticamente a los alumnos. Se quitaron de las currículas materias como filosofía, sociología y cursos de psicología, y se implementaron más clases de inglés, computación y valores. (Cfr. pp. 132-133). En México, Elba Esther Gordillo fue capaz de proponer que las escuelas rurales, -principales centros de educación crítica en México y escuelas que hacen superase a los campesinos-, se convirtieran en escuelas de turismo. Dieterich induce a pensar que todo esto ha producido un nuevo modelo bio-psico-social en los países donde se han implementado los planes educativos impulsados desde el BM, el FMI y el G-7, donde se le hace pensar a la población que la educación no es más que una mercancía, en la cual se invierte y que después le debe redituar. (Cfr. p. 142). Por lo tanto, se pondera una educación formal-informal, donde lo que importa es la eficiencia en el manejo de herramientas de aprendizaje y la transmisión eficiente de conocimientos, en detrimento de la producción de la capacidad crítica o analítica en el alumno. Al educando se le convence de que estudie sólo aquello que le redituará económicamente, si no es así, corre el riesgo de ser tildado de estúpido, y en casos graves, -se les dice literalmente-, que moriría de hambre por no encontrar empleo. Ese fue uno de los puntos por los cuales la Normal de Ayotzinapa se lanzó a la protesta, porque les querían imponer el estudio obligatorio del inglés, en detrimento de lenguas nativas, que servirían mucho más para enseñar a niños indígenas de sus comunidades.

El nuevo modelo bio-psico-social implica que los mismos educandos se vean a sí mismos como depositarios de mercancías, porque la educación es considerada como tal, y por lo tanto, el maestro y el estudiante no son más que una especie de computadoras con un software (programas computacionales) incrustado en ellos, y que deben renovarse constantemente para poder ser competitivos, o correr el riesgo de ser desechados por las empresas. (Cfr. pp. 142-143).

El modelo educativo neoliberal en EU.

William Ayers, profesor y  luchador por la educación pública y democrática de EU, denunció que el gobierno de EU promueve el modelo de enseñanza impuesto por Arne Duncan (secretario de educación de Obama), que pretende privatizar la administración de un recurso público y reducir la enseñanza a un examen estandarizado, -examen que se pretende imponer también en México-, y que reduce la educación a “algo que sólo se centra en un muy estrecho espectro cognitivo, en lugar de que sea una introducción robusta y amplia de los aspectos humanizantes de la cultura entera”, afirmó Ayer en la nota publicada en La Jornada por David Brooks, el 16 de diciembre del año pasado.

Ayers agregó también que, debido al modelo educativo que pondera la eficiencia por sobre la crítica y el análisis, en EU “el 50 por ciento de nuestros egresados de escuelas de pedagogía deja de enseñar después de cinco años”, porque en ese periodo dejan de ser eficientes para el mercado de la enseñanza, mercado financiado por “los poderosos, los Walton de Walmart, la Fundación de Bill Gates, que tienen el micrófono, y han logrado encuadrar el tema como de incompetencia de los profesores”. Esos reformistas tipo Gates desean, primero, destruir la voz colectiva de los profesores; segundo, imponer la administración privada de un recurso público, y tercero, definir el aprendizaje como una calificación en un examen estandarizado”.

En cambio, “Todos esos llamados ‘reformadores’ envían a sus hijos a escuelas que son muy diferentes a las que proponen para los hijos de otras personas. Nunca hay que confiar en un reformador que promueve para los hijos de otros lo que nunca permitiría para los suyos.” Señala que cuando Barack Obama y su esposa vivían en Chicago enviaron a sus hijas a la misma escuela de los hijos de Ayers: la famosa Chicago Laboratory School, donde las clases tenían un cupo máximo de 15 estudiantes, con profesores no sólo respetados, sino sindicalizados y bien remunerados, con aulas con abundante material didáctico. “Si es suficientemente bueno para las hijas de Obama y para los míos, ¿por qué no es esa la norma para los niños en el lado oeste (el más pobre) de Chicago? Ahí tenemos clases con hasta 40 estudiantes en segundo grado de primaria. Es atroz.” Este tipo de educación se ha impulsado desde el periodo de Reagan, pero sólo hasta ahora se ha implantado con éxito.

Capitalismo imperante.

En una segunda nota de David Brooks, publicada también en La Jornada el Jueves 3 de enero, se afirma que “la educación es ahora el segundo mercado más grande de Estados Unidos, valuado en 1.3 billones de dólares”. Según indican los inversionistas interesados en el sector educativo con fines de lucro (Capital Roundtable For-Profit Education Private Equity Conference). La cual indica que se están ampliando las oportunidades en el sector educativo orientado al lucro, gracias a iniciativas promovidas en el Congreso. Empresas como Pearson (la cual fue investigada por invitar a legisladores a viajar por el mundo justo antes de que tomaran decisiones sobre el otorgamiento de contratos para exámenes) y el Fondo de Becas McKay, creado por Jeb Bush, el hermano del presidente que promulgó las reformas educativas que tanto interesan al sector privado, han visto cientos de millones de dólares en negocios. Por otra parte, el economista Jeff Faux reporta que el multimillonario Rupert Murdoch, dueño de Fox News, el Wall Street Journal y el imperio NewsCorp, afirmó que “la industria de la educación” estadunidense representa una “oportunidad” de 500 mil millones de dólares para los inversionistas. Hace unos meses, la agencia Reuters reportó que las inversiones en el sector educativo con fines de lucro ya ascendieron desde 13 millones en 2005 a 389 millones en 2011.

El modelo copiado en México.

El domingo 23 de Diciembre, -como regalito de navidad para toda la nación-, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, manifestó que apoya la reforma educativa, según la nota publicada el 24 del mismo mes en La Jornada. Dijo que es fundamental transitar hacia las mejores prácticas del mundo, como crear el servicio profesional docente, las escuelas de tiempo completo, todo lo que tiene que ver con el sistema de gestión educativa.

Claudio X González Guajardo, ex vicepresidente corporativo de Televisa y actual presidente de la organización civil Mexicanos Primero, ha sido el principal crítico de la escuela pública en México, y, al través de su organización, ha impulsado y financiado campañas de desprestigio contra los profesores, principalmente de las escuelas primarias y secundarias. Todo esto con el fin de que se apruebe, como está ocurriendo en Estados Unidos, la privatización de la educación básica, con lo cual se lograría imponer los parámetros neoliberales capitalistas y llenarse de dinero sus bolsillos. González Guajardo ha impulsado también las pruebas enlace, para los alumnos de primaria y secundaria, y los exámenes de eficiencia para los profesores. Con estos exámenes no se miden las capacidades de los profesores ni de los alumnos, sino que se mide la eficiencia para transmitir conocimientos meramente informativos, que servirían después para crear obreros enajenados, como ya se mostró al inicio del presente artículo. González Guajardo fue el productor y distribuidor de la película “De panzazo”.

Qué bonita familia.

¿Quién es Claudio X González Guajardo? Es hijo de Claudio X. González Laporte, el cual es el actual presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios –que representa a 37 de las empresas más importantes de México. Es también cofundador, junto a Fernando Landeros Verdugo, de organizaciones como Teletón, Lazos, México Unido y Únete. González Laporte, -amigo íntimo de Salinas de Gortari-, hizo su fortuna, (como también fue el caso de Carlos Slim), a la sombra de los negocios turbios en el sexenio salinista. Padre e Hijo, tienen intereses en el grupo Televisa y Teléfonos de México. Participan de igual forma en el grupo minero México, dueño de la mina Pasta de Conchos, que dejó enterrados vivos a 65 mineros, negándose a rescatarlos tras una explosión de gas metano. González Laporte junto a Valentín Díez Morodo, son beneficiarios, hasta ahora, de la reprivatización de Banamex, del Fobaproa, y de la elusión fiscal realizada a la hora de venderla a Citigroup por medio de la Bolsa Mexicana de Valores, en el sexenio de Vicente Fox.

Es hora de unirnos, todos los grupos verdaderamente disidentes, en contra de la privatización de la educación, contra la reforma laboral, contra todos estos capos del dinero y de la política. El mundo entero está entrando en una espiral de destrucción impulsada por el sistema capitalista. Sólo un verdadero socialismo democrático ofrece solución a todos los problemas aquí planteados. Nos estamos jugando, literalmente, el futuro del Hombre libre y capaz de autodeterminarse en sociedades autogestivas.

El artículo 362 seguirá castigando la disidencia

La modificación al artículo 362 permite que los presos sigan el proceso en libertad, pero no pierde su carácter criminalizador de la protesta social.

 Tomado de  Desinformémonos

México. El artículo 362 del Código Penal del Distrito Federal fue modificado después de tres semanas de acciones para exigir su derogación, lo que permitirá que los detenidos el 1 de diciembre sigan su proceso penal fuera de prisión.

El artículo, que tipifica el delito de “ataques a la paz pública,” es en realidad “un señalamiento por terrorismo que el Distrito Federal utiliza para criminalizar a los disidentes”, señaló Karla Micheel Salas, de la Liga de Defensores 1 de diciembre.

Aprobado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en el DF, este apartado contemplaba de cinco a 30 años de prisión y suspensión de derechos políticos hasta por diez años para quien “mediante la utilización de sustancias tóxicas, por incendio, inundación o violencia extrema, realice actos en contra de las personas, las cosas o servicios públicos, que perturben la paz pública o menoscaben la autoridad del gobierno del Distrito Federal”.

López Obrador solamente cambió el término de “terrorismo” (que venía en la primera redacción de la propuesta) por el de “ataques a la paz”, pero permaneció la carga ideológica, “de corte fascista, porque es para criminalizar a los movimientos sociales y la protesta social”, señaló en días pasados el abogado Juan de Dios Hernández Monge, también defensor de los detenidos.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal indicó que el término de violencia extrema en el 362 es impreciso, ya que “permite que mediante su aplicación se llegue a sancionar a una persona sin que efectivamente se lesione el bien jurídico tutelado”. En este caso, es la autoridad judicial –y no la ley- la encargada de definir en qué consiste el delito.

Karla Micheel indicó que en el artículo “encontramos un tipo penal que contiene prácticamente los mismos elementos que el delito de terrorismo” que tiene el gobierno federal. “El acusar de ‘ataques a la paz pública’, es decir, de terrorismo, a las personas detenidas en una manifestación criminaliza la protesta social”, resaltó la abogada.

Familiares y amigos de los detenidos realizaron diversas acciones –como plantones y ayunos- para exigir la derogación del citado artículo. Aunque fracciones mayoritarias de la Asamblea Legislativa del DF se habían comprometido a votar por la derogación del artículo,  destacadamente de los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y Movimiento Ciudadano, finalmente todos los partidos se alinearon para solamente modificarlo.

¿Alimentos para comer o tirar?

Por Esther Vivas

Vivimos en un mundo de la abundancia. Hoy se produce más comida que en ningún otro período en la historia. La producción alimentaria se ha multiplicado por tres desde los años 60, mientras que la población mundial, desde entonces, tan sólo se ha duplicado. Hay comida de sobras. Pero 870 millones de personas en el planeta, según indica la FAO, pasan hambre y anualmente se desperdician en el mundo 1300 millones de toneladas de comida, un tercio del total que se produce. Alimentos para comer o tirar, esa es la cuestión.

En el Estado español, según el Banco de los Alimentos, se tiran cada año 9 millones de toneladas de comida en buen estado. En Europa esta cifra asciende a 89 millones, según un estudio de la Comisión Europea: 179 kilos por habitante y año. Un número que sería incluso muy superior si dicho informe incluyera, también, los residuos de alimentos de origen agrícola generados en el proceso de producción o los descartes de pescado arrojados al mar. En definitiva, se calcula que en Europa, a lo largo de toda la cadena agroalimentaria, del campo al hogar, se pierde hasta el 50% de los alimentos sanos y comestibles.

Despilfarro y derroche versus hambre y penuria. En el Estado español, una de cada cinco personas vive por debajo del umbral de la pobreza, el 21% de la población. Y según el Instituto Nacional de Estadística, se calculaba, en 2009, que más de un millón de personas tenían dificultades para comer lo mínimo necesario. A día de hoy, pendientes de cifras oficiales, la situación, sin lugar a dudas, es mucho peor. En la Unión Europea, son 79 millones las personas que no superan el umbral de la pobreza, un 15% de la población. Y de estos, 16 millones reciben ayuda alimentaria. La crisis convierte el malbaratamiento en un drama macabro, donde mientras millones de toneladas de comida son desperdiciadas anualmente, millones de personas no tienen qué comer.

Y, ¿cómo y dónde se tira tantísima comida? En el campo, cuando el precio cae por debajo de los costes de producción, al agricultor le resulta más barato dejar el alimento que recolectarlo, o cuando el producto no cumple los criterios de tamaño y aspecto dictados. En los mercados mayoristas y las centrales de compra, donde los alimentos tienen que pasar una especie de “certamen de belleza” respondiendo a los criterios establecidos, principalmente, por los supermercados. En la gran distribución (súpers, hipermercados…), que requieren de un alto número de productos para tener los estantes siempre llenos, aunque después caduquen y se tengan que tirar, donde se producen errores en la confección de pedidos, hay problemas de envasado y deterioro de los alimentos frescos. En otros puntos de venta al detalle, como mercados y tiendas, en los que se tira aquello que ya no se puede vender.

En restaurantes y bares, donde un 60% de los desperdicios son consecuencia de una mala previsión, el 30% se malbarata al preparar las comidas y el 10% responde a las sobras de los comensales, según un informe avalado por la Federación Española de Hostelería y Restauración. En casa, cuando los productos se estropean porque hemos comprado más de lo que necesitábamos, dejándonos llevar por ofertas de última hora y reclamos tipo 2×1, al no saber interpretar un etiquetaje confuso o por envases que no se adecuan a nuestras necesidades.

El desperdicio alimentario tiene causas y responsables diversos, pero, básicamente, responde a un problema estructural y de fondo: los alimentos se han convertido en mercancías de compra y venta y su función principal, alimentarnos, ha quedado en un muy segundo plano. De este modo, si la comida no cumple unos determinados criterios estéticos, no se considera rentable su distribución, se deteriora antes de tiempo… se desecha. El impacto de la globalización alimentaria al servicio de los intereses de la agroindustria y los supermercados, promoviendo un modelo de agricultura kilométrica, petrodependiente, deslocalizada, intensiva, que fomenta la pérdida de la agrodiversidad y del campesinado…, tiene una gran responsabilidad en ello. Poco importa que millones de personas pasen hambre. Lo fundamental es vender. Y si no lo puedes comprar, no cuentas.

Pero, ¿qué pasa si intentas recoger la comida que sobra? O bien te puedes encontrar con el contenedor cerrado bajo llave como ha hecho el consistorio de Girona, con los depósitos frente a los supermercados, alegando “alarma social” ante el hecho de que cada vez son más las personas que toman alimentos de la basura. O bien puedes enfrentarte a una multa de 750 euros si hurgas en los containers madrileños. Como si el hambre o la pobreza fuese una vergüenza o un delito, cuando lo vergonzoso y propio de delincuentes son las toneladas de comida que se tiran diariamente, fruto de los dictados del agrobusiness y los supermercados, y que cuentan con el beneplácito de las administraciones públicas.

Los supermercados nos dicen que donan comida a los bancos de alimentos, en un intento de lavarse la cara. Pero, según un estudio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, sólo un 20% lo hace. Y esto, además, no es la solución. Dar comida puede ser una respuesta de emergencia, una tirita o incluso un torniquete, en función de la herida, pero es imprescindible ir a la raíz del problema, a las causas del despilfarro, y cuestionar un modelo agroalimentario pensado no para alimentar a las personas sino para que unas pocas empresas ganen dinero.

Vivimos en el mundo de las paradojas: gente sin casa y casas sin gente, ricos más ricos y pobres más pobres, despilfarro versus hambre. Nos dicen que el mundo es así y que mala suerte. Nos presentan la realidad como inevitable. Pero no es verdad. Ya que a pesar de que el sistema y las políticas dicen ser neutrales no lo son. Tienen un sesgo ideológico y reaccionario claro: buscan el beneficio, o ahora la supervivencia, de unos pocos a costa de la gran mayoría. Así funciona el capitalismo, también en las cosas del comer.

Tomado de Viento Sur

Alice Nkom: una abogada contra la homofobia

Por Pablo Stefanoni

 La homosexualidad es un delito contra la humanidad. Para nosotros el debate está cerrado. Solo vine acá a decir que a partir de ahora pasamos a la acción represiva”. El programa de televisión termina a los gritos. De un lado está Sismondi Bidjocka, quien profiere las amenazas en vivo y en directo. Del otro, la abogada Alice Nkom, la principal defensora de las minorías sexuales en Camerún, un país dirigido desde hace tres décadas por el mismo presidente: Paul Biya, quien gobierna largas temporadas desde su residencia en Suiza. Y Bidjocka no se queda ahí: este periodista que se autotitula representante de la juventud camerunesa impulsa el “día de lucha contra la homosexualidad” –incluso lo propone como día internacional cada 21 de agosto– y no duda en invitar a los jóvenes a delatar a gays y lesbianas a la policía. En Camerún el código penal castiga las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo con entre seis meses y cinco años de cárcel, además de fuertes multas.

Alice Nkom vive en Duala, la capital económica y anglófona del país, pero viaja a Yaundé –la capital política francófona– más seguido de lo que quisiera, a defender a algún detenido por homosexualidad. “En 2003 creé la Asociación para la Defensa de los Derechos de los Homosexuales. Aunque es inconstitucional, el artículo 347 bis del código penal incluye penas de cárcel. A veces basta llevar un arito para ser detenido por la policía”, dice cubierta con un vestido y turbante amarillo fuerte que no la deja pasar desapercibida.

Las amenazas “represivas” de Bidjocka no se quedan en las palabras. En marzo pasado su grupo interrumpió violentamente en un taller sobre los derechos de los homosexuales organizado en Yaundé y los defensores de gays y lesbianas creen que son ellos quienes les mandan mensajes de muerte desde teléfonos celulares. Nkom los colecciona. Bidjocka tiene una lógica de hierro: hay que evitar de cualquier modo que se abra el debate, “porque cuando hay debate se termina en algún consenso y para nosotros no hay ninguna negociación posible con la homosexualidad. Gracias a nuestra movilización hicimos recular a los partidarios de la legalización”.

Para Nkom solo se trata de que se aplique el preámbulo de la Constitución del país centroafricano, que incluye la Declaración Internacional de los Derechos Humanos. Pero las cosas son más complicadas. A fines de 2011 dos jóvenes de unos veinte años fueron condenados a cinco años de cárcel acusados de mantener relaciones sexuales en un auto. Los argumentos no son originales: la homosexualidad es ajena a las costumbres camerunesas, es pura excrecencia del mundo occidental. “Sociológica, jurídica y antropológicamente, los cameruneses somos muy homófobos, no queremos a los homosexuales y punto, Madame Nkom”, continuaba Bidjocka en su “último debate”. Los derechos humanos, dice, también son un invento occidental ajeno a la cultura local.

Uno de los condenados es Jean-Claude Roger Mbédé. El joven camerunés fue detenido el año pasado por un mensaje de texto “gay” y condenado por homosexualidad e “intento de homosexualidad” luego de ser denunciado por quien se iba a dar cita con él, justamente pactada con ese mensaje. Cumplió condena en la Prisión Central de Kondengui antes de ser provisionalmente liberado .Pero el 17 de diciembre pasado una corte de apelaciones ratificó la condena.

En un reportaje de la televisión francesa un joven gay de Yaundé contaba que fue víctima de un “rastreador” en Internet que se hace pasar por gay y luego de concertar una cita se aparece con la policía. “Tengo miedo y me pregunto si volveré a tener el coraje de acercarse a alguien que me gusta… Es difícil ser gay en Camerún, hay que llevar una armadura para parecer alguien que no soy. Me gustaría hablar sin susurros”, decía Fredy, de 23 años. Pese a todo, el espacio político-intelectual La Grande Palabre logró realizar en octubre pasado un debate sobre la homosexualidad, con académicos y activistas. Los mensajes amenazantes no dejaron de llegar al teléfono de Jean-Bosco, el animador de ese espacio de discusión pública; la palabre en Africa es una especie de reunión de discusión pública. Incluso en ese espacio hubo animosidad contra la intervención de Nkom.

La crispación anti-gay alcanzó un punto máximo en 2006 y se mezcló con ajustes de cuentas al interior de la elite camerunesa. Ese año tres diarios publicaron listas y fotos de políticos, hombres de negocios y músicos supuestamente homosexuales. Nkom recuerda que se vendieron tantos ejemplares que los canillitas [vendedores callejeros de periódicos] terminaron por ofrecer fotocopias. No es raro entonces que las organizaciones LGBT se presenten como asociaciones de lucha contra el sida, lo que también forma parte de sus preocupaciones en un continente afectado por ese flagelo.

Nkom cree que el reloj biológico en algún momento logrará lo que la oposición no pudo frente a un Biya de casi 80 años. “Hay un ambiente malsano de fin de reino. Pero los partidos opositores que se dicen socialdemócratas tienen las mismas posiciones homofóbicas”. Mientras, Bidjocka repite en cada micrófono que le ponen delante –con una implícita protección estatal– que la “civilización africana” debe imponerse a la decadencia de occidente.

 Tomado de Viento Sur

BOLETÍN DE PRENSA COORDINADORA 1º DE DICIEMBRE

 

Enero 3 del 2013.

 

Ante los hechos represivos del 1 de diciembre, que iniciaron al violentarse los derechos a la libre manifestación y expresión de ideas, pese a padecer desde entonces, una continua campaña mediática de linchamiento, justificando las detenciones arbitrarias y la suspensión de facto de las garantías constitucionales; después de múltiples movilizaciones y el establecimiento de 3 plantones en los penales de Santa Martha Acatitla, en el Reclusorio Norte y uno más en el Zócalo capitalino,  y de haber sumado cientos de pronunciamientos en las redes sociales, y movilizado a importantes expresiones de la sociedad que se manifestó contra la imposición de Enrique Peña Nieto, y al haber iniciado un ayuno y huelga de hambre de presos, familiares y ciudadanos, que junto con el trabajo jurídico de la Liga de Abogados 1° de diciembre, lograron que se  abrieran los espacios para reclamar y obtener la excarcelación de los 14 presos políticos del gobierno del DF, una triunfo sin precedentes conseguido por la sociedad civil organizada.

Hoy a poco más de un mes de los sucesos, queremos reiterar que la violencia desatada el 1 de diciembre es resultado de las políticas que responden a los intereses de los grupos oligarcas nacionales y extranjeros, que con los poderes fácticos utilizaron las fuerzas  del  Estado tanto locales como federales para acallar el descontento y repudio popular ante la usurpación de Enrique Peña Nieto.

Los presos políticos del 1° de diciembre siguen siendo rehenes del Estado, con la complicidad de todos los partidos políticos, así se pretende chantajear a las organizaciones políticas y sociales que manifiestan su repudio a la imposición.  De manera similar, la conducta del gobierno perredista del DF hace ver que ha llegado a acuerdos con Peña Nieto, que traicionan la voluntad popular al realizar el trabajo sucio del usurpador,  desatando la represión y el linchamiento indiscriminados contra la movilización del 1° de diciembre.

Con la modificación al Art. 362, el Gobierno del DF, la Asamblea Legislativa y el Poder Judicial capitalino, buscan pagar los más bajos costos políticos, preservando un delito que NO describe conductas específicas y claras, pues no hay definición legal de lo que se entiende por paz pública, por lo que se alienta su aplicación discrecional, a modo para ser empleado políticamente, ahora con penas menores pero con la ampliación de su cobertura, es decir de su empleo faccioso para inhibir la protesta social.

Seguimos enfrentado los ataques constantes de la mayoría de los medios informativos, los cuales presentan a la opinión pública una imagen distorsionada de la lucha social que mantenemos. Satanizan cualquier manifestación de ideas contrarias al gobierno actual o a los grupos de poder.;  Por lo cual ha resultado de gran importancia la cobertura por los medios alternativos de difusión.

Ahora con la pretensión  de E. Peña Nieto de imponer un solo código penal en el país, con la exigencia, no negociable de conseguir la libertad, definitiva e incondicional de los 14 compañer@s liberados, así como con el inicio a la presentación de demandas para el castigo a los responsables intelectuales y materiales de la represión, se abre una nueva etapa en la defensa irrestricta de los derechos ganados por el pueblo a lo largo de dos siglos de lucha social.

Esta lucha la continuamos deslindándonos de cualquier partido político que quiera hacer ver los logros de esta etapa como logros suyos, esta represión ha mostrado la caducidad e ineficiencia de todos  los partidos políticos para responder a los reclamos de sectores importantes de la población.

Estamos convencidos de que, para alcanzar la solución satisfactoria a las demandas planteadas por la Coordinadora 1° de Diciembre se requiere articular al mayor número posible de organizaciones políticas, estudiantiles, sindicales, barriales, indígenas, ciudadanas y todos aquellos luchadores sociales que estén dispuestos a frenar la represión, detener la criminalización de la protesta  social y conseguir el castigo a los abusos del régimen, con todos ellos exigiremos:

 

  • Desistimiento de los cargos por parte del GDF.
  • Libertad definitiva, inmediata e incondicional de los detenidos el 1° de diciembre.

Obed Palagot Echeverría, Rita Emilia Neri Moctezuma, Daniel García Vázquez, Stylianos García Vackimes, César Llaguno Romero, Bryan Reyes Rodríguez, Eduardo Daniel Columna, Sandino Jaramillo Rojas, Osvaldo Rigel Barrueta Herrera, Enrique Rojas Rosales, Roberto Duarte García, Jorge Dionisio Barrera Jiménez, Alejandro Lugo Morán y Carlos Miguel Ángel García Rojas.

●     Derogación del Art. 362 del Código Penal del DF, que criminaliza la protesta social.

  • Rechazo al establecimiento de un solo Código Penal de carácter federal que busque eliminar derechos constitucionales a la libertad de expresión, organización, reunión.

●     Castigo a los elementos de la fuerza pública y mandos del Gobierno del DF, Estatal y Federal responsables intelectuales y materiales, de detenciones, vejaciones y torturas.

●     Reparación de daños y perjuicios a todas las víctimas del 1° de Diciembre, como en los casos de Uriel Polo Guzmán, Juan Uriel Sandoval Díaz, Juan Francisco Kuykendall y decenas de mexicanos agredidos en San Lázaro y en el Centro de la Ciudad.

●     Proscripción de los proyectiles balas de goma en territorio nacional.

●     Desaparición de cuerpos para-policiacos y de policías de civil sin identificación oficial que realizaron detenciones, agresiones y provocaciones durante los disturbios del 1° de diciembre pasado.

 

Convocamos a las siguientes Acciones:

 

- Asamblea Popular en el “Plantón” de Santa Martha Acatitla, el 5 de enero del 2013 a las 10:00 horas.
- Movilización el 10 de enero del 2013 a las 16:00 horas, partiendo del  Monumento a la Revolución a la Asamblea Legislativa del D.F. continuando al Gobierno del D.F. y que concluirá en Palacio Nacional.
- Acopio de elementos para iniciar la denuncia de daños producto de la represión del 1° de diciembre tanto en San Lázaro como en las calles del Centro de la Ciudad, para lo cual ofrecemos asesoría poniendo a la disposición de la ciudadanía los siguientes medios de contacto:

 

Correo electrónico: coordinadora.1dmx@gmail.com

 

Twitter:  @Coordinadora1DMX

 

Facebook: Coordinadora General 1 Diciembre

 

Por la unidad de todas las luchas

Presos políticos libertad

Reprimir es un delito, Protestar es un Derecho

Coordinadora 1º de diciembre

Tejiendo Resistencia por la Defensa de Nuestros Territorios

Del 17-20 de enero 2013
Capulálpam de Méndez, Oaxaca, México

Objectivo General:
Analizar las consecuencias del la minería en los territorios de Mesoamérica para generar alternativas de defensa y organización desde los pueplos.


Lineas de trabajo:
1. Contexto sobre la situación minera en Mesoamérica 2. Derechos de los Pueblos Indígenas y Minería 3. Estratégias de Defensa 4. Alernativas desde los pueblos para el Buen Vivir


Mayores Informes: Comisariado de Bienes Comunales de Capulálpam de Méndez
Tel.: 019515392040
Correro: cbcapulalpam@yahoo.com.mx Página web: www.capulalpam.mx
Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios Tel. 019515136023 Página web: wwwendefensadelosterritorios

http://www.surcooaxaca.org/es/event/encuentro-de-pueblos-de-mesoamerica-si-la-vida-no-la-mineria